Publicidad
La Puntita · 9 de Mayo de 2019. 10:09h.

DIEGO GAFO

Desastre del Barcelona

Debacle azulgrana. Otro año más el Fútbol Club Barcelona vuelve a quedar eliminado de la final de la Copa de Europa. Ya ocurrió el año pasado cuando, tras ganar en el Camp Nou 4-1 a la Roma, fue goleado por el conjunto italiano 3-0. Este año, cuando parecía que se presentaba en Anfield con la lección aprendida y, con la clara ventaja que le otorgaba el 3-0 del partido de ida disputado en Barcelona, cayó derrotado, por un contundente 4-0 en Liverpool. Adiós al sueño europeo. Otro año más, y van... Es hora de buscar responsables. El primer señalado siempre es el mismo, el entrenador. Mucho me temo que el puesto del txingurriValverde está en entredicho.

El ridículo fue mayúsculo. Sin comentar el último gol recibido, propio de benjamines. Es inadmisible que un equipo que aspira al trono europeo encaje ese gol. Pero no fue solo ese gol lo que eliminó al Barcelona. El Liverpool fue mejor en el partido de ida, aunque encajara una derrota dolorosísima, e infinitamente superior en Anfield. Y sin contar con tres de sus mejores jugadores: Salah, Firmino y Keïta que se encontraban lesionados. No hay que olvidar que los jugadores del Barça pudieron descansar la anterior jornada liguera, mientras que el equipo inglés llegaba al partido decisivo más cansado, puesto que aún  está disputando laPremier League en dura pugna con el Manchester City. Conclusión: El Barcelona hizo el ridículo y fue humillado en la Copa de Europa.

Quizá al equipo le ha faltado humildad. Daban por hecho, no solo el pase a la final, sino incluso la victoria del torneo y ya se hablaba de Triplete, e incluso Sextete. Faltaron al respeto al Liverpool y han salido escaldados. Esperemos que las próximas temporadas aprendan la lección. Recuerden: La Copa de Europa no es un torneo sencillo. Llama la atención que ayer el capitán no diera la cara. Es lo habitual. Quien acapara las cámaras en la victoria las rehuye en la derrota. Quizá el Barcelona debería preguntarse si ha dilapidado a Messi. Hay quien dice que es el mejor de la historia —yo discrepo—. Desde que debutara en 2004 con el Barcelona ha ganado solo cuatro Copas de Europa. Un gran palmarés, sin duda, pero no excelente. Y es la realidad de Messi. Un gran jugador, pero no el mejor. El mejor jugador del mundo hace campeón a su equipo. Ocurrió con Pelé, Di Stéfano, Cruijff, Maradona... Pero Messi no. Messi ha ganado tanto por haber estado acompañado de unos jugadores maravillosos: Valdés, Puyol, Xavi, Iniesta... que hicieron campeonar a España en el Mundial de 2010 deSudáfrica. Pero sin ellos, es un gran jugador, pero muy lejos de ser el mejor. 

Piensen.
Sean buenos.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad