Publicidad
La Puntita · 17 de Septiembre de 2020. 07:21h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Artur Mas y sus epígonos

Quien le iba a decir al primer ministro británico, Winston Churchill, que uno de sus discursos ante los Comunes en mayo de 1940, sería uno de los más citados y conocidos de la historia. Ante una situación militar preocupante para los intereses británicos Churchill asumió la responsabilidad de formar un gobierno capaz de reaccionar ante el empuje del nazismo. Los alemanes iniciaban su ofensiva sobre Francia tras haberse anexionado Austria y los Sudetes, e intervenido en Polonia y Escandinavia. Vaticinó ‘sangre, sudor y lágrimas’ y esa expresión con sus variantes ha devenido un clásico. 

Expresiones, citas y sentencias en boca de personajes históricos abundan, pero no todas ellas contienen un mensaje nítido y explicito en su formulación. El ‘Veni, vidi, vici’ empleado por Julio Cesar el 47 ac para dirigirse al Senado romano, tras vencer en la batalla de Zela, puede ser otro ejemplo -repetido hasta la saciedad en los manuales de historia- de lo que les comento. Y si quieren algo más próximo, si lo prefieren, podemos recordar el ‘Tornarem a sufrir, tornarem a lluitar i tornarem a vèncer’ declarado por Companys tras el triunfo de las izquierdas en 1936. En Churchill, Cesar y Companys hay un mensaje aseverativo y un paso al frente.

No voy a caer en la tentación de comparar personalidades ni momentos históricos tan dispares. Nada de eso, pero sí plasmar las sensaciones que me producen las palabras pronunciadas por políticos que han marcado nuestra vida cotidiana esta última década. Cuando Artur Mas, en los jardines del Palau Robert, afirma estar “trist, decebut i empipat” exhibiendo tibieza política y distancia, me indigno. Predica como si no tuviera nada que ver con la situación creada por él en su día, se excluye de la decadencia que han forjado sus epígonos e intenta salir airoso por elevación del galimatías independentista. Su ‘trist, decebut i empipat’ en el futuro no ocuparan lugar en los manuales de historia, son palabras vacuas. Pero lo cierto es que somos los ciudadanos de este país los que cada día estamos más preocupados, tristes, decepcionados y cabreados con las aventuras irresponsables de sus epígonos post convergentes.  Oír las intervenciones parlamentarias de Batets, Torras y similares pone los pelos de punta, sus palabras son pura confrontación ‘estúpida’ y nada inteligente.

 

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Marta, Barcelona, 17/09/2020 - 11:17

Artur Mas va obrir la caixa dels trons per fer soroll i que tothom mires a un altre banda quan el tema del 3%. Ara ens trobem amb un país en crisi social i convivencial.l'independentisme es el caos

#1 M Pilar, Barcelona, 17/09/2020 - 10:08

Cierto, verlos y oirlos, solo produce repelús y náuseas!!!