Publicidad
La Puntita · 10 de Enero de 2018. 17:58h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Catalunya, la devoradora de hombres

La foto del Estatut del 2005

 

Catalunya es una devoradora de hombres. Peor: una auténtica trituradora. El Estatut ya quemó una generación entera. El proceso quemará otra.

En efecto, tras la aprobación del texto aquel 30 de septiembre del 2005 posaron en el salón rosa de pasos perdidos del Parlament, sus principales protagonistas: Carod, Manuela de Madre, Benach, Maragall, Mas y Saura. Hasta Josep Piqué a pesar de que el PP catalán no lo votó. De todos aquellos ya sólo sobrevivió Artur Mas.

Hasta ayer. El proceso se ha cobrado tres nuevas víctimas en apenas 24 horas: el president del PDECAT, el exconsejero Carles Mundó y la presidenta de l’AMI, Neus Lloveras, que ha anunciado que lo dejará todo. Siempre pensé que le iba grande el cargo.

Quizá a la lista deberíamos añadir Miquel Buch, que renunció a la alcaldía de Premià de Mar y a la presidencia de la ACM a finales de noviembre. Buch fue aquel que en el míting final de campanya de JxCat comparó España no ya con Turquía sinó nada menos que con Corea del Norte.

Parece una verdadera desbandada. No encuentran ni candidato para la presidencia del Parlament a una semana de su constitución. Lo nunca visto. En cuanto la justicia se ha puesto las pilas nos ha entrado el tembleque. Es normal.  Hasta legítimo. ¿Pero qué pensaban? ¿Que se podía jugar a la independencia sin consecuencias? Habérselo pensado antes.

Por razones judiciales o personales, el proceso borrará ahora del mapa otra generación entera. Salvando todas las distancias me recuerda el accidente de aquel Tupolev polaco que se estrelló en el 2010.

Perecieron el presidente, la primera dama, diversos ministros, algos cargos del Estado, mandos de las fuerzas armadas, diputados, senadores y hasta el presidente del comité olímpico. Toda la clase dirigente.

Precisamente cuando iban a conmemorar otra tragedia: la masadre de Katyn, en la que fueron ejecutados por los soviéticos la élite política, militar e intelectual. Los polacos han perdido su clase dirigente tres veces en menos de un siglo.

Pues bien: ¿Quién se acordará dentro de unos años del inefable Francesc Homs? Aquel que iba augurando que España se rompería en caso de ser condenado. ¿Quién se acuerda ya de Santi Vila, en otra época la esperanza blanca de Convergencia? ¿O de Neus Munté, que sonó incluso de sucesora?

¿Y de Lluís Llach, Germà Bel, Oriol Amat o el ínclito Eduardo Reyes? Que fueron fichajes estrella en una legislatura que nos anunciaron como decisiva. Sólo por citar algunos nombres. Muchos de ellos serán apenas un nota a pie de página en los libros de historia.

Pero no es bueno: Catalunya es un país pequeño de unos 7,5 millones que no puede generar liderazgos políticos cada dos por tres. Y los países, para avanzar, necesitan liderazgos sólidos a derecha e izquierda. En realidad necesitan liderazgos en todos los ámbitos. No sólo en la política. También en la cultura, la economía, la sociedad.

La falta de liderazgos solventes y honestos llevan con frecuencia a vacíos de poder. Y más vale no poner ejemplos pero éstos acostumbran a tener funestas consecuencias.

Por eso, cuando veo los consejos nacionales de Esquerra por la tele me echo a temblar. En ausencia de Oriol Junqueras, la primera fila está formada por Marta Rovira, Joan Tardà, Gabriel Rufián y Ester Capella.

Y en la despedida de Mas había más pasado que futuro: Xavier Trias o los citados Neus Munté y Francesc Homs. También dirigentes de segunda fila -dicho con todo el respeto- como Ferran Bel o Montserrat Candini. U otros que no se han atrevieron en su momento a dar el paso como Mercè Conesa. Realmente es para echarse a temblar.

 

Publicidad

19 Comentarios

Publicidad
#16 patumeiro, Sant Patumet, 16/01/2018 - 13:02

NO HAY CAMPO SIN GRILLO NI TONTO SIN SU LAZO AMARILLO

155

#15 Rogeli, Tornabous, 13/01/2018 - 16:28

Necesitamos a Catherine Deuneve, para llegar a10

#13 el último que cierre, Canovejas, 11/01/2018 - 20:55

Con esta plantilla nos vamos a segunda. Habrá que fichar extranjeros.

#11 Capit@n España, Cataluña es una unidad de destino en lo universal, 11/01/2018 - 00:30

Ahora entiendo porqué nos llaman polacos....

#11.1 pepe.----, andorra, 17/01/2018 - 15:52

Otra version dice q los catalanes, cuando luchaban en los tercios, siempre hablaban en catalan entre ellos, al igual q los polacos.....En aquel entonces la lengua franca era el castellano y todos en los tercios, hablaban dicha lengua. Yo no creo esta teoria, pq tambien habia alemanes, lansquenetes, y estoy seguro de q tambien hablaban aleman.

#10 Mefisto, BARCELONA, 10/01/2018 - 23:59


CATALUNYA ÉS UN PAÍS MALALT DE COMPLEX DE INFERIORITAT, ENVEJA I INSTINT SUÏCIDA. I AIXÍ LI VA DES DE 1714. I NO LI ANIRA MILLOR FINS QUE NO COMENCI A PENSAR EN EUROPEU. ELS CORDONS UMBILICALS NO SÓN BONICS, PERÒ SON IMPRESCINDIBLES PERQUÈ EL FETUS PROSPERI. ESPANYA ÉS, COM A MÍNIM, EL NOSTRE CORDÓ UMBILICAL AMB EUROPA.