La Puntita · 19 de Mayo de 2022. 17:06h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

La pija indepe

Artadi, en el Parlament, con un lazo amarillo gigante

 

El colega Sergi Doria publicaba el pasado domingo un perfil de Elsa Artadi en el ABC.

Es de agradecer que, entre tantas palmaditas en la espalda y muestras de solidaridad, alguien ponga los puntos sobre las íes.

Por supuesto, si Elsa Artadi está deprimida que se recupere. Sólo faltaría.

Pero los deprimidos deberíamos ser el resto por cómo han dejado Catalunya. Hecha una piltrafa. Un país trinxat.

El propio columnista recordaba que la ya exalcaldable de Junts por Barcelona -menuda putada les ha hecho- llegó a comparar el Holocausto con el proceso vía Anna Frank.

Con tan desconocimiento de causa que hasta se equivocó de fecha.

Y un alto cargo de la embajada israelí tuvo que recordarle que “nada, pero nada puede compararse con el Holocausto para promover una causa política. ¡Esta compariacion es una vergüenza!”.

A mí me recordo aquella directora general de la Generalitat, Gemma Domènech, de Memoria Democrática, que en mayo del 2019 comparó a los presos de Mauthausen con los “presos politicos”.

Créanme, he estado cuatro veces en el campo de exterminio -aunque oficialmente sólo era de concentración- y no tiene nada que ver.

math.jpg

 

Pero de Elsa Artadi recuerdo otros momentos gloriosos.

Durante una manifestación en Bruselas trascendió que había asistido al acto con una chaqueta de 1.200 euros.

Lo ya indicaba que la revolución de las sonrisas era una revolución pija. De gente bien.

Por eso me sorprendió que, en la última Diada, empezara su discurso en el Fossar de les Moreres en plan Lenin: “Benvinguts companys de lluita”.

Aunque la más divertida fue cuando, en marzo del 2019, participó en una performance de un colectivo de la tercera edad del Eixample.

Ella citaba el nombre de un encausado -entre procesados y fugados- y el resto gritaba “¡Inocente!”

Mucho postureo porque, cuando se aplicó el 155, no dimitió.

En realidad no dimitió nadie. Tampoco Laurà Borràs que estaba al frente de la Institució de les Lletres Catalanes. La cuestión era seguir cobrando.

Ni siquiera dimitieron cuando ya eran candidatas electorales.

Pero en el caso de Artadi es que además elogió el PP en el Senado su dedicación.

Y me ahorro su labor como portavoz del Govern porque era como un frontón. Pero en eso la han superado Budó o Plaja. En algún caso incluso en mala educación.

Aunque de todas las imágenes me dejo su participación, en plena Semana Santa, en procesiones. Yo soy agnóstico pero siempre me pareció que esto era una costumbre muy española.

El problema de la clase política catalana, incluida la independentista, es su inconsistencia. Hasta ideológica.

¿Estos querían llevarnos a Ítaca? ¿Qué sacrificios personales estaban dispuestos a hacer?

Popr eso no pienso perdonar a ninguno de ellos, aunque estén deprimidos, cómo han dejado Catalunya.

Antes nos restregaban por la cara aquello de ni olvido ni perdón. Pues eso.

 

89418-artadi3.jpeg

Publicidad
Publicidad

19 Comentarios

Publicidad
#10 Ateo, Tarragona (Tabarnia), 26/05/2022 - 02:51

La 1ª revolución pija del mundo ha terminado en un gran fracaso. Como Artadi son el 90% de los indepes catalanes, no hay más que ver los barrigones de Junqui, Puchi y demás estómagos agradecidos.

#9 Pere, Girona, Spain, 21/05/2022 - 08:40

Si es que no saben el que val una pinta aquesta panda de burguesos indepes de Twitter (CUP ,PSC ,i Comuns inclosos).

Aquest finde cap a la Costa Brava aniran

Como está "mandao"

#8 EduardR, bcn, 20/05/2022 - 14:45

Yo ni olvido ni perdono... estos pájaros jugaron con la posibilidad de enviarnos 10000 rebanacuellos "rusos" para hacer la independencia... y ya sabemos donde ibamos a acabar los que no aceptaramos... a fosas comunes.

#7 Antifa, L'H, 20/05/2022 - 14:15

No sóc gens fan d'Artadi, però realment havia disfrutat amb els incomptables zascas que li havia donat a les rodes de premsa, i que pel que veig el té molt resentit

#6 Arnat, Barcelona, 20/05/2022 - 09:36

La caracteristica dels personatges que integren la banda de farsants que tenim incrustada a les institucions es la capacitat d'aparentar per mentir i falsejar, i aquesta pija es un clar exponent. Tambe destaquen per la miserable covardia quan son descoberts, fugen com rates o com aquesta que pelga per les consequencies del tema dels rusos