Publicidad

Me gustaba cuando hablábamos de los problemas sociales y políticos en abstracto, cada uno defendiendo sus puntos de vista sin necesidad de que nos tuvieran que encasillar unos contra otros. Esto nos llevaba  a enriquecernos con las opiniones ajenas. En esta sociedad que vivimos nos quieren encasillar en los dogmas de las religiones laicas imperantes, a las que tienes que someterte con  fe ciega a la tribu.

Se puedes ser: Independentista o facha, de izquierdas o facha, de Iglesias o facha, pro adoctrinamiento escolar  o facha, feminista sectario o facha, podría seguir engordando la larga lista. De esto se puede deducir que solo se puede ser proindependentista y de extrema izquierda. Se ha reducido tanto el espacio de encasillamiento de los “buenos”, que casi todos ya tenemos que ser malos y fachas ¡Viva el dogmatismo sectario! ¡Mueran los peligrosos librepensadores!

Fernando López Clarós

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad