La Puntita · 7 de Noviembre de 2017. 10:56h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

No son presos políticos

El independentismo ha hecho el negocio de las cabras. Ha pasado de proclamar la independencia a pedir la libertad de los "presos políticos". En una semana nos hemos quedado sin República, sin Estatuto, sin Govern y sin Parlament.

Ahora volverá a concurrir a unas elecciones. Autonómicas, por supuesto. Aunque esto no lo dicen públicamente. Y el principal objetivo del 21-D será la libertad de los consejeros encarcelados. Para semejante viaje no hacían falta estas alforjas

Curiosamente, los mismos que criticaban la politización de la justicia piden también a Rajoy que interceda por los presos. No es que lo pidan, ¡es que lo exigen! La separación de poderes nos la pasamos por el forro.

Empezó Ada Colau, que el pasado jueves exigió al Gobierno español hacer "los pasos necesarios" e instó a "la puesta en libertad" del vicepresidente Junqueras y todos los demás. Incluidos los dos Jordis.

Quizás a la alcaldesa de Barcelona se le puede perdonar. Después de todo llegó al cargo un poco sin oficio ni beneficio. Pero Marta Rovira es abogada y también exigió la libertad de todos ellos. En el consejo nacional de su partido, la secretaria general ha manifestado que "exigimos su libertad". Al parecer los que no lo exigen no son demócratas.

Incluso Artur Mas ha propuesto en una entrevista en un programa de TV3 -que de manera tan neutral presenta Ricard Ustrell- que uno de los objetivos de las próximas elecciones tiene que ser "la liberación de todas las personas que están en prisión". También que "las que están fuera puedan volver con todas las garantías" en alusión a Puigdemont y el resto de consejeros refugiados en Bruselas.

Cuando el director de la revista Interviú, Alberto Pozas, le preguntó "cómo piensan cumplir esta promesa electoral", el ex presidente tuvo que reconocer que "no está a nuestro alcance". En efecto, los indultos se hacen siempre con sentencia firme, no con presos preventivos.

Otro detalle importante de la intervención del líder del PDECAT es que apenas habló de independencia. Manifestó que uno de los lemas de las elecciones debería ser "somos una nación, nosotros decidimos". Lo mismo, por cierto, de la manifestación por el derecho a decidir del 2007. Estamos donde estábamos hace diez años. Peor.

Me sabe muy mal porque conozco todos los miembros del Govern salvo Meritxell Serret y Lluís Puig. A algunos desde hace más de veinte años. Incluso he tenido relación personal. Pero no son unos presos políticos. Los presos políticos son propios de las dictaduras. Y, nos guste o no, España es una democracia. En caso contario no formaría parte de la UE, de la OTAN, de la UEFA o incluso de Eurovisión.

Sin duda es una medida exagerada, desproporcionada e injusta. Pero la jueza, en su resolución de casi veinte páginas, recuerda repetidamente las decisiones del Tribunal Constiucional y que "pese a ello, el Govern de la Generalitat continuó impulsando las medidas necesarias".

Por otra parte, aquí hemos recordado siempre la politización del TC -un militante del PP llegó a presidente-, pero a menudo hemos olvidado que tuvimos un ex secretario general de Esquerra y dos ex asesores parlamentarios -uno de CiU y otro del PPC- en el Consejo de Garantías Estatutarias.

El de CiU, por cierto, fue uno de los que también advirtió a la Mesa del Parlamento que hay cosas que no se pueden hacer. El dictamen de esta organismo, ciertamente, fue por unanimidad. Y eso que lo propuso el propio Artur Mas para el cargo.

3 Comentarios

Publicidad
#2 Juan Carlos Rovira, Bcn, 07/11/2017 - 21:39

Estamos viviendo unos tiempos donde se miente sin ningún pudor, estamos viendo cada día como unos dirigentes políticos se apresuran en hablar a partir de una ilusión deseada no de una realidad objetiva. Es absurda la posición que toman los independentistas negando la verdad y empecinándose en crear otra que de sentido a sus prédicas.

#1 Rodejet, Barcelona, 07/11/2017 - 18:14

Tenia algun dubte, després d'haver-lo llegit amic Rius, no en tinc cap. Són els únics présos polítics de la Unió Europea, una nova vergonya més del govern colpista espanyol.

#1.1 Antonio, Bcn, 08/11/2017 - 15:27

Que síiiiiiii... y las empresas no se irán de Catalunya