La Puntita · 21 de Septiembre de 2021. 18:05h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Generalitat en quiebra

 

Es conocida la anécdota de que cuando Josep Pla visitó Nueva York en 1954 preguntó: “I això qui ho paga?” (“¿Esto quién lo paga?”) ante tantas luces de neón.

El escritor ampurdanés publicó posteriormente su “Weekend (de verano) en Nueva York” recogido en el volumen 34 de su obra completa.

Pla quedó maravillado ante tanto rascacielos. “Nueva York -afirma en el texto- es el espectáculo de abundancia más grande, probablemente, de la historia humana” (pág. 39).

Desde entonces esa pregunta -como la de “cuando se jodió el Perú” de Vargas Llosa- puede aplicarse a más cosas.

Por ejemplo a cuando un gobierno estira más el brazo que la manga.

Es precisamente la cuestión que se me pasó por la cabeza -no pude asistir a la rueda de prensa- cuando la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, desgranaba las 1.572 medidas de la hoja de ruta para esta legislatura. Por suerte no una a una.

La verdad es que ninguno de los colegas atinaron tampoco a hacerla.

Hubo preguntas sobre si se había superado la crisis de gobierno entre ERC y Junts, sobre el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, sobre los aeropuertos, sobre el pasaporte covid -en este caso dos en este-, sobre la negociación de los Presupuestos, sobre la mesa de diálogo -bueno, al compañero Marcos Lamelas se le pegó el lenguaje oficial: “mesa de negociación”-, sobre el episodio violento de Tiana, sobre el ocio nocturno y sobre las perspectivas de la pandemia.

La que más apretó a la portavoz fue Marta Ricart, de La Vanguardia, quizá porque no hace información política sino sanitaria y le dijo que si le hacía esa pregunta en concreto era porque “el conseller Argimon no comparece”. A pesar de ello no consiguió una respuesta satisfactoria.

Hubo también algunas catalanadas en el apartado de preguntas en castellano, que suele ser al final de la comparecencia. La portavoz, en efecto, dijo "eina" en vez “herramienta”. También “desenvolupado”, “respecto” y “focus”. Aunque luego el trema estrella del TN mediodía fue el catalán en la futura Ley del Audiovisual.

Salí del estado de somnolencia -el “listín telefónico” que decíamos en la época Pujol- cuando anunció que uno de los objetivos era la “equidad menstrual” y una “estrategia nacional de derechos sexuales y reproductivos” para garantizar “la educación, tan necesaria, afectivo-sexual”.

Quizá porque me salió la vena heptopatriarcal. Al fin y al cabo soy de la generación del asesinato de Kennedy. Allá por los años 60 del siglo pasado.

Pero, como decía, me vino a la cabeza la fórmula universal de Pla porque la Generalitat tiene una deuda de 80.000 millones de euros. No es Evergrande, la multinacional china que pende de un hilo, pero todo el mundo sabe que si fuera una compañía privada probablemente ya tendría que haber bajado la persiana.

Además no ha parado de aumentar. El tripartito la dejó en 35.000 millones tras siete años en el poder. Mas la elevó a 70.000 en sólo cinco siete años, mas lo elevó a 70.000 en sólo cinco. Y ahora nos dirigimos, con paso lento pero seguro, hacia los 100.000. Tarde o temprano llegaremos.

De hecho hasta me acordé de una entrevista a la entonces consejera Àngels Chacón en La Vanguardia el 4 de mayo del año pasado.

La entonces titular de Empresa reconocía que de los 46.000 millones de Presupuesto, “descontado el gasto financiero, quedan unos 32.000 millones”.

¡Es decir, que 14.000 millones son intereses!

Menuda pelota financiera les hemos dejado no ya a nuestros hijos sino incluso a nuestros nietos y hasta a nuestros bisnietos

A pesar de ello la Generalitat gobierna como si nada. Por ejemplo han anunciado como medida estrella la gratuitidad de la enseñanza de 0 a 3 años.

Yo también estoy a favor, por supuesto. ¿Pero se puede pagar o tirarán de créditos? Porque ni siquiera sabemos todavía cómo pagaran los peajes y han tenido diez años para pensárselo.

No se puede gobernar a base de talonario o lanzarando la pelota para adelante.

Como dijo Montilla hace años: “las cosas gratis no se valoran”.

El dinero público, a diferencia de lo que opinaba la entonces ministra Carmen Cavlo, no es que no sea “de nadie” es que es de los contribuyentes. Y merece la pena ser administrado con rigor, austeridad y eficacia.

Porque la pregunta ¿y esto quién lo paga? tiene una fácil respuesta: nosotros.

Publicidad
Publicidad

21 Comentarios

Publicidad
#11 BEJOTA, BCN, 25/09/2021 - 17:07

Otto Von Bismarck : "España es el pais más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido"
El separatismo ha perdido el 30% (casi 1 de cada 3) de los votos que obtuvo en 2017: de 2.079.000 a 1.456.000, més de 623.000 catalans han dit adéu al prusés Y SIN DINERO .NO COMMETS!

#10 Pan con tomate y jamón ibérico, En las nubes tocando la tenora, 23/09/2021 - 19:38

La secta separatista ha conseguido no solo hundir Cataluña. En su ensoñación imperial de "ho tenim tot pagat..." incluso han arruinado al Barça... y ahora, que los socios sigan cantando en el minuto 17,14 aquello de inda..! inda..!

#9 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 23/09/2021 - 19:31

La Degeneralitat lleva 40 años quebrada en lo moral y al menos 10 en lo económico. Y espérate, que vamos en bajada y sin frenos gracias a la gran gestión lazionalseparatista.

#8 Pere que tomba, BCN, 23/09/2021 - 17:14

I en Ximo Puig igual, sense ser separatista,,,

#7 pregunto yo, Tarragona, 23/09/2021 - 13:54

¿en quiebra? último fichaje, la hermana de la Vergés. 80.000 euros de sueldo.