Publicidad
La Puntita · 12 de Julio de 2021. 08:14h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

La importancia de las pensiones públicas

Las pensiones públicas son uno de los pilares básicos del Estado del bienestar. Esa realidad se hizo visible durante la crisis económica de 2008. Ahora, la pandemia de la covid-19 ha vuelto a situar las pensiones en primer plano porque constituyen la principal red de seguridad para millones de familias.

Los profesores de Economía de la Universidad de Barcelona, Samuel Calongo Ramírez y Antonio Manresa Sánchez, en su libro, “Crisis Económica y desigualdad de la renta en España”, sostienen que las pensiones son un factor fundamental para reducir la desigualdad. En el año 2012, el más agudo de la crisis, representaron el 49% de dicha redistribución y el subsidio de desempleo el 9,1%.

Al Gobierno de Pedro Sánchez se le podrán reprochar muchas cosas, pero no se puede cuestionar que está demostrando un especial interés por resolver la delicada situación financiera de las pensiones. Hace apenas unos meses que aprobó una transferencia de 14.000 millones de euros a la Seguridad Social para asumir “gastos impropios” del sistema como, por ejemplo, descuentos en las cotizaciones para apoyar el empleo. El planteamiento de partida es llevar a cabo nuevas transferencias hasta enjugar el déficit en 2023.

El ejecutivo sabe que el sistema público de pensiones necesita una remodelación en profundidad para que sea sostenible. Por eso, desde comienzos de legislatura, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luís Escrivá, constituyó un equipo de trabajo para que elaborara una propuesta de viabilidad del sistema.

El resultado ha sido que, después de varios meses de negociaciones con puntos de vista coincidentes y algún que otro encontronazo, Gobierno, Sindicatos y CEOE llagaron, hace un par de semanas, a un acuerdo para sacar adelante la primera parte de la reforma de las pensiones.

Una vez alcanzado el pacto, el pasado martes, 6 de julio, el Consejo de ministros dio luz verde al anteproyecto de ley que garantiza el poder adquisitivo de las pensiones mediante su revalorización con el IPC. Esta iniciativa debe convertirse en ley y ser aprobada en el Congreso en el último trimestre del año para que entre en vigor en 2022.
De manera simultánea, se quiere acercar la edad efectiva de las jubilaciones anticipadas a la edad legal. Para lograrlo se introducirán mayores incentivos en el sistema para que los trabajadores que lo deseen puedan retrasar su salida del mercado laboral. También se ha suprimido el factor de sostenibilidad, que ligaba la prestación a la esperanza de vida, un invento que el Gobierno del PP introdujo en la reforma de 2013.

Esta remodelación se inscribe dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que estaba incluido en el Plan Económico presentado por el Gobierno a la Comisión Europea para obtener el “plácet” que permita la llegada a España de los fondos de recuperación europeos.

La modificación del sistema emprendida por el Gobierno, con el soporte, por el momento, de los agentes sociales, viene a echar por tierra las teorías de los profetas de la catástrofe que pronosticaban de manera reiterada la quiebra de las pensiones. Hay que tener en cuenta que, con el aumento de la esperanza de vida, el sistema da cobertura a las personas durante mucho más tiempo, ya que viven más. Las pensiones públicas han sido, en realidad, un soporte social básico para el desarrollo de nuestra democracia. No podemos perder de vista el dato de que la esperanza de vida en nuestro país desde 1975 ha aumentado 10 años.

De todas formas, no todo es coser y cantar, se ha dejado para la segunda parte de la reforma los temas más espinosos. Cuestiones como las subidas de las bases máximas, que los autónomos coticen por sus ingresos reales, los cambios en el periodo que se toma para calcular la pensión o el nuevo factor para garantizar la equidad generacional se deberán poner sobre la mesa a la vuelta del verano.

Un reciente informe del FMI sobre las pensiones en España alertaba que, más pronto o más tarde, habrá que hacer una profunda revisión de todo el sistema: las jubilaciones deberán ser más acordes con la esperanza de vida, se necesitará mayor proporción de gente trabajando, aumentar la productividad, elevar la natalidad, acoger más inmigrantes y reducir la capacidad adquisitiva de las pensiones en comparación al último salario. Es decir, el mencionado informe vendría a ser como una carta a los Reyes Magos, con su dosis de carbón incluida. El problema es que no venía acompañado del manual de instrucciones para hacer realidad los objetivos planteados.

Volviendo a un nivel mucho más pragmático de la cuestión, uno de los asuntos más hirientes está relacionado con la esperanza de vida. Y es que resulta muy injusto que el sistema fije la edad de jubilación sin distinguir las diferencias que existen entre las profesiones. Algo que está estrechamente ligado con la formación. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las personas con estudios primarios o inferiores suelen trabajar en las actividades más penosas y viven, de media, cuatro años menos que los que tiene formación superior.

Por consiguiente, es de justicia establecer las medidas necesarias para que los menos agraciados no acaben pagando buena parte de las pensiones de las clases más favorecidas.

Bernardo Fernández

Publicidad
Publicidad

19 Comentarios

Publicidad
#10 Pepe, Andorra, 15/07/2021 - 19:52

Los vasallos del señor feudal, en cuanto encuentran alguien con argumentos , se chinan patas abajo. Fuera del insulto, la descalificación y el desacreditar con cualquier chorrada, no saben q hacer, bueno si, la chorrada esa de neoliberal, algo q no existe más q en su imaginación, como los unicornios separatistas.

#9 pepe, andorra, 15/07/2021 - 13:15

si....los q se llevan el resto, chavalote, son los mismos q después defienden el pagar impuestos y subirlos con la excusa de las pensiones, la educación y demás cuentos chinos, aunque ya debería decir cuentos españoles, pq no veas como nos toman el pelo. Y aunque sea innecesario argumentarlo pq solo hay q leerte, prefiero hacerlo, no soy como tu.

#8 pepe, Andorra, 15/07/2021 - 13:13

a juan le gusta regalar en subvenciones 150.000 millones al año, le gusta pagar dos y tres veces por las carreteras q ya estan pagadas, le gusta pagar impuestos para q despues le den a los menores extranjeros q vienen a robar para las mafias locales, bueno a ellos les dan 600 euros, si se los dan, los q se llevan el resto hasta los 3500...Adivinalo

#7 pepe, andorra, 15/07/2021 - 13:11

todo aquel q defiende este sistema después de ver durante 40 años q no funciona y q solo sirve para saquearnos o es un ingenuo de tomo y lomo, o esta en la pomada, o cobra por hacerse el ciego, el ejemplo de -juan es mas q evidente, solo descalifica sin aportar un solo argumento, al igual q hacen los q viven de este régimen. Desacreditar y nada mas

#6 Juan , Barna, 14/07/2021 - 18:47

¡Madre mía! Con afirmaciones tan sesudas como las del colega Pepe, es innecesario argumentar nada. Él solo se define.

#6.1 pepe, andorra, 15/07/2021 - 10:14

no tienes argumentos, pq no existen argumentos q defiendan el saqueo actual con la excusa de las pensiones y como no tienes argumentos, sales con esas excusas de mal pagador, asi q mi conclusion final es q o eres un ingenuo o estas en la pomada. Cualquier persona con un minimo de sensatez sabe q su enemigo es el Estado q le roba y saquea sin mesura

#6.2 pepe, andorra, 15/07/2021 - 10:16

y si, mis afirmaciones son sesudas, mientras q tu solo descalficias, el solo se define, pues claro q me defino, como anarcocapitalista y enemigo del Estado, solo te digo q si acudiera al sector privado para q me dieran lo mismo q el Estado me da a cambio de mis impuestos, me ahorraria mas de 7500 euros al año. Si defiendes el saqueo, eres complice.

#6.3 pepe, andorra, 15/07/2021 - 10:18

y el neoliberalismo no existe desde el momento en q el Estado lo regula todo, para favorecer a las grandes multinacionales, lo q es el capitalismo de amiguetes de toda la vida, lo q tu defiendes es la corrupcion, la incompentencia y el nepotismo, todo bien disfrazado de pensiones, sanidad, educacion y policia. Y eso es solo una excusa para saquear.