La Puntita · 11 de Agosto de 2017. 08:08h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Puigdemont i la sirenita

Dicen los chicos de la prensa que el president Carles Puigdemont está preparando un viajecito a Dinamarca. A nadie se le escapa la ‘oportunidad’ del mismo. Eso sí, todos intuimos cómo será narrado por los escribas a sueldo del procesismo, y cómo será retransmitido, con todo lujo de detalles por TV3. Final de agosto es una buena época para ocupar espacio comunicativo y más si, treinta días después, está prevista una nueva edición del 9N. Dinamarca es el lugar ideal para arrancarse la espinita de los continuos fracasos cosechados por la Generalitat en política exterior. Dinamarca es el lugar idóneo para escuchar cantos de sirena sin necesidad de amarrar a nadie al palo mayor de la nave. Ella, la sirenita, es pequeña, de bronce y mira al mar…

¡Ah Dinamarca! País de vikingos que dejaron una huella indeleble a lo largo de los mares de Europa con sus drakkars. ¡Oh Dinarmarca! País de la cerveza Carlsberg y del queso Danablu que tanto gusta a los correligionarios de Artur Mas y Puigdemont. Un servidor de ustedes no va a preguntar cuáles son las razones institucionales de este “oportuno” viaje, ni sus similitudes con las visitas a Jimy Carter o las estancias en Harward de los prohombres de la patria. Tampoco quién paga todas las juergas exteriores de la Generalitat. ¿Para qué? Ya se sabe que van a cargo del contribuyente. Para resolver estas cuestiones supongo que ya están los diputados de la oposición y la prensa libre. Sin embargo sospecho que, tras otear el horizonte político europeo, a los miembros del gobierno les apeteció aprovechar un indocumentado artículo publicado en la prensa danesa en el que se afirmaba, sin rubor, que Cataluña aguanta “ochocientos años de amargura y lucha para ser independiente de su vecino español”. El articulista del Politiken seguramente ignora que aquí llevamos más de ochenta meses de amargo tostón procesionista... Ya saben, las ocasiones las pintan calvas y las pocas que surgen conviene aprovecharlas, no vayamos a desperdiciar las cualidades diplomáticas de la hermanísima -Francesca Guardiola- que ejerce de representante de la Generalitat en Copenhague. Para el 1-O todo vale.

Ante tanto frenesí viajero y patriótico me gustaría que antes de partir, Puigdemont, tuviera en cuenta un consejo y una consideración: cuidado con el típico guiso danés a base de cerdo, huevos y cebolla, llamado Frikadeller. Hay mucho huevo contaminado por pesticida en Dinamarca. En puertas de un choque de Ibertrenes un president intoxicado, o en baja forma, no mola. Rajoy ya no padece lumbalgia y templa gaitas.

Y ahora la consideración: Cerquita, en el parque de Europa de Torrejón de Ardoz, hay una reproducción exacta de la sirenita danesa. Vale la pena visitarla, aunque mire al río y este lejos el mar.

5 Comentarios

#5 Andreu, Mataro, 14/08/2017 - 08:24

Definitivament com deia Shakespeare something smells rotten in Denmark. Quelcom fa olor de podrit å Dinamarca.
Quina vergonya tot plegat.

#4 lepero, barcelona, 12/08/2017 - 16:55

Que invite al viaje al nacionalizado danés Lupiáñez.

#3 Carlos Gomez, un saludo del sebolla, 11/08/2017 - 19:10

Que hi ha a Copenhague alguna altra Fira de Jardineria per visitar ?

#2 dolors, Barcelona, 11/08/2017 - 11:27

Nos espera un mes de propaganda que va a ser insoportable....Esta gente no tiene ni medida ni vergüenza. Luego quieren provocar elecciones ara seguir igual: procesando del bote.

#1 Teniente Dimitri, BCN, 11/08/2017 - 09:12

No será que va ser él quiçén inauguré la campaña danesa de abraza a un yihadista. JUA,JUA, JUA