Cartas al Director · 29 de Junio de 2022. 10:53h.

¡Por Dios!

Martin Martínez

En EEUU, el derecho a abortar ya no es un derecho protegido por la constitución. El Tribunal Supremo lo ha decidido.

Atención, no todo está perdido. A partir de ahora, cada estado decidirá, si permite el aborto o lo prohíbe.. La decisión mencionada significa lo siguiente: Los pobres abortaran menos y cuando lo hagan, lo harán clandestinamente y en peores condiciones. En los estados donde no se pueda abortar, la mujer será menos libre, y si es pobre será más pobre.

Trump se ha mostrado satisfecho, y lo manifiesta con esta frase: “Es la voluntad de Dios”.

Esta frase me ha llevado a recordar otra frase relacionada con Dios, de un escritor francés del siglo pasado, Jean Anouilh: “Lo terrible en cuanto a Dios, es que no se sabe nunca si es un truco del diablo”..

Yo creo que para el escritor mencionado, están los sinceros, más o menos tolerantes y los hipócritas, que apoyan las prohibiciones, mientras están dispuestos a, para ellos, buscar componendas o arreglos.

Yo creo que no se sabe con seguridad si lo que siempre ha defendido la iglesia y los “trumpistes” es realmente “lo que Dios quiere”. ¡.No se sabe!

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad