Publicidad
Cartas al Director · 21 de Junio de 2021. 10:41h.

Descoordinación pública catalana

Fernando López Clarós

El pasado miércoles, en Rosellón junto a Diagonal, algún desaprensivo incendió unos enseres de madera, llegando las llamas hasta la segunda planta de los edificios y árboles (era el día de la recogida de trastos). Unos jóvenes que pasaban por la calle retiraron hasta cinco motocicletas, que podían haber sido pasto de las llamas, entre las que estaba la mía. Por ello quiero dar las gracias públicamente. También a dos o tres vecinos que descargaron con gran eficacia unos extintores particulares sofocando el fuego.

La Guardia Urbana o los Mossos, no recuerdo, se limitaron a cortar el tráfico de la calle. ¿Era esa la prioridad? En unos cinco a diez minutos, llegó un coche de bomberos, que se limitó a acabar de remojar lo que ya estaba apagado. Hicieron su parte de trabajo y marcharon. Pasados dos minutos, llego otra dotación de bombero y repitió la misma operación. ¡No podía salir de mi asombro! Media hora después, vino el camión de recogido y se llevó los restos del incendio. Han pasado dos días y la acera esta impracticable con un barro negro, de los restos de agua mezclada con los pequeños restos del incendio. Después de haber sido avisados los servicios municipales, aun sigue así.

Por otra parte. ¿Alguien se ha preocupado de visionar las cámaras de seguridad que hay frente la zona, para localizar a pirómano y sancionarlo? ¿Alguien coordina a los servidores públicos? Ni los bomberos estaban coordinados entre ellos. Ojalá hubieran actuado con la lógica de los ciudadanos de a pie.

Fernando López Clarós
Barcelona, 18.06.21

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad