La Puntita · 11 de Julio de 2017. 14:17h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Dejen a Trump gobernar

El domingo a primera hora me dio un susto con el último titular del New York Times: “Trump’s son Met With Russian Layer After Being Promised Damaging Information on Clinton”. Ni que decir que la prensa española se apuntó al galope al día siguiente.

El día antes, en TV3, la televisión pública catalana, ya dedicaron dos minutos y medio de su Telenotícies a comparar a Trump con Nixon. Incluso la corresponsal en Estados Unidos, Raquel Sans, grabó la crónica delante del edificio Watergate. Luego explicaba el proceso legal del Impeachment. Empieza en la Cámara de Representantes y precisa dos tercios del Senado. Creo que se van a quedar con las ganas.

Luego entrevistaban a un tío, Allan J. Lichtman, que ya ha publicado un libro sobre eso, The Case for Impeachment, y que lo que quiere legítimamente es vender libros. Tambén que empuren al presidente. Le da igual el motivo: la trama rusa, conflicto de intereses o -en su opinión- sus mentiras.

Por favor, dejen a Donald Trump gobernar y, si lo hace mal, que lo echen los electores en las próximas presidenciales en caso de que opte a la reelección. Pero dejen de buscar tres pies al gato.

Bueno sí, el hijo de Trump se reunió con una abogada rusa a ver si tenía información sobre Clinton. ¿Y qué? Cualquiera que haya visto House of Cards o Billions -Friends o The Big Bang Theory son otra cosa- sabe que en la política norteamericana no es oro todo lo que reluce. Incluso tienen regulados los lobbies y grupos de presión.

Pero si Hillary Clinton hizo lo mismo con Trump: durante la campaña buscaron un sinfín de mujeres presuntamente acosadas por el entonces candidato republicano. ¡Algunas de los años 90! ¿Por qué no lo denunciaron antes? Me ahorro otros episodios como el padre de un soldado muerto en Afganistán en la convención demócarta -eso fue un golpe bajo- o el vídeo del bus, que también era de hace años.

Vamos a ver, ¿alguien se cree lo de la trama rusa? ¿De verdad los rusos tienen capacidad para influir en el voto de 60 millones de norteamerianos?. O lo que es peor: ¿de manipular el sistema informático de la primera potencia tecnológica del mundo? El país que ha visto nacer Microsoft, Apple, Facebook, Twitter o Amazon. Mucho criticar a Donald Trump pero de las primeras cosas que hizo fue bombardear Siria en contra del criterio de Rusia. Y Bashar al-Asad que no se ande con chiquitas.

El problema es que todavía no han perdonado que ganara. Y que ganara contra pronóstico: contra el establishment, contra el New York Times, contra los medios, contra las estrellas de Hollywood -vaya papelón el de Meryl Streep-, contra Silicon Valley e incluso contra su propio partido. ¿Y qué está haciendo ahora? Pues precisamente lo que dijo que haría. Esto tampoco se lo perdonan.

Por mí que lo de los medios de comunicación con Trump es también un ataque de cuernos. Hace un tuit y lo leen millones de persones. No necesita el Time o la CNN para llegar a la opinión pública. Eso jode mucho. Además se ha terminado el compadreo. Sobre todo de la prensa progre con el poder. Bren Bradlee, el director del Washington Post, había sido vecino de Kennedy. Y el presidente le filtraba las noticias. Luego habría una investigación a ver quién había sido la fuente. Lo cuenta el periodista en sus memorias.

En cambio, Trump va por libre. Tiene criterio propio.

3 Comentarios

Publicidad
#2 Dominica , Bcn, 12/07/2017 - 16:00

Trump es mucho Trump.
Un lider en positivo.
Los listillos estan todo el dia quejandose y pillando.

#1 el talp venjador, Bcn, 12/07/2017 - 08:37

el mateix fill de Trump acaba de reconèixer que va rebre els e-mails de Rússia,relatius a la candidatura de Clinton, i que sabia que venien del govern rús. Em sembla que aquests cop ha relliscat sr. Rius

#1.1 pepe.----, andorra, 12/07/2017 - 12:20

Yo no me creo nada de lo q digan los pijoprogres yankis, pq hasta cuando dicen la verdad mienten como bellacos. Me parece mucho peor recibir dinero de Arabia Saudi o de una fundacion noruega q el haber usado unos correos electronicos, como si no tuviera derecho a hacerlo si fuese cierto. ¿O solo pueden jugar a eso los del establishment?