Publicidad
La Puntita · 3 de Febrero de 2011. 18:09h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

El pesebre de la Diputación

El pasado 25 de enero le preguntaba a Jordi Portabella si el pacto con Reagrupament era para intentar conservar al menos el pesebre de la Diputación tras las municipales.

Con su credibildad habitual, el alcaldable de ERC lo negó pero dos días después publicamos en e-notícies que ERC ha recolocado el ex delegado del Govern en las Tierras del Ebro a la Diputación de Barcelona a pesar de haber hecho toda su carrera política en las comarcas del Ebro.

El fichaje de Lluís Salvadó es también una recompensa por haber cambiado de bando tras el último congreso de Esquerra. Salvadó, próximo a Carod, se acercó a Puigcercós -como el propio Benach o Jordi Portabella- a medida que se acercaban las elecciones al Parlament.

El cambio de bando estuvo recompensado en todos los casos: Benach fue de segundo por Barcelona, Portabella fue elegido presidente del consejo nacional y alcaldable por Barcelona -que es lo que quería- y el mismo Lluís Salvadó accedió la permanente del partido.

He sido -y soy- muy crítico con el papel de Carod en el Govern, pero la manera como lo han vendido sus fieles -salvo Rafael Niubò- por un plato de lentejas pasará a la historia de Esquerra.

La Diputación de Barcelona -todas las diputaciones- es la verdadera comedora de los partidos. El antecesor de Lluís Salvadó en la Diputación de Barcelona, Marc Sanglas, que era también el secretario de política municipal, citó un día un concejal de ERC en su despacho oficial para hablar de cosas del partido. El concejal en cuestión tuvo que decirle que a la hora que lo había convocado, a media mañana, él trabajaba.

La Dipu -como el resto de diputaciones catalanas- es mucho más opaca que el Parlament. Entre otras razones porque no hay ni oposición: los alcaldes de CiU -en Barcelona no hay ninguno del PPC- les basta con una nueva carretera o una subvención para el pabellón de deportes. El entonces presidente Celestino Corbacho, cuando era el presidente, ya tuvo la vista de poner el entonces alcalde de Sant Cugat, Lluís Recoder, de vicepresidente quinto.

Tampoco hay comisiones como las del Parlament, no se puede hacer pasillos y los plenos son de trámite. Además, la Diputación de Barcelona es, junto con el Ayuntamiento, de las pocas instituciones que ha sido gobernada por el mismo partido desde 1979. Con el agravante de que, además, lo ha sido por mayoría absoluta.

Los viajes de la Diputación son como los de Benach: el anterior presidente del Parlamento invitaba a toda la Mesa a sus desplazamientos oficiales. Así nadie lo criticaba y pudo hacer más de una sesenta alrededor del mundo.

Con la Diputación, más o menos, pasa lo mismo. Aún recuerdo el día que publicamos que la expedición de 47 personas a Oslo (Noruega) en un viaje de estudios para "fomentar la formación y el intercambio de experiencias a fin de reforzar la capacidad de liderazgo para definir un modelo de atención en servicios sociales eficaz, eficiente y de calidad ". Acudieron alcaldes, concejales, altos cargos. Vaya pesebre.

Misterios de la financiación local, las diputaciones van menos estranguladas que la Generalitat o los ayuntamientos. Pero lo que no he entendido nunca es que un organismo provincial deba tener una radio pública, una cadena de televisión local y un diario digital. Incluso patrocina unos premios de comunicación local que cuestan un riñón cada año. Una herencia de cuando la Diputación, en manos del PSC, era un contrapoder de la Generalitat, en manos de CiU.

Que conste que, a pesar de todo, no estoy en contra necesariamente de la Dipu. La Ley de Veguerías que nos vendió Esquerra es humo. Y la Diputación de Barcelona ha hecho cosas tan importantes como, por ejemplo, publicar toda la obra de Shakespeare en traducción de Josep Maria de Sagarra. Però no sé si con esto es suficiente.

Publicidad

8 Comentarios

Publicidad
#8 Josep, Les Borges B., 16/02/2011 - 08:40

A la de Lleida acaben d'arribar d'un fatigat viatge fi de curs a Israel. Càrrecs i assessors d'ERC s'han passat una setmana venent les comarques de Lleida en aquell país. Sort en tenim de plítics tan honestos, si no no sé què seria de nosaltres.

#7 totnet, Barcelona, 07/02/2011 - 20:46

Totalment d'acord. Caldria anar a una segona línia i analitzar també el sector parapúblic de les universitats: fundacions, consorcis, etc. Aquí la Sindicatura de Comptes no hi entra i gasten com volen, enviant finalment les factures a la plaça Sant Jaume.

#6 Ajuiciador, Barcelona, 07/02/2011 - 16:12

Cabe añadir que sirve para colocar a "liberados" de los partidos, con sueldos que rondan los 2.400 euritos mensuales y que se dedican única y exclusivamente a labores internas del partido. De estos hay unos cuantos en cada Dipu, los pagamos entre todos y se dedican a "sus labores" de pena!

#5 Ciudadanista, Barcelona, 07/02/2011 - 15:13

Excelente y esclarecedor artículo. Hacen falta muchas cosas para que los partidos y los políticos sean vistos como respetables: transparencia, ética, democracia, afán de servir a los ciudadanos, que son los que pagan. No me extraña que CIUTADANS proponga que se supriman las Diputaciones.

#4 Guillem de Varòic, Varòic, 06/02/2011 - 12:33

Tancar les diputacions és més que necessari. I reagrupar ajuntaments vehins, encara més. L'estalvi en sous i despeses de representació acabaria amb tot dèficit.