Publicidad
La Puntita · 9 de Junio de 2020. 08:56h.

DIEGO GAFO

Black lives matter

Esta semana, a través de un grupo de WhatsApp me ha llegado una imagen en la que aparece una diana con varios agujeros de disparos solo en los círculos negros, indicando que es el campo de tiro del departamento de policía. Asegura quién me lo envía que se trata simplemente de un chiste, de un meme. Me promete que no hay mala intención. Discrepo. Y bastante. Coincide la broma con la terrible muerte a manos de la policía de Estados Unidos de George Floyd, un ciudadano negro —afroamericano me corrigen los posmodernos trasnochados—. Quizá haya llegado el momento de imponer límites a la libertad de expresión y al humor cuando se están haciendo chistes sobre algo tan dramático como una muerte por brutalidad policial. Les dejo aquí la imagen por si a alguno de ustedes le parece gracioso, aunque lo dudo.
 1591517662323074-0.jpg 
Como es lógico, han sido muchas las muestras de repulsa hacia el horrendo crimen y de solidaridad con la comunidad negra. Una de las que más me han llamado la atención ha sido la de incluir en la red social Instagram una foto en negro. Pues ya está. Asunto resuelto. Ya hemos limpiado nuestras conciencias. Ya le hemos dicho al mundo entero que no somos racistas, que somos gente de bien. Qué descanso, ¿verdad? Cuando llegue la noche, podremos dormir a pierna suelta. Todo nuestro compromiso con los más desfavorecidos está más que demostrado. También podemos incluir alguna etiqueta molona en nuestras redes sociales y dejar que el famoso algoritmo haga el resto, haga su magia. Por supuesto que no conozco a nadie que admita abiertamente que es un ser despreciable. Todas sus frases comienzan igual: Yo no soy racista, homófobo, o lo que convenga en cada caso, pero... Y aquí inserta una serie de estereotipos que destruyen a todo un colectivo. Pero eso sí, con su fotito en negro para lavar su conciencia.
 
Lo interesante, quizá no es lavar conciencias, sino hacer algo para combatir las iniquidades. ¿Cuántos de ustedes hacen algo ante los que mueren injustamente todos los días en cualquier lugar del mundo? ¿A quién le preocupan los niños abortados? ¿O los robos de órganos? ¿Realmente no le preocupa la trata de personas? ¿Qué hace usted por tantos estudiantes mexicanos asesinados? Siempre me pregunto a cuántos de ustedes les importan cuántas personas sin hogar son matadas en el alma en el albergue en el que trabajo. Lamento informarle de que es usted un cínico. Un hipócrita. Y lo que es peor, un asesino. O un explotador de mujeres prostuituidas. En el fondo, un egoísta cuya única aspiración en el mundo es usted mismo.
 
Piensen.
Sean buenos.

 
Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Ganxet, Reus, 09/06/2020 - 12:06

Raonament difícil de pair però indiscutible. No es pot parlar més clar.