Publicidad
La Puntita · 11 de Diciembre de 2018. 09:34h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

El nuevo Dragon Khan

 

¿Se acuerdan de Joan Carretero?

Fue aquel consejero de Esquerra que, en un ataque de honestidad, dijo que el tripartito se parecía al Dragon Khan, aquella montaña rusa de Port Aventura.

A mí me caía bien aunque el amor no fue nunca correspondido.

Recuerdo que en una Diada, cuando ya no estaba en el Govern, me dirigí a él con el término de conseller por aquello del respeto institucional y me soltó lacónicamente: “a mi no em diguis conseller” (“a mi no me llames consejero”). Yo, a una persona que ha sido conseller lo llamo siempre conseller excepto si hay una relación personal antes de llegar de al cargo.

Y en la primera assamblea de la ANC, en el Palau Sant Jordi, me preguntó: “¿Por qué nos odias tanto?”. Confundía el odio con el ejercicio crítico del periodismo.

Debía ver sólo TV3. Tenía fama de leer solamente el Avui y El Mundo Deportivo. O el Sport, el otro diario deportivo de Barcelona, no me hagan distinguir ahora.

Pero pese a su fama de esquerp (arisco) me caía bien. Lo mío, a veces es sadomasoquismo. Era serio y pencaire (trabajador).

Tampoco tenía tendencia al compadreo o al peloteo. Así le fue con sus superiores. Incluido Maragall, que se lo sacó de encima en cuanto pudo. Su partido también lo dejó caer.

Es una lástima como ha acabado Reagrupament, el partido que él fundó: como una correa de transmisión de Convergencia. A veces por delante, a veces por detrás. En el primer acto público llenaron el Auditori.

Creo que ahora -había sido alcalde de Puigcerdà (1995-2003)- anda por L’Hospitalet. Me dijeron que se ha apuntado a clases de alemán. En este país, cuanto te jubilas te apuntas a la petanca, pero él se ha empeñado con la lengua de Goethe. Me saco el sombrero una vez más.

En fin, a lo que iba, comparado con lo de ahora el tripartito fue una balsa de aceite. Y que conste que fui, con razón, uno de sus críticos más implacables. A Joan Saura, por cierto, deberían hacerle un homenaje. Lo he dicho en más de una ocasión. Sin éxito.

Luego Mas también nos engañó con lo del Govern dels millors. Fue un lema. Una simple operación de márketing. De aquellos polvos vienen estos lodos. Mas fue un bluff. La historia lo pondrá irremediablemente en su sitio.

Convocó no unas sino dos elecciones anticipadas: las del 2012 -donde perdió doce escaños- y las del 2015.

Alexis Tsipras también avanzó elecciones unas en su día. Pero Grecia -como Portugal- está saliendo del pozo. Nosotros nos estamos metiendo en él. Y sin escalera para salir de él.

Llevamos, en efecto, cinco convocatorias electorales en doce años. Y todavía no ha terminado. No parece que el actual Govern llegue al final.

A las dos citadas de Mas hay que añadir también las de Maragall del 2006 y las de Rajoy del 2017.

Esta sensación de inestabilidad produce un mal inmenso. No sólo a la política sino también a la economía. Pregunten a los empresarios. ¿Cuántas empresas han vuelto?

Unas elecciones paralizan un país como mínimo seis meses. Los tres últimos porque los que van a las listas están pensando ya en la campaña. Y los que no van en buscarse la vida.

Con el agravante que Mas, en las del 2015, anunció las elecciones en enero. Fueron en septiembre. La campaña más larga de la historia. Nadie tenía la cabeza en su sitio.

Catalunya ha entrado en una larga fase de inestabilidad política. Será muy difícil salir de ella.

 

Publicidad

7 Comentarios

Publicidad
#5 JH, Tabarnia del Llobregat, 12/12/2018 - 12:14

Con Torra lanzando la idea de Eslovenia o el Coletas con su alerta antifascista, lanzan al populacho a la calle esperando violencia pero ellos no han dicho "nada".

#5.1 pepe, andorra, 19/12/2018 - 12:28

es q estos se piensan q todavía estamos en el año 1935 y no en 2018. Es igual, mas votos para VOX.

#4 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 11/12/2018 - 23:52

Sr. Rius, esto no es el Dragon Khan. Los vaivenes abruptos es el agua entrando a borbotones por el agujerazo que ha producido en el Titanic-prusés al chocar con el iceber de la realidad. Ahora sólo queda por ver si al hundirse se traga a la mayoría de la sociedad catalana en su remolino, o si una parte puede aún salvarse.

#3 pepe, andorra, 11/12/2018 - 16:45

anda, asi q este es el responsable de en puigcerda no haya mercadona? En fin, peor para ellos, ahora lo han abierto en la seu y en Andorra le damos las gracias ya q nos ahorramos muchos km y radares, ahora son los de puigcerda los q han de bajar a comprar a la seu, pq con las diferencias de precio, en puigcerda solo pueden comprar los ricos.

#3.1 Es que La Cerdanya es para los ricos, Tabàrnia, 12/12/2018 - 13:12

La Cerdanya es territorio convergent i de "riquets" de Barcelona. En la Vall d'Aran, en la otra punta pirenaica,en Vielha, no quieren la independencia, que les va mucha gente de las Españas a esquiar. Puigcerdà es precioso, pero es, ha sido y será, siempre, de la gente de pasta indepe a morir. Andorra queda muuuy cerca.

#2 Fran, Vilassar de dalt, 11/12/2018 - 13:16

Mire la parte positiva Xavier,

en lugar de un libro de 120 páginas (como su libro "Contra la Barcelona progre") podrá escribir cuanto menos una serie que no tendrá nada que envidiar a la de Juego de Tronos.

Espero que con los mismo beneficios para el autor.

#1 Pepe, Alacant, 11/12/2018 - 10:09

El problema de Cataluña es una ensoberbecida e hipertrofiada conciencia de sí misma, para ejemplo uno de los titulares de e-noticies: "El sobiranisme planteja ara expulsar Espanya de la UE", y los hay que hasta se lo creen.