Publicidad
La Puntita · 6 de Septiembre de 2020. 17:18h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Illa por Iceta

 

Voy a pedir a PSC lo que ya ha pedido en un vídeo: que cambie Miquel Iceta por Salvador Illa como cabeza de lista en las próximas elecciones en el Parlament.

Lo digo con todo el respeto por el propio afectado. Con el que tengo una buena relación personal sin llegar a ser estrecha, que es como tiene que ser una relación entre un político y un miembro de la prensa.

Añadiré que, sin entrar a juzgar sus ideas en concreto, Miquel Iceta me parece de largo uno de los mejores políticos catalanes. Con los pies en el suelo y dialogante, lo que en los tiempos que corren ya es mucho.

Lanzo la idea también con todo el respeto para con el PSC. Ya son mayorcitos para saber a quién ponen. Aunque no han empezado a confeccionar todavía las listas -ni siquiera están convocadas las elecciones- lo que sin duda facilita las cosas.

Y si lo hubieran hecho tampoco pasa nada. Lorena Roldán, Alfred Bosch y Neus Munté -estos dos útimos en las municipales- fueron elegidos en primarias y luego sustituidos por Carlos Carrizosa, Ernest Maragall y Quim Forn. O sea que tampoco pasa nada.

Por supuesto Miquel Iceta también ha cometido errores. Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra. Como aquella vez que, en plena campaña, se mostró partidario de indultos. O aquella otra que aceptó la idea de un referéndum. Hasta un diario tan inclinado al PSC como El Periodico tituló: "Iceta se enreda con el referéndum".

Personalmente le he echado en falta durante toda la legislatura más mala lecha aunque yo, de esto, voy sobrado. Ciertamente no iría mal, en las sesiones de control, poco más de garra, incluso de punch, como en el boxeo. A veces parece que se apiade de Quim Torra. No sé si atribuirlo a esto a a la necesidad del PSOE ir trampeando en Madrid con los votos de ERC. En todo caso, tampoco se lo han agradecido. Acuédense cuando lo vetaron como presidente del Senado. ¡A un catalán!.

Todo este rollo viene a cuento porque, según el sondeo que publica este domingo La Vanguardia (1), el procesismo no sólo vuelve a ganar sino que sube: de 70 a 77 diputados. No creo demasiado en las encuestas pero me lo dice también la nariz: el PSC no consigue articular una alternativa de gobierno. Ni aglutinar a la mayoría de electores descontentos con el actual Govern. Pasa de 17 a 26. Sube nueve escaños. Pero a todas luces es insuficiente.

Y es urgente vertebrar una alternativa electoral -eso sí, sin frontismos- porque difícilmente Catalunya aguantará ocho años más de proceso. La marcha de Nissan, el cierre de Saint Gobain o incluso la fusión de La Caixa -que previsiblemente no tendrá la sede en Barcelona- son sólo algunos síntomas de una Catalunya en declive.

Como saben, y no lo oculto, yo vengo del mundo del independentismo. Y no voy a cambiar a mi edad. Suficientes conversos ha habido ya en el proceso. Pero es urgente ofrecer una alternativa electoral al resto de catalanes que creen -creemos- que el proceso sólo nos ha deparado desgracias. No hay ni un resultado positivo tangible.

Aquí cabemos todos: críticos, escépticos, tibios, moderados e incluso indepes cuerdos. Basta tener la cabeza sobre los hombros, que es lo primero que deberíamos pedir a un político. Los Mossos tendrían que hacer exámenes a las puertas del Parlament si ello no contravinieran los principios de la democracia representativa.

Basta con repasar algunas de los tonterías que se han dicho para tirarse de los pelos, incluso en mi caso. Muchas veces en público o sin siquiera llamar la atención de los medios de comunicación. Acuérdense por ejemplo de Torra diciendo, en TV3, que Catalunya vivía una “crisis humanitaria” nada más llegar al cargo. Como si esto fuera Eritrea o Somalia. Sin que, por cierto, los presentadores del Telenotícies -Carles Prats y Raquel Sans en esa ocasión- se atrevieran siquiera a contradecirle.

O Eduard Pujol diciendo que lo perseguía un tío en patinete, presumiblemente del CNI. A Tremosa asegurando que Pugidemont era un “líder mundial” druante una tertulia también en TV3. No es extraño que, con semejantes méritos, haya llegado finalmente a conseller. O el “de Madrid al cielo” de Clara Ponsatí en plena pandemia, exconsejera nada menos que de Educación.

Los de Esquerra tampoco van a la zaga. Junqueras ya propuso en su día parar la economía catalana una semana. Pero, claro, entonces él cobraba un sueldo público como eurodiputado. Tras el 1-0 dijo también que las empresas se habían ido por los “porrazos de la Policía”. Junqueras empezó a perder el sentido de la relidad tiempo, mucho antes incluso de su entrada en Lledoners.

Por eso Salvador Illa me parecería un buen candidato -como Alejandro Fernández me parece el candidato idóneo para el PPC: se lo ha currado-. Algunos de ustdes pueden reprocharme que ha sido ministro de Sanidad en la peor crisis sanitaria desde la mal llamada gripe española. Incluso traer a colación los fallecidos en hospitales y en residencias. Al fin y al cabo España sigue en la parte alta -altísima- de infectados por Covid.

Pero a favor suyo he de decir que pilló a todos los gobiernos con la guardia baja. Incluso el hombre más bien informado del planeta, Donald Trump -que tiene la CIA, la Agencia de Seguridad Nacional, la NASA y la CNN- cometió errores.

Hay un diferencia fundamental, sin embargo, entre el gobierno español y el catalán: mientras el segundo no paraba de poner palos a las ruedas, Salvador Illa mantuvo siempre la compostura. ¡Incluso en Rac1 con Pilar Rahola! No le he visto, en todos estas dramáticas semanas una palabra de mas, una salida de tono, un exabrupto. Ni siquiera una sonrisa, cosa que se agradece. Si alguien puede sacarnos del atolladero es él.

Con ello no pido desplazar a Miquel Iceta. Ni enviarlo a la papelera de la historia. Tiene todavía mucho recorrido en la política catalana. Y hasta en la española. Pero debería salir de él el dar un paso al lado. En la política no hay amigos, ni siquiera dentro del partido, y a veces hay que tomar decisiones drásticas y dolorosas. Fíjense en Pablo Casado con Cayetana. No le ha temblado el pulso.

Las futuras listas permite a uno ir primero y al otro segundo. Al fin y al cabo, Mas llegó a ir sexto en las elecciones del 2015. Además, el ordenamiento político catalán contempla esta posibilidad. Salvador Illa podría ser presidente -si alcanza los votos- y Miquel Iceta, conseller en cap. Una figura empleada ya por Jordi Pujol. O Companys durante la guerra con Josep Tarradellas.

En fin, Salvador Illa podría ser el hombre. No podemos pasarnos ni una legislatura más en este bloqueo político, económico e incluso social. Pero en la decisión del PSC hay que considerar dos cosas: primero, si sí tienen que poner toda la carne en el asador. Y superar además todos los complejos. Si no superan el marco mental del proceso será como jugar en campo contrario. Es decir, tienen que ir a por todas y con moral de victoria. Queda mucho partido por delante. En realidad, no ha empezado todavía.

 

(1) ERC, 42; JxCat, 31; CUP, 4; PSC, 26; Ciudadanos, 13; Comunes, 7; PP: 8; y Vox, 4

 

Publicidad
Publicidad

12 Comentarios

Publicidad
#9 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 07/09/2020 - 23:38

Eso, que pongan al ministrIlla para la Degene, al fin y al cabo para eso lo plantó el Igeta en Madrid, para darlo a conocer y luego trasplantarlo aquí. Ahora bien, el tío ha demostrado ser inútil, mentiroso y corrupto. Resultado: miles de muertes. Si aún así nos parece lo mejor para la autonomía catalana, pues adelante. Sarna con gusto...

#8 pepe, andorra, 07/09/2020 - 14:23

En España, y en general en toda Europa, las personas no se cansan una y otra vez de elegir a incompetentes, corruptos y nepotistas q nunca han defendido el interes general de los españoles si no el de camarillas, oligarquias y capillitas aqui mucha grandilocuencia pero seguimos exactamente igual, pero muy disfrazado, q con el antiguo regimen feudal

#7 Leidy Johanna, Isnaar, 06/09/2020 - 22:10

Que usted, Sr. Rius defienda a este fracasado , que no supo gestionar peor la pandemia y no tuvo los cojones de decir, yo no puedo, soy filósofo y no médico, para así llevarnos a la ruina y a la muerte como nos ha llevado, es más que preocupante. Piense a quien le ofrece sus amores porque en este caso siniestro y sombrío usted está errando.

#6 Jvcs, barcelona, 06/09/2020 - 21:37

Ya lo dije una vez , illa tiene por lo menos sentido común y dialogo , y firmeza si se presenta arrasa seguro , porque levantar todo lo destruido y desmontar todas las colocaciones de pelotes y agencias se liberaran millones de euros en lo que debe ser esencial servicios publicos reales.
El independentismo se hunde en el fango , y merecidamente !

#5 Sharp, Tarragona, 06/09/2020 - 20:27

Estoy de acuerdo con Vd, Sr. Rius.

El Mnistroi Illa es uno d elos pocos ministros de sanchez que ha demostrado maneras para ser un buen político y gestor. le ha tocado bailar con la mas fea , ya que el mnisterio de sanidad practicamente no tiene estructura para lidiar esta guerra.

desde mi lejania politica con el PSOE, creo que seria una buena ba