Cartas al Director · 24 de Abril de 2017. 09:38h.

Esos desconocidos señores escritores

Señores escritores de pacotilla, ya finalizó el día de Sant Jordi; pueden volver a guardar sus libros en el desván, que el año que viene Dios dirá.

A usted, don escritor le digo, que con el dinero ganado hoy por su libro, puede ir a tomarse un par de cañas, y con suerte hasta le llega para una tapa. No padezca por no haber vendido más que un par de su libro de esa editorial que no conoce ni Dios. Porque usted no se conformó con escribir un libro, sino que nos quiso maltratar, publicándolo. Y cómo no, las sanguijuelas de las editoriales "levanta egos y escurre bolsillos" estaban al acecho para concederle su deseo (ya tenía un hijo y plantó un pino, con o sin segundas). Y es que le hacía tanta ilusión firmar hoy su libro; alardear de que estaría en una parada de la Rambla de Barcelona -no sin parar de babear sobre su sobado libro-…

Tanta promoción le dio a su manuscrito en las redes sociales, que sus conocidos ya lo daban por leído. Así que sus cuatro amigos: el uno, el dos, el tres y el cuatro, le compraron su maldito libro. Y al llegar a casa lo dejaron en la estantería, apoyado por la figura que les regaló la suegra, concretamente en el rincón de futuros posibles “wallapops”. Pero aun sabiéndolo y, aunque ni se acuerde del desenlace de su narración, y aunque ni se haya preocupado de que falte o no algún acento, ni de que el contenido sea o no de calidad, todo eso a usted le importa un rábano, pues usted se hace llaman Señor Escritor.

 MartinaH

0 Comentarios

Publicidad