Publicidad
Cartas al Director · 30 de Abril de 2021. 13:28h.

Agresión a docentes

David Rabadà i Vives

Hace años que la agresión a docentes no es tema aislado y secundario. Ahora el caso del Instituto de Vidreres a Girona lo ha ratificado. El resumen es que las agresiones a docentes se denuncian muy pocas veces por diferentes causas. El pasado jueves 29 de abril un alumno de quince años clavó una cuchillada en el cuello de una profesora. Este desastre, que para muchos parecía más un hecho de otras naciones, es la punta del iceberg de un contexto que hace tiempo que lleva cola.

Muchas agresiones a docentes no son denunciadas o difundidas por dos causas. La primera es el miedo de muchos profesores a tener problemas posteriores si lo hacen. Y la segunda algunas direcciones de centros que no quieren que esta mala imagen llegue a la palestra pública. El alumno, detenido, y al ser menor de edad, tendrá que permanecer nuevamente escolarizado. Hace años que muchos profesores llevamos denunciando esta situación, más ahora que la Ley Celaà, laxa en temas disciplinarios, puede favorecer la aparición de alumnos agresores.

Hay que añadir el trasfondo de las diferentes reformas educativas que lleva este país, que tampoco han encarado con conocimiento de causa este hecho. Solo recordar el asesinato del profesor Abel Martínez hace pocos años. Sería bueno que se abra un debate profundo y con datos contrastados al respeto. En este espacio de reflexión mejor que no intervengan los llamados expertos educativos que nunca han pisado el aula. Antes al contrario, hace falta que intervengan docentes bregados en años y centros para aportar su visión real a esta lacra que va creciente día a día.

Dr. David Rabadà i Vives

Professor de Ciències Geològiques.

Membre de l'Acadèmia de Ciències Veterinàries de Catalunya

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad