Publicidad

Cuando las imágenes de la poco acertada actuación policial del 1 de octubre se vieron en el continente, sólo una parte de la ultraderecha fue claramente crítica con el gobierno español y con la respuesta de Europa.

Los gobiernos europeos reaccionaron con prudencia. Sin defender la consulta ilegal. Cuando se declaró la independencia, me parece que sólo se mostraron comprensivos con l'atreviment, la primera ministra de Escocia y un diputado de Finlandia .. En general, todos los estados se pusieron al lado de la ley y de España. Cuando Puigdemont hace exhibiciones criticando la democracia española no suscita gestos de comprensión y si suscita sonrisas divertidas. (..).

Hace unos días en Holanda, en el que quiere que le personalicen el entorno, le dijeron cosas que deberían servir para aclarar, y para terminar: "Considera que la democracia es sólo referendos o también cumplir con el estado de derecho ?. . Usted vuelos países de una sola identidad ?. Cuántos ?. 200 ?. Le aseguro que Cataluña se ha quedado sola en su lucha por la independencia ".

Bien. Sin embargo, leyendo las publicaciones vinculadas al independentismo catalán, o mirando TV3, se percibe un relato de buenos y malos: Los buenos, los que obedeciendo un mandato democrático han hecho lo que había que hacer. Y los malos, los que han aplicado el 155, y no llevan el lazo amarillo.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad