La Puntita · 21 de Marzo de 2022. 07:14h.

TÁCITO

Carta amañada a Rabat

La Casa Real de Marruecos ha publicado una carta del Presidente del Gobierno español dirigida al Rey Mohamed VI, donde Pedro Sánchez afirma que la oferta marroquí autonomía para el Sáhara Occidental es "la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa",

Sólo es un gesto. No es un acuerdo del Consejo de Ministros, que es quien según el artículo 97 de la Constitución española, dirige la política exterior. Tampoco es un acuerdo diplomático, No es una declaración del Congreso de Diputados.

Sólo es un gesto que tiene el mismo valor jurídico que una entrevista, una declaración en una rueda de prensa o un artículo de opinión. Pero ese gesto representa muchas cosas.

Destruye la credibilidad del sentido de Estado de la política exterior española. No se ha consensuado ni con la Oposición ni dentro del mismo Gobierno, como si el Presidente del Gobierno fuese el equivalente al Presidente de la República francesa o norteamericana,

No hay ninguna garantía de que Marruecos vaya a reconocer la españolidad de Ceuta o Melilla o dejar de presionar en las aguas que rodean a las islas Canarias Nada garantiza que, dentro de un tiempo, vuelvan las pateras o los asaltos a las vallas fronterizas. La crisis de Ucrania va a provocar desabastecimiento de alimentos en África y eso será una fuente de inestabilidad y de más flujos de población buscando en futuro mejor en Europa a través de España.

El Gobierno asegura que Argelia no tomara represalias con el gas.  Podría tomarlas y vender el gas a mejor precio por todo el mundo. Todo un bandazo después de acoger en secreto  a un dirigente del Frente Polisario buscado por la Justicia española a petición de Argelia.

Técnicamente la opinión expresada por el Presidente del Gobierno no contradice totalmente las resoluciones de Naciones Unidas o las posturas de la Unión Europea, pero se aproxima mucho a descartar el referéndum. Y pasa por encima de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que anulo los acuerdos de comercio y pesca entre Marruecos y la UE porque implicaban comerciar con productos del Sáhara Occidental, un territorio que la comunidad internacional no reconoce como parte de Marrueco

Lo peor de la carta de Pedro Sánchez es que, sin tener la competencia, reconoce de forma implícita la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara. Con una carta sin valor jurídico el Presidente Sánchez ha querido pasar por un hombre de Estado y ha resultado ser un trilero al que se le ve el truco de lejos.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Guillem, Barcelona, 21/03/2022 - 22:59

Felicitats per l'article. La millor explicació que he llegit fins ara del que ha passat.
El Sànchez ha volgut fer un exercici de trilerisme, com fa sempre, però el Rei del Marroc està més curtit que els seus sòcis prlamentaris hi ha filtrat la carta a la premsa, posant a Espanya devant del fet consumat.