Mi nombre es Adriana y desde hace 2 años que vivo en Horsens, Dinamarca. Soy graduada en Derecho por la Universidad de Lleida, pero al terminar el grado en el año 2015 decidí irme.

Ahora después de 2 años, estoy volviendo a estudiar una carrera, esta vez Marketing y tengo la suerte de poder estar trabajando en este sector, gracias a Trendhim, donde trabajo en el departamento de Marketing, con 25 estudiantes más de 19 nacionalidades diferentes.

Es difícil plantearte volver cuando has tenido que irte fuera para que confiaran en ti, y el miedo de irte se convirtió en el miedo a volver. Soy independiente económicamente desde que me fui y profesionalmente estoy creciendo hacia el ámbito que me interesa. Las oportunidades laborales son más elevadas de las que hay en nuestro país y las condiciones son insuperables.

Me entristece pensar que será difícil volver y poder seguir manteniendo la calidad de vida que tengo hoy, pero añoro la tierra, las tradiciones y la cultura, sobre todo a la familia.

Cuando estás fuera y las cosas te van bien la gente no para de comentarte la suerte que tienes pero se olvidan de las cosas que también pierdes. El primer aniversario de la pequeña de la familia, el aniversario de bodas de los padres, un café con tu hermana o caminar por las calles llenas de tenderetes con libros y rosas.

En las comidas familiares ya no sabrás la mitad de los temas que se hablan, porque estás desfasado o buscarás la frutería que cerraron hace 8 meses.

Todo tiene su precio, y se debe poner todo en una balanza. Esta es la que indicará hasta cuando.

Adriana Vazquez

0 Comentarios

Publicidad