Acabo de leer el artículo del periodista Xavier Rius, "Maldita Revoluciones", en el que dice, que no le gustan, y que la mayoría terminan fosilizando y que la revolución catalana podría acabar rematadamente mal.

Ahora estoy pensando, no en la nación, estoy pensando en la evasión fiscal, en la corrupción y en la desigualdad, y creo que si las revoluciones no nos llevan al lugar adecuado, no es por culpa de los que se identifican con la humanidad y luchan por la dignidad humana. No es por culpa de los buenos revolucionarios. Es por culpa de los que sin serlo, participan. Me refiero: "A los que por proximidad, o interés económico se apuntan. A los fanáticos, que sin que los mueva el deseo de justicia, buscan una causa para dedicarse a ella. A los rebeldes, que deciden practicar la desobediencia por resentimiento o por insolidaridad ". Me refiero a ellos !.

El proceso independentista, algunos lo califican de revolucionario y algunos de populista. Si lo consideramos una revolución, podemos decir que si acaba rematadamente mal, es por las razones apuntadas anteriormente. Y si lo consideramos un proceso populista podemos decir que si acaba rematadamente mal, es que los populismos, por el pueblo, nunca terminan bien.

0 Comentarios

Publicidad