Publicidad
La Puntita · 22 de Junio de 2020. 11:00h.

RAFAEL ELÍAS

Ilerdam Videas

Lo admito. Cuando me reenviaron el vídeo de la campaña de la Generalitat para atraer al turismo nacional, de primeras creí que se trataba de una broma. Pero no. Iba en serio. Y muy en serio que iba la cosa, porque no se han limitado al vídeo. Una última maniobra publicitaria nos ha dejado estupefactos a todos, sobre todo a los leridanos. Y qué bueno que es que se acuerden de nosotros de vez en cuando.

Así, el sábado amaneció en Lleida con una imponente visión: nuestra querida Seu Vella se desperezaba arropada por una colosal bandera española, bajo los efectos de los primeros rayos de un sol de justicia, y era un sol que anunciaba un día despejado y claro. Los ciudadanos abrían las ventanas y los balcones, allí donde crece la albahaca, y el aire fresco entraba en los hogares como una caricia al rescate; los vecinos miraban al horizonte, en la loma permanecía la Seu Vella, saludando a la mañana, nuestra querida Seu Vella, y qué bonito es su nombre en catalán, como Neus, como Laia, como un beso, como un mensaje inesperado. Ahí seguía el castillo, sí, pero esa mañana lucía como nunca.

Será sólo publicidad, y probablemente con un fin espurio, pero la verdad es que la campaña está muy bien ideada. Ahora que se inicia el período estival, y conscientes de que la Terra Ferma es lugar de paso obligado para gran parte del turismo nacional en busca de playa o montaña, el efecto conseguido sólo puede ser calificado como sobresaliente. No nos engañemos, la opinión que el resto de los españoles tiene de nosotros los catalanes no es muy buena. El proceso y los exabruptos de algunos dirigentes han deteriorado sobremanera la percepción del nordeste peninsular y de sus gentes, pero diablos, lo cortés no quita la valiente, el giro de timón ha llegado, y de qué manera. Este fin de semana ardían las redes felicitando al Govern de la Generalitat por lo de la Seu Vella, qué mejor y mayor prueba de estima. Cuando toca reconocer los éxitos, se hace, y punto.

Esperemos que esto suponga una inflexión en el trato recibido por Lleida desde Barcelona y se nos tenga en cuenta más y mejor a partir de ahora. Hay que reconocer que el desprecio viene de largo y no toda la culpa es de la Generalitat, los romanos ya acuñaron una expresión para desear un mal a alguien, la locución en cuestión es Ilerdam videas(*), cuya traducción formal y literal es “que veas Ilerda”. La traducción informal y un tanto libre es “vete a la puta mierda a Ilerda”, en acertada rima consonántica.

Latinajos al margen, lo dicho. Hoy toca aplaudir al presidente de la Generalitat como máximo responsable de la campaña, el episodio leridano es una llamada a la concordia, y eso está muy bien, con el racismo y el supremacismo no se va a ninguna parte, el odio sólo genera odio. Nunca es tarde.

No quisiera olvidar en mi felicitación al nuevo alcalde de Lleida por haber permitido la colocación de la bandera española en tan ilustre monumento, tal como hizo con la llamada a la oración musulmana, megáfono en ristre, hace pocas semanas. Un alcalde al que muchos tildaban de gafe, fue llegar al gobierno municipal y que todo se fuera al carajo, pero qué caray, ahora hay que elogiarlo.

Porque ahora sí vamos por el buen camino. Y es que en el horizonte se divisa una forma conocida, una silueta que se asemeja a una letra “E” acostada, la “E” del acento leridano, y es nuestra querida Seu Vella, un castillo en el aire que da la bienvenida, porque es verla en la lejanía y sentir que ya estás en casa.

(*) Ilerdam videas. Acusativo de Ilerda, -ae y segunda persona del singular del presente de subjuntivo de video, -es, -ere, vidi, visum. Sujeto elidido.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Onofre de Dip, Barcelona, 06/07/2020 - 17:41

Lo de "Ilerdam Videas" seguro que lo acuñó algún pompeyano despechado.
Me encantan sus colaboraciones, don Rafael. Son lo mejor que publica Xavier Rius en E - Notícies.
Felicidades.

#1 Menjamela Grandi, Anapurna, 25/06/2020 - 09:21

Me gustan mucho sus artículos. Originales y entretenidos.
Enhorabuena.