Diario de campaña · 13 de Noviembre de 2017. 18:42h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Sin efecto Borrell

OPERACIÓN ESPADALER. - La precampaña ha empezado con una decepción personal: Ramon Espadaler. Ramon y yo nos conocemos desde hace casi 20 años. Desde que era titular de Medio Ambiente (2001-2003). Era consejero cuando se escapó el mercurio del embalse de Flix. Aquellas fiestas de Navidad de 2002 incluso llegó a la red de agua potable de Tarragona. Pensaba que éramos amigos. Incluso le invité a la última fiesta del e-notícies como muestra la foto inferior. Quizás porque ya no estaba en política. O al menos en primera fila. Me enteré por la prensa que fichaba por el PSC. Lo que me duele es que no me lo dijera antes. Incluso que no me lo dijera con el compromiso de no decir nada o de esperar a decirlo. Señal que aún me veía como un periodista en vez de como un amigo. En el fondo, todos los políticos quieren lo mismo: salir en los diarios. A ser posible salir bien. Además, parece que no puedan vivir de otro cosa que de la política.

PLANTE A MEJÍAS. - Ramon se ha puesto, un poco, al mismo nivel que Carina Mejías, ahora concejala en Barcelona. Con Carina también tenía buena relación más allá de las ideas políticas. Desde su época de diputada del PPC. Era solvente a la hora de suministrar datos. Mucho tiempo después de que cambiara el Parlament por el Ayuntamiento, ahora ya con Ciudadanos, le dije de ir a comer un día para recordar los viejos tiempos. Y eso que procuro comer poco con políticos. Apareció con la jefa de prensa. Como si fuera una comida de trabajo en vez de un almuerzo entre dos amigos. La dejé plantada en las escaleras del edificio Novísimo del Ayuntamiento. Lo siento porque la jefa de prensa no tenía la culpa. Le pido disculpas desde aquí.

SIN EFECTO BORRELL. - Sin embargo, el fichaje de Ramon Espadaler por el PSC parece -relativamente- una buena operación mediática. Aunque no sé qué rentabilidad electoral tendrá. Sospecho que hubiera tenido más gancho Josep Borrell. Yo lo vi en la manifestación unionista del pasado 8 de octubre en Barcelona y había codazos para saludarlo. Tampoco sé qué relación personal tienen Iceta y Borrell. Ni si el ex ministro hubiera aceptado ir de dos. Pero de cabeza de lista hubiera restado votos a Arrimadas y Albiol. Seguro.

espadaler2.jpg

 

LA CRISI APLAZADA DEL PDECAT. - Debe ser muy triste proponer una lista unitaria desde Bruselas y que no te haga caso ni Esquerra ni la CUP. Es lo que dijo aquel camionero entrevistado por TV3 el día de la huelga: "¿Cómo que el capitán del barco está en Bélgica y los marineros salvando la nave?". Convergència ha ido retrasando su crisis: Junts pel Sí ya fue un invento de Mas para camuflar un descenso electoral. Si hubiera perdido ante Junqueras en las elecciones de 2015 se hubiera tenido que ir a casa como Montilla en 2010. Pero me temo que, tarde o temprano, estallará la crisis del PDECAT. Y cuando lo haga será más fuerte que todas las anteriores. Han conseguido ocultar las sucesivas crisis.

LOS FRENTES DE ALBIOL. - Albiol hace unas declaraciones en Gimenells en la que propone un frente constitucionalista. Javier Arenas también lo dijo días atrás. Me parece un grave error. Lo último que necesita este país es más frentes. Ya estamos bastante enfrentados.

TRASVASE DEL PSC AL PP. - El alcalde de Gimenells, Dante Pérez, tiene una entrevista. Es la prueba fehaciente que la frontera ideológica entre derecha e izquierda se ha difuminado. También de cómo ha cambiado el mapa político en Catalunya. Ahora es más permeable. Meses atrás era impensable. Socialistas y populares eran enemigos irreconciliables. Comenzó Ferran Mascarell, que pasó de consejero de Cultura con el tripartito a consejero de Cultura con CiU.

EL MITO DE LA PARTICIPACIÓN. - Todos los diarios abren hoy con la rotura del pacto en el Ayuntamiento de Barcelona. Yo no supe entender las ventajas del pacto si tampoco llegaban a la mayoría absoluta. Tampoco entiendo la rotura si no es para aclarar la pista de aterrizaje de cara a un futuro acuerdo con ERC en el Parlament. Lo que ya se denomina un nuevo tripartito. Lo que me parece increíble es que lo hayan decidido sólo unas 2.000 personas. Tanto hablar de participación y, en la consulta, votaron en total 3.800 afiliados de Barcelona en Comú. El 40% del censo. La participación es uno de los mitos de la izquierda./
Xavier Rius. Lunes, 13 de Septiembre del 2017

 

Sígueme en:

e-notícies

Web personal

Twitter

Facebook

1 Comentarios

Publicidad
#1 Xavier G. , Terrassa , 15/11/2017 - 00:10

Xavier,
No t'enfadis amb el Ramon, segurament haurà alguna raó.

Has parlat amb ell?

I si, en Borrell tira molt, és una llàstima no sigui candidat.

Ànims, el temps t'està donat molta raó. Sort tu que pots tirar d'emeroteca.

Cuidat.