Publicidad
La Puntita · 26 de Noviembre de 2018. 07:48h.

JOSÉ GONZÁLEZ

Andalucía, candidatos y sus mensajes en una campiña electoral

La comunidad autónoma andaluza está acabando una campaña electoral  que discurre con un aburrimiento y previsión destacables. Tanta calma hay que me permito tildarla de campiña y no de campaña electoral. Al menos, así veo la política de mi otra tierra chica desde la crispada Cataluña. Será porque allí el pescado está vendido, señores, y aquí no se sabe ya ni qué vender que no sea humo. A siete días de las urnas nadie, tampoco este juntaletras ocasional, espera otra cosa que el triunfo de Susana Díaz. Se impondrá la lideresa pese a haber sucumbido en el ring ante Pedro “Air” Sánchez en una reciente pugna por liderar el socialismo español. Quédense, lectores, con el dato milagroso que tanto Díaz como Sánchez -que también cayó antes-  tienen otra vida política después de que ambos palmaran en la anterior. Dejo el tema ahí para Cuarto Milenio o para quien se anime: dos liderazgos resucitados en el socialismo español contemporáneo.

Hoy pretendo darle una vuelta a la imagen de los candidatos, a sus mensajes, y a sus carteles en una campaña que toca a su fin. Espero que el paseo me ayude a entender lo que va a venir, si bien es fácil de saber el qué  pero menos el cómo. El domingo que viene empezará una legislatura que llegará, en 2022, a cumplir los 40 años de PSOE en Andalucía, una comunidad con tantas potencias como carencias. Ojalá que en esta legislatura, de una vez por siempre, pesen las primeras más que las segundas. Hecha esta presentación y mi deseo, ahora como una sevillana en cuatro coplas o párrafos, vamos por la primera. La que va dedicada a la virtual presidenta renovada salvo cataclismo electoral por debajo de Despeñaperros.  

Con lo que ha llovido por el caso de los EREs - ¡ele y olé que no ha mojado casi nada!-  se atisban otros cuatro años de “susanismo”, una suerte adaptada de socialdemocracia simpática-empática, de proximidad al pueblo (a cualquiera  que ella vaya de gira, no lo entiendan como un genérico), de cercanía personal con sus gentes a las que parece conocer de la vida. A mí me viene a la mente el estilo de aquel Pujol trotamundos, en el caso de Susana con sonrisa y palmadita en vez del permanente cabreo y consejitos de Jordi. Otra coincidencia, aquí y allá, es que la corrupción política del gobernante no se paga en las urnas y si se hace es a precio de saldo. El mensaje fuerza de la candidata socialista dice “Más (+) Andalucía”. Junto al lema, una candidata impecable con chaqueta roja de rosa socialista, fondos en blanco y tipografía en verde recordando, mezclados, la bandera andaluza En algunos carteles ya ni aparece el logotipo del PSOE. El mensaje lo deja claro: Andalucía que no mi partido ni mis ideas. Es la ganadora indudable de este humilde concurso de propaganda política hecho a bote pronto. Y la que también ganará este domingo por goleada.

Vamos por la segunda y mírala cara a cara que es la Khaleesi. A Teresa Rodríguez le han montado esta semana -sus enemigos, supongo-  un cartelito electoral comparándola con esa reina, por matrimonio con un rey bien bruto, de “Juego de Tronos”. Digo yo que lo habrán hecho para buscar votos, quizá feministas (¿?) o “tronistas”, pero ya no estoy seguro si los de los juegos o los  de Tele 5. Por otro lado, el cartel principal de  Adelante Andalucía/Podemos  es de un grupo de candidatos, con Teresa de Cádiz al frente con camisa blanca deslumbrante y con cuatro siglas, cuatro, en cabecera. Parten como segundos en los sondeos y se juegan mucho. Quizás sólo por eso, por jugar y mucho,  la candidata acaba de declarar que “ni muerta gobierno con Susana”. Hay que enmarcar esa frase en la neolengua podemita, aquí también entroncada, y complicada, con el lenguaje de los dragones sobre los que reina Khaleesi.

El cartel del popular Juan Manuel (Juanma)  Moreno nos presenta al candidato con la sonrisa medio congelada, como probablemente se le quedará este próximo domingo a las 8 de la tarde.  El eslogan popular es “Garantía de cambio” y la tipografía lleva bastante más azul que verde y casi nada de blanco. Craso error el de Juanma y a ver si a la próxima (si la tiene)  aprende de Susana y Teresa. Ha habido mucha guasa -¡qué menos!- con el lema de campaña desde que se publicó una foto con una furgoneta con la leyenda de “Garantía de cambio” averiada y remolcada por una grúa. En fin, que la furgoneta está en el taller y el camión de mudanzas para ir a San Telmo, sede la presidencia de la Junta, lleva esperando seis años desde que ganó Arenas y así se puede tirar otros cuatro más. Fin de la tercera copla.

Y para acabar esta sevillana en cuatro párrafos, el cartel más flojo y con peor mensaje que he visto es el de Ciudadanos. Presentan la imagen de un típico pueblo blanco de Andalucía. En verdad que es preciosa la imagen pero… ¿de verdad han pensado que esa es la mejor imagen de marca y sobre todo de cambio en esa tierra? El lema es “Ahora sí ciudadanos” con tipografía blanca sobre fondo verde y naranja. Se comieron una coma en el eslogan como muestra de su voraz apetito electoral pero no creo que se coman mucho más. Su líder en la comunidad andaluza, Juan Marín, se presenta en un “selfie” donde aparece flanqueado por los dos líderes -estos sí con mando en plaza y fuera de ella- que son Arrimadas y Rivera. Para rematar el cartelito, hay varios paisanos detrás de ellos y a algunos de ellos no se les ven ni las caras. Lo dicho: se ganó a pulso el cuarto y último puesto de los carteles. Toda una premonición para su  puesto final en las urnas en relación con sus tres rivales.

Para apostar por pactos habrá que esperar a las Matemáticas de los votos y también a la Química personal. Espero que la jungla de la política catalana me permita volver a ocuparme de esa campiña política andaluza.  

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad