Publicidad

La conjunción disyuntiva "O", une dos oraciones, dos opciones: Nos abstendremos o votaremos en contra. Gobernará el PSOE o tendremos nuevas elecciones. Tensar la cuerda, o buscar el acuerdo. (..). 

La conjunción adversativa "Pero", une dos oraciones. Un hecho y un "pero" o inconveniente: Contará con ellos, sin embargo, no contará con los demás. Abordará los temas sociales, sin embargo, no resolverá los temas económicos. Tiene inmunidad, pero, la cosa no acaba aquí. (..). 

La conjunción causal "Porque", une también dos oraciones o proposiciones. Un hecho y su causa: Las empresas abandonaron el país, porque, no se sentían seguras. Será investigada, porque, han encontrado indicios de culpabilidad. El estado reaccionó, porque, estaban ignorando el ordenamiento jurídico. 

El estudio y la comprensión de las tres conjunciones mencionadas nos debería servir para ver tres cosas:

1.Que siempre hay, al menos, otra opción.

2. Que "peros", o aspectos negativos, encontramos a menudo, pues la perfección no existe.

3.Que para razonar correctamente debemos analizar los "porqués", o causas. 

Antes, las conjunciones y las preposiciones se memorizaban, y basta. Supongo que ahora hay profesores que con ellas enseñan a pensar. (..). Lo que acabas de ver, lo he escrito después de leer un interesante artículo, de Josep Cuní, "Maldita adversativa" !.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad