Publicidad
Cartas al Director · 10 de Mayo de 2021. 09:37h.

¿Echarás de menos a Pablo Iglesias?

Rosa María

Y con Pablo Iglesias se cumple una vez más el principio de Peter.

Un agitador eficaz, un activista entregado, puede trepar escalando puestos en una organización hasta llegar a su nivel de incompetencia y, siendo incompetente para el puesto alcanzado, deja de ser candidato a ulterior ascenso. Y ¡allí se queda! En este caso, tratando de ejercer de político cuando eso no es lo suyo. Resultado: desgraciados todos; él el primero.

Porque no es lo mismo dirigir un equipo de indignados que un Ministerio. Las competencias necesarias son distintas, con lo cual y al fin, concluida la trayectoria efímera aunque no lo suficiente, renunciando al puesto ha mostrado, eso sí, un signo de inteligencia. Justo es reconocérselo.

Que el hecho de agitar las calles y excitar con arengas las (a veces bajas) pasiones del pueblo no le convierte a uno forzosamente en Robespierre, por más que uno aspire a parecérsele.

 

Rosa María 

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad