Publicidad
La Puntita · 8 de Agosto de 2019. 07:42h.

BERNARDO FERNÁNDEZ

Bernardo Fernández

La solución (casi) imposible

Pocos días antes de la investidura fallida de Pedro Sánchez le pidieron a Alfonso Guerra su opinión sobre la formación de un nuevo gobierno. El exvicepresidente del Gobierno, ácido y certero como siempre, expresó sus dudas ante la posibilidad de formar un ejecutivo con antisistema e independentistas. Felipe González, un poco más comedido, pero con cierta retranca, dijo que si no había Gobierno él enviaría a los políticos al rincón de pensar.

Días después, para disgusto de muchos, entre los que me incluyo, los hechos vinieron a dar la razón a los exlíderes socialistas. Y si ha resultado imposible un acuerdo para una cuestión puntual, como es la investidura, no será difícil imaginar lo complicado que puede ser mantener una mayoría parlamentaria estable durante cuatro años que dé soporte a las iniciativas del gobierno. En mi opinión, si no es imposible, casi.

Tras el fiasco de la investidura, Pedro Sánchez ha decidido reunirse con agentes sociales (patronal y sindicatos) y organizaciones progresistas como movimientos feministas, ecologistas y del tercer sector, para elaborar una propuesta programática con la que negociar con Unidas Podemos un gobierno a la portuguesa. Es decir, un ejecutivo del PSOE que tenga el apoyo parlamentario de los de Pablo Iglesias y otras fuerzas políticas sin que entren en el ejecutivo. Como mucho, algún independiente de reconocido prestigio de la órbita de Podemos.

Es lógico pensar que esa propuesta deberá estar basada en el programa electoral que el partido socialista presentó a las elecciones del 28 A. En consecuencia, cuestiones como el conflicto territorial, un nuevo Estatuto de los Trabajadores que blinde derechos y regule las nuevas relaciones laborales, así como, garantizar la revalorización de las pensiones con el IPC, hasta eliminar en cinco años el déficit de la Seguridad Social deberían ser los ejes de cualquier proyecto programático.

Asimismo, los socialistas también proponían aumentar de manera considerable la inversión en I+D+i, hacer una ley para potenciar las empresas emergentes de fuerte valor añadido, trabajar activamente contra el cambio climático y llevar a cabo una transición energética sostenible y ambiciosa.

De igual manera el compromiso del PSOE es inequívoco para luchar contra la violencia de género y la modificación de la tipificación de los delitos sexuales. En este contexto, no se puede olvidar el compromiso adquirido por el Gobierno, hace ahora un año, de dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica con la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos

Desde luego, no son cuestiones menores ni de poco calado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una cosa es lograr sumar votos para una votación concreta y otra tener apoyos de manera permanente. Con un Congreso tan fragmentado como el actual se necesitará mucho encaje de bolillos, mucha geometría variable y grandes dosis de paciencia y habilidad para llevar a cabo transacciones que permitan llevar las iniciativas gubernamentales adelante. En definitiva, muy complicado. De todas maneras, la iniciativa de Pedro Sánchez es de todo punto encomiable y merece toda la consideración.

En cualquier caso, convendría no olvidar que la dirección de Podemos, a día de hoy, parece enrocada en el gobierno de coalición. Es verdad que en Unidas y en Anticapitalistas -un sector interno de Podemos- han surgido voces inclinándose por dar apoyos a Sánchez sin entrar en el Gobierno, No obstante, hay que tener presente que el soporte de los podemitas es necesario, pero no suficiente. Por lo tanto, harán falta otros apoyos y ya sabemos que unos con la matraca de la autodeterminación y el referéndum, otros con la obsesión de Sánchez y “su banda” y los de más allá entestados en que los socialistas han pactado con independentistas, batasunos y presuntos delincuentes como dice la flamante portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, el dialogo y el pacto parece que tendrán poco recorrido.

De momento, aprovechemos lo que queda de verano y disfrutemos todo lo que sea posible. Intentemos ser felices, nos lo merecemos. Que tengan un buen y merecido descanso. 

 

Bernardo Fernández

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Ganxet, Reus, 19/08/2019 - 13:25

Desgraciadament no es veu cap partit a Espanya que tingui cap interès mes enllà dels seus personals. I ja fa massa anys que això dura.