Publicidad
La Puntita · 8 de Marzo de 2021. 07:22h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

25 años después

El pasado 3 de marzo se cumplieron 25 años desde que el PP ganó, por primera vez, unas elecciones generales. De “dulce derrota” calificaron, entonces, algunos barones socialistas aquel revés electoral. En términos absolutos la victoria fue pírrica, menos de 300.000 votos separaron al PP del PSOE. No obstante, fueron suficientes para que los populares firmaran con CiU el pacto del Majéstic y se pusiera fin a catorce años de gobiernos socialistas.

Desde aquel PP, casi omnipotente, con un José María Aznar eufórico a la cabeza con su eslogan de “España va bien”, de principios de este siglo, al actual PP, carcomido por la corrupción hasta el tuétano, con el aliento de Vox en el cogote y un líder, Pablo Casado, cada vez más cuestionado por los suyos, parece que haya pasado una eternidad. Y no; tan solo han transcurrido cinco lustros, pero ese tiempo en política es muchísimo (a pesar de que el tango dice que “veinte años no son nada”) y los ciudadanos las hemos visto de todos los colores.

Si algún mérito tuvo Aznar en su trayectoria fue aglutinar bajo unas siglas a toda la derecha de este país, desde los liberales a la derecha extrema, pasando por la derecha casposa y los moderados que, haberlos hay los, aunque sean un sector a extinguir por el fuego amigo. No obstante, eso se ha diluido con el tiempo y ahora la derecha está desgajada en tres frentes, lo que la hace débil y vulnerable, pero también impredecible porque se siente herida.

Con este panorama tan poco halagüeño, la solución que ha encontrado Pablo Casado y su equipo, para cortar con el pasado y poner tierra de por medio, ha sido vender la sede de la calle Génova de Madrid. Craso error porque, tanto en el Senado como en el grupo parlamentario europeo, los populares siguen teniendo personajes que aglutinaron mucho poder y responsabilidades en tiempos pasados y parece probable que tuvieron que ver con cuestiones poco claras.

Los dirigentes actuales del PP se equivocan si piensan que van a liquidar el asunto cambiando la ubicación de su sede y atribuyendo las responsabilidades de la corrupción sistémica de su partido tan solo a los dirigentes y gestores anteriores. Más allá de las responsabilidades jurídicas que se irán viendo en los tribunales en los próximos años, la ciudadanía tiene todo el derecho a saber quiénes fueron los que aprovechando su situación de privilegio desviaron o indujeron a desviar dinero del erario público para gastarlo de las formas más variopintas posibles. Desde remodelación de sedes políticas, pago fraudulento de campañas electorales y, como no, regalos para uso y disfrute personal como, por ejemplo, relojes, bolsos o viajes de placer, sin olvidar, claro está, los famosos sobres que salían, según el extesorero Luís Bárcenas, de la caja B del partido para complementar los sueldos de determinados dirigentes, sin ser declarados a la Hacienda pública.

Como sostiene la exdirectora de El País, Soledad Gallego Díaz, “Lo que exige el contexto político, con buenas razones, es que el actual presidente del PP se comporte con la máxima pulcritud en sus relaciones con la justicia y que, por ejemplo, desbloquee inmediatamente la renovación del Consejo General del Poder Judicial”.

Nunca doy consejos a nadie porque bastante tengo con organizar mi vida. Sin embargo, ante la grave situación que está viviendo el PP, en mi opinión los populares deberían poner en marcha un proceso de reflexión serio y profundo que les lleve a analizar los motivos de sus tristes resultados en las elecciones al Parlament del Cataluña del pasado 14 F, (3,8% de los votos) y lo que les pasó en julio en las elecciones en Euskadi (6.7%) en coalición con Ciudadanos. Casos de corrupción como la trama Gürtel, la caja B, el caso Kitchen entre otros affaires y esos resultados electorales son vasos comunicantes. Para nuestro sistema institucional es muy grave que el partido que es la alternancia natural en el sistema político carezca de predicamento en lugares como Cataluña o el País vasco y es muy difícil que lo tenga mientras no haga una limpieza profunda, admita los errores cometidos y demuestre voluntad real de cambio.

El primer requisito de la democracia es la alternancia, pero no una alternancia cualquiera. En nuestra situación, necesitamos que la oposición esté encabezada por un partido moderado, sin mochilas judiciales, que no practique el obstruccionismo en los órganos constitucionales y que tenga como norma ineludible de actuación la lealtad institucional. Es decir, todo lo contario al PP actual. 

Quizás los dirigentes populares estaban convencidos de que el gobierno Frankenstein duraría lo que dura un caramelo a la puerta de un colegio y que era cuestión de sentarse a la puerta a ver el cadáver del vecino pasar. Pero la realidad casi nunca es como la imaginamos y, de momento, el gobierno Frankenstein parece que tiene una mala salud de hierro y que su continuidad, al menos esta legislatura, está casi garantizada. En cambio ellos van a vender la sede para escapar de sus demonios. Veremos. Ya se sabe que en toda mudanza se suelen extraviar cosas y no me extrañaría que en esta se perdiera el presidente, el logo… y hasta las siglas.

 

 

Bernardo Fernández

Publicidad
Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#8 pepe, andorra, 16/03/2021 - 11:44

Como muestra del talante democrático de este gobierno, a mi juicio ilegitimo y totalitario al estilo PRI mexicano, las palabras de la portavoz del gobierno, también apodada la campana extractora por algunos malintencionados, esas en las q decía q el gobierno esta para legislar, ahí, con un par.Periodismo es critica, lo demás son relaciones publicas

#7 pepe, andorra, 16/03/2021 - 11:41

deje de hacer ver q pp y psoe son cosas distintas pq cuando nadie mira, bien q se han puesto de acuerdo para repartirse los sueldos, pq lo de trabajar va a ser q no, visto lo visto. Y no, el primer requisito de la democracia no es la alternancia, es la separacion de poderes y q haya una prensa no sometida al poder, como ahora.

#6 Juan, Barna, 10/03/2021 - 18:02

Cuando los artículos de Fernández iban contra los indepes o denunciando la violencia en barna por lo de Hasél, Perico callaba como un muerto. En cambio cuando tocan a los suyos se lanza a defenderlos como una fiera. Es normal, hay que defender los intereses no se vaya a desmontar el chiringuito

#6.1 Perico, Matadepera, 10/03/2021 - 22:50

Para chiringuito desmontado , el de Illa Maravilla, que se ha quedado como el de los cerditos tontos del cuento una vez que el lobo rufianesco, con blancas patitas junquerianas, le ha soplado la chabola. A eso ha quedado reducida la "operación Illa". Menudos cracks sois.

#5 Juan, Barna, 09/03/2021 - 17:56

Jajaja. Como se ha picado el amigo Perico, parece que la corrupción pepera le duele como algo propio. A ver si resulta que también recibía sobres.
Por cierto, Fernández narra lo que está cada día en la prensa. Ni más ni menos.

#5.1 Perico, Matadepera, 09/03/2021 - 20:17

Como tu capacidad lectora está muy poquito por encima de la de la lagartija común, no te has percatado de lo obvio que resulta que lo que me molesta no es que el plumilla hable de la corrupción del PP, sino que SÓLO hable de ésa y calle ante los muchos casos de corruptela sociata, es decir, su sectarismo. ¿Más claro ahora, palmero?

#5.2 pepe, andorra, 16/03/2021 - 11:47

la corrupcion pepera, el ala izquierda del psoe, me molesta tanto como la de la psoe, el ala derecha del pp y lo mismo q el resto de la corrupcion de la q hacen gala todos los siervos del señor feudal al q sirven. El problema es q el PP se usa como desvio de atencion de la corrupcion de todos los demas y se nota demasiado ya. Los golfos apandadores

#5.3 pepe, andorra, 16/03/2021 - 11:49

y si quieres te explico toda la corrupción del psoe, psc o del socialismo andaluz del siglo XXI, o el de CIU o el del PNV con las tragaperras años ha, o pregunta, si no lo sabes ya, lo q se han llevado de cualquier ayuntamiento cualquier concejal de cualquier partido. Es mas, si no eres corrupto o tienes muertos en el armario, no asciendes.

#5.4 pepe, andorra, 16/03/2021 - 11:51

Y no te recuerdo lo del señor del SOMA asturiano condenado por corrupcion y silenciado por toda la prensa ni lo de los diferentes sindicalistas a los q les han pillado de marron, pero como son de la secta, nadie les ha señalado, pq ese es el problema, el diferente trato q reciben unos y otros. Deben ser mas iguales q los demas por ser socialistas.

#4 Perico, Matadepera, 09/03/2021 - 15:59

... Usted es un mísero (y miserable) plumilla a sueldo de su partido. Antaño fue felipista, luego zapaterista, luego sanchista, y mañana será lo que haga falta, como el partido manda.