Publicidad
La Puntita · 11 de Febrero de 2019. 08:11h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

Casado: el natalista deslenguado

Bajo el aspecto jovial de Pablo Casado se esconde lo peor del pensamiento de Vázquez de Mella. Tras la sonrisa del dirigente popular fluye una agresiva retórica que nos recuerda al José María Albiñana de 1933 -fundador del Partido Nacionalista Español- orquestando una bronca, en el Congreso de los Diputados, con motivo de la necrológica de Francesc Macià. Con Pablo Casado parece que regresa lo peor y más rancio de la derecha carpetovetónica y del conservadurismo español.

No les voy a hablar a ustedes de manifestaciones multitudinarias, ni de los desafortunados epítetos empleados por Casado contra sus adversarios políticos. Tampoco de su insistencia en convocar elecciones, de sus opiniones sobre los conflictos latinoamericanos, ni de los presupuestos generales del Estado. Los medios de comunicación han dado, y dan, buena cuenta de ello. Sin embargo, me gustaría llamar la atención acerca de esa idea del líder popular de asociar la viabilidad de las pensiones con el aborto. Afirmar que una ley restrictiva del aborto -volver al 1985- sería positiva para las pensiones futuras es un despropósito que reabre una polémica zanjada hace tiempo. Las propuestas regresivas de Casado no sólo laminan derechos adquiridos, si no que desprenden un tufillo neonatalista de matriz autoritaria. Ahora va a resultar que nuestro locuaz líder de la oposición, a imagen y semejanza del conservadurismo internacional y del repunte del discurso ultranacionalista, se va a convertir en el paladín de un nuevo natalismo. De seguir por esa senda, nuestro ínclito deslenguado no tardará mucho en profundizar en su cruzada contra el aborto e, incluso, desaconsejar el uso de los anticonceptivos. Tiempo al tiempo. En breve oirán ustedes, de nuevo, aquel discursito que popularizó Marta Ferrusola reclamando que nacieran más de “los nuestros” porque “los otros” diluyen la identidad del país. No es extraña la coincidencia entre el ideario de la derecha y el antiabortismo. Tampoco el desprecio de la inmigración velado con un barniz natalista y una perorata tradicionalista.

Les recomiendo al respecto los “Apuntes de Demografía” que cuelga en internet el sociólogo y demógrafo Julio Pérez Díaz. Son magníficos, en ellos podrán documentarse hasta la saciedad acerca de las políticas natalistas habidas y por haber. Especial atención merecen las que impulsó Benito Mussolini en 1926, o las de la Rumania de Ceaucescu, y que el profesor documenta prolijamente con materiales muy interesantes.

La cruzada de Pablo Casado, el deslenguado, lo aprovecha todo, no desperdicia nada. La demagogia empleada respecto las pensiones  pretende ocultar la ofensiva que se está gestando, en los cenáculos de la derecha, contra los derechos de las mujeres. Su discurso nos transporta a un  pasado tenebroso, bronco y poco recomendable. Alerta.

Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 Josep Antoni del Barrio Gauxachs, Barcelona, 11/02/2019 - 17:55

Joan, un bon article encertat. Ja era hora que algú li digués les veritats a aquest senyor Casado. Té una paraula tediosa i que desperta odi. Autoritari i antidemocràtic. Aviat dirà que el catolicisme és lo únic que pot salvar Espanya. Estem ben arreglats amb aquests politics que viuen de l'engany i promouen permanent discordia entre les famil

#3 Sarah, Tabàrnia, 11/02/2019 - 13:28

Gracias por alertarnos, Joan!
A mi me parece obvio que el que las mujeres hayamos levantado la cabeza y empecemos de verdad a plantarnos ante el papel de floreros follables que nos han/hemos asignado tanto tiempo, tiene aterrorizados a muchos hombres ("hay que volver a atarlas", piensan). Por suerte, muchos otros lo celebran. Hay mucho a ganar!

#2 MARTA, Barcelona, 11/02/2019 - 10:25

45000 son muchos pero al mismo tiempo pocos tras el lio que montaron.Creo que las palabras gruesas de Casado y Rivera han hecho que los más sosegados no compren la moto de la plaza Colon.A mi como mujer lo de vover al 1985 me parece fatal

#1 M. Pilar, Barcelona, 11/02/2019 - 09:58

Si, es una vuelta atrás en toda regla. A tiempos inmemoriales!!! Hemos de despertar de nuevo de este mal sueño!