Publicidad
La Puntita · 6 de Octubre de 2018. 09:21h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

La degradación de la Generalitat

 

Ha bastado apenas una semana para darse cuenta de quién tenemos de presidente de la Generalitat. ¡Que coño una semana: 72 horas!

La cosa empezó el lunes cuando Quim Torra dijo a los CDR: “apretad y hacéis bien de apretar”.

Bueno, en realidad, dijo: “amigos de los CDR ...”. El presidente del Parlament, Roger Torrent, a su lado aplaudió la ocurrencia.

Los CDR siguieron la consigna al pie de la letra. Por la noche intentaron asaltar el Parlament de Catalunya.

Luego hubo el ultimátum a Pedro Sánchez. No sabían nada ni Esquerra ni el PDECAT. Se lanzó a la piscina él sólo. Todo para forzar una foto en Palau. Y calmar a la CUP tras la actuación de los Mossos.

En la carta que envió al presidente del Gobierno ya no fija plazo. Ni tampoco en las resoluciones propuestas.

Pero es que la ha enviado no sólo a Pedro Sánchez sino también a Donald Trump, el Papa y una veintenta de personalidades internacionales (1).

No paramos de hacer el ridículo, también a nivel internacional. Me recuerda aquella vez en la que -cuando Francesc Homs era el “amo de Palau” en expresión de un periodista- enviaron una carta a Hollande … ¡en inglés!

O aquella otra en la que montaron un acto en el propio Parlament -la ANC, Òmnium y la AMI- para denunciar España ante las Naciones Unidas, el Parlamento Europeo, la Comisión, el Consejo de Europa y hasta la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). ¡Como si esto fuera la Guerra Fría! Iban pasando los diputados haciendo el paripé, es decir, firmando el manifiesto correspondiente.

En ambos casos no hay constancia de respuesta. Al menos positiva.

Pero, en el debate de política general, hay que reconocer que hubo momentos de gloria. Esta vez, a diferencia del pleno de investidura, ya no se le ocurrió decir que Catalunya estaba en plena “crisis humanitaria”. Como si esto fuera Siria, Somalia o Yemen del Sur.

Sin embargo, personalmente me quedo con el instante en el que aseguró que Catalunya tenía que ser “un país puntero en seguridad”. ¡Al día siguiente de que casi asaltan la cámara catalana!

Y, por supuesto, con el final: “estamos aquí para hacer efectiva la República catalana”. ¿Qué República? ¿La de los ocho segundos?

Con todos estos antecedentes es evidente que el debate lo perdió Torra. Él solito. Y además con gol en propia puerta. Fue un tiro al pie.

Los titubeos me recordaron un poco la semana previa a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo.

¿Se acuerdan? Primero se fue a un encuentro empresarial en la Seu d'Urgell y anunció que, por supuesto, aprovecharía para echar bronca al Rey.

Ya no acabé de entenderlo: ¿En un acto protocolario? ¿Donde las intervenciones están tan pautadas?

Luego estuvo toda la semana mareando la perdiz. El día anterior se fue a Berlín a pedir instrucciones a Puigdemont. Volvió y todavía no aclaró si iba o no iba.

El mismo viernes por la mañana anunció que iría. Previamente, la ACN -la agencia de noticias de la Generalitat- habia anunciado la primicia de que no iría.

Al final fue pero antes pasó por un acto de la ANC para hacerse el activista.

Y la bronca se limitó a regalarle un libro al monarca. En la foto salía muy sonriente.

74961-screensnapz041.jpg

 

En fin, el temple, la visión política, la capacidad de liderazgo del president Torra acabó confirmándose con el espectáculo del jueves.

Llevan cuatro meses con el Parlament cerrado -con el 155 fueron seis y se quejaban- y ni siquiera han podido ponerse de acuerdo sobre los diputados suspendidos.

Al día siguiente comparecieron en Palau para escenificar que todo volvía a su cauce. No era cuestión de perder las lentejas, los cargos, las nóminas y las vicarías.

Yo pensaba que, efectivamente, estaba todo arreglado. Anunciaron la rueda de prensa para las 11.30. Comparecieron una hora más tarde.

Antes posaron sonrientes para la prensa pero cada uno tenía su jarrita encima de la mesa. ¡No compartían ni el agua! Como los emperadores romanos, que tenían miedo de que les echasen algo en la bebida.

No es que tengamos dos presidentes de la Generalitat. Es que tenemos ya tres: Puigdemont, Torra y Pere Aragonès.

Los dos últimos hasta se repartieron la lectura del comunicado conjunto.

Los presidentes de la Generalitat, cuando tienen suficiente entidad, comparecen solos. Es lo que manda el cánon, la tradición y el protocolo.

La costumbre empezó a perderse con Puigdemont. Y francamente no me extraña.

El hombre organizaba conferencias a tres: él, Junqueras y Romeva. En Madrid o en Bruselas. Le daba miedo hacerlo sólo.

Tampoco se atrevió a ir al Congreso o al Senado. Claro, no es lo mismo soltar el rollo ante un auditorio afín que una comparecencia parlamentaria en la que hay preguntas y respuestas.

No se si nos damos cuenta de la degradación a la que están llegando las instituciones en Catalunya: el Parlament, el Govern y la propia presidencia de la Generalitat.

¿En manos de quién estamos?

 

(1) - Antoni Marti Petit, Jefe de Gobierno de Andorra
- Sebastian Kurz, Canciller Federal de Austria
- Sergei Rumas, Primer Ministro de la República de Bielorrusia
- Charles Michel, Primer Ministro de Bélgica
- Denis Zvizdic, Presidente del Consejo de Ministros de Bosnia-Herzegovina
- Boyko Borissov, Primer Ministro de la República de Bulgaria
- Xi Jinping, Presidente de la República Popular China
- Andrej Plenkovic, Primer Ministro de la República de Croacia
- Nicos Anastasiades, Presidente de la República de Chipre
- Andrej Babis, Primer Ministro de la República Checa
- Lars Lokke Rasmussen, Primer Ministro de Dinamarca
- Juri Ratas, Primer Ministro de Estonia
- Juha Sipila, Primer Ministro de Finlandia
- Geert Bourgeois, Ministro-Presidente del Gobierno de Flandes
- Angela Merkel, Canciller de la República Federal de Alemania
- Alexis Tsipras, Primer Ministro de Grecia
- Viktor Orban, Primer Ministro de Hungría
- Katrin Jakobsdottir, Primer Ministro de Islandia
- Leo Varadkar, Primer Ministro de Irlanda
- Giuseppe Conte, Primer Ministro de Italia
- Ramush Haradinaj, Primer Ministro de la República de Kosovo
- Maris Kucinskis, Primer Ministro de Letonia
- Saulius Skvernelis, Primer Ministro de Lituania
- Xavier Bettel, Primer Ministro de Luxemburgo
- Zoran Zaev, Primer Ministro de la República de Macedonia
- Joseph Muscat, Primer Ministro de Malta
- Dusko Markovic, Primer Ministro de Montenegro
- Mark Rutte, Primer Ministro de Holanda
- Erna Solberg, Primera Ministra de Noruega
- Mateusz Morawiecki, Primer Ministro de Polonia
- António Costa, Primer Ministro de Portugal
- Viorica Dancila, Primera Ministra de Rumania
- Vladimir Putin, Presidente de la Federación Rusa
- Nicola Sturgeon, Primer Ministro de Escocia
- Ana Brnabic, Primer Ministro de la República de Serbia
- Peter Pellegrini, Primer Ministro de Eslovaquia
- Marjan Sarec, Primer Ministro de la República de Eslovenia
- Stefan Lofven, Primer Ministro de Suecia
- Alain Berset, Presidente de la Confederación Suiza
- Volodymyr Groysman, Primer Ministro de Ucrania
- Theresa May, Primera Ministra del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
- Donald J. Trump, presidente de los Estados Unidos de América
- El Papa Francisco

 

Publicidad

14 Comentarios

Publicidad
#15 Pan con tomate y jamón Ibérico, II*II Enlloc, 12/10/2018 - 19:57

Mientras esto era un "oasis" el sectarismo catalanista todo lo tapaba, desde que Pujol se autoproclamó corrupto, todo va de mal en peor. La caída de las caretas separatistas ha supuesto para la gente un chute de realidad inasumible.., no habrá helado gratis, con los 16.000 millones todavía tendremos que trabajar y sin república.. ni bananera.

#14 Carlos Gomez, bestia amb forma humana, 08/10/2018 - 13:41

Sabeu que es l´unic que funciona com un rellotget suis a la imaginaria Republica de Puigdemont ?

Doncs els seus autoadjudicats sous. Uns sous astronomics, i mes reals que la vilesa de la senyora Rahola, d´un republicans ficticis d´una republica imaginaria que no esta ni tan sols als caps dels que viuen confortabilisimament d´aquesta entelequia pe

#12 La Mare Superiora, Liechtenstein, 07/10/2018 - 07:00

Ho torno a dir...Andorra ni la toqueu.Ja està bé com està.

#11 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 06/10/2018 - 23:36

Que la Generalitat es en realidad Degeneralitat lo vengo diciendo desde que se inició del prusés. Torra no debería haber sido President por racista, lo que le convierte en racistorra. Lo del lunes es de juzgado de guardia. ¡Ya1 debería estar dimitido en una sociedad sana. Pero no, no lo somos. Con otro pirado en la Degene todo es posible.

#10 Lobisome, BCN, 06/10/2018 - 20:41

De momento, lo peor de todo este asunto del procesisme, es el terrible ridículo que están haciendo. Cuando a uno se le baja el cabreo lo que siente es, sobre todo, vergüenza ajena. Esperemos que se quede en eso, y no tengamos que, además, acabar llorando a los caídos en combate...