Publicidad

Quiero mostrar mi estupor e indignación por la actitud del Presidente Pedro Sanchez y del Vicepresidente segundo Pablo Iglesias. 

Ambos, con sus parejas contagiadas de coronavirus y, por tanto en cuarentena, no han tenido impedimento para romper la misma y aparecer en público como si la pandemia no fuera con ellos. 

Cuando se está pidiendo a la ciudadanía un esfuerzo extremo, me parece indigno considerarse por encima del resto de mortales y pedir sacrificios que ellos no están dispuestos a asumir, por un afán desmesurado de protagonismo y poder. 

Ambos pueden desempeñar sus funciones a través de videoconferencia, sin comparecencia presencial.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad