Publicidad
La Puntita · 22 de Diciembre de 2018. 21:20h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

La última performance del proceso

 

La huelga de hambre ha sido la última performance del proceso para atraer la atención.

No lo han conseguido.

De entrada, Junqueras no se apuntó a la protesta.

Y eso que comparten prisión en Lladoners.

La prensa internacional también se ha hecho poco eco del asunto. Con excepción de algun artículo en The Guardian. Lo normal en este caso.

Ni siquiera ha servido para acelerar los recursos ante el TC.

Un día hasta hicieron una crónica en TV3 en la que el tribunal negaba “cualquier dilación” y aseguraban que seguían su curso.

La politización de la justicia ha sido uno de los mantras del proceso hasta que al PP lo condenaron por el caso Gürtel, al cuñado del Rey lo metieron en la cárcel, a Turull lo exculparon de alzamiento de bienes y ahora a Mas le han rebajado la pena por el 9-N. Podrá volver a ser candidato en el 2020.

Yo creo que la huelga ha pasado incluso desapercibida entre la opinión pública a pesar de los denodados esfuerzos de TV3. O de los diputados de JxCat, que la mencionaban en cada pleno.

Ya es mala suerte iniciar una huelga de hambre justo antes de las elecciones andaluzas.

La irrupción de Vox y la derrota del PSOE lo tapó todo.

Y me temo que la foto de los siete en Lladoners tampoco les favoreció.

Si querían emular la imagen histórica de Companys entre rejas les salió el tiro por la culata.

companys.jpg

 

Aparecían sonrientes, con chandales y calzado deportivo.

Parecía más un anuncio de Benetton -de los malos- que unos reclusos.

En fin, un desastre.

Una huelga de hambre es una cosa muy seria. Sólo hay que emprenderla si estás dispuesto a llegar hasta el final.

Como Bobby Sands, que la palmó tras 66 días de ayuno. Ha quedado de él un mural precioso en el barrio católico de Belfast.

O aquellas fotos del etarra Iñaki de Juan Chaos en las que salía terriblemente demacrado. Eso es una huelga de hambre.

Y me ahorro la polémica sobre los batidos nutricionales. Al fin y al cabo continúan hospitalizados.

37667-screensnapz044.jpg

Al final lo han dejado con la excusa de la carta de expresidentes de la Generalitat y del Parlament: Jordi Pujol, Pasqual Maragall, José Montilla, Artur Mas, Carles Puigdemont, Joan Rigol, Ernest Benach, Núria de Gispert y Carme Forcadell.

Gracias a las gestiones del Síndic de Greuges, Rafael Ribó. Con tal de hacer favores al proceso o al poder, lo que haga falta.

El mismo día ya lo tenían al mediodía en TV3 y por la noche en el 324. Fíjense que, de todos los políticos del tripartito, es el único que todavía aguanta!

De hecho es anterior al tripartito: lo dejó en el 2003. En el 2004 lo eligieron para Síndico. Lo reeligieron en el 2010. ¡Lleva en el cargo la friolera de catorce años!

Y ya es curioso que hasta el expresidente Montilla se prestara a la operación. ¿Miedo escénico?.

Pero todavía es más curioso que la firmara Pasqual Maragall vista su dolencia.

Me parece una utilización indigna del expresidente pero eso es cosa de la familia. Un día su hermano Ernest -cuando ya estaba haciendo méritos- hasta lo llevó a un míting de Esquerra.

En fin, la huelga de hambre fallida confirma que la revolta dels somirures es la última revolución burguesa de la historia.

Dirigentes que veranean en Cadaqués o la Cerdanya difícilmente hacen revoluciones. Tampoco huelgas de hambre. Tienen demasiado que perder.

Todavía se puede extraer una última conclusión. La portavoz de los huelguistas era Pilar Calvo. En su tiempo fue lo que es ahora Marta Bosch: la presentadora estrella de los deportes de TV3.

La pregunta es pues inquietante: ¿Cómo entraban en Televisió de Catalunya? ¿Por afinidades políticas?

Lo que no sé es si el alcalde de Montblanc, el republicano Josep Andreu, que se apuntó a la protesta por solidaridad la continuará por su cuenta o la ha suspendido a la espera de los turrones y la escudella i carn d'olla.

Andreu ya era del sector carotista de ERC y hasta ha coqueteado con la Crida de Puigdemont porque fue al acto de presentación.

Vaya manera de solidarizarse con Oriol Junqueras. Yo, de Esquerra, iría buscando otro candidato para las municipales. Todavía están a tiempo. Hay que estar a las verdes y a las maduras.

Seamos francos: el único objetivo de la huelga de hambre era joder al líder de ERC.  Hacerle pasar por un cobarde.

Los de la antigua Convergencia siempre que Esquerra va por delante en las encuestas se sacan un as de la manga.

Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#12 Sergi , Barcelona, 30/12/2018 - 19:04

Basicamente, esta gente siempre miente, todo es mentira, cualquier cosa que digan es falsa, lo de la vaga de fam es otra mas de sus muchas mentiras, era una especie de "Dieta Detox, "vaga de solids", o sea a base de batidos, zumos, cremas, sopas, caldos, etc. Vamos, otra patraña mas y asi hasta la proxima.

#11 Menjamela Grandi, Anapurna, 24/12/2018 - 05:39

Los únicos que han hecho huelgas de hambre de verdad han sido los irlandeses y los del Grapo. Estos secepijos y los etarras han hecho dietas con zumos y batidos. Y el de Juana Caos hasta con sandwiches. Los "nacionalismos liberadores" hispánicos son un estafa completa desde su concepción, ejecución y objetivos. Viva España!!!!

#10 Victor, Londres, 23/12/2018 - 22:19

De Juana terriblemente demacrado? será por su ideología pútrida. Una foto como esa me la hago yo ahora mismo, y eso que hoy he comido asado argentino , patatas, pastel y un paquete de galletas.

#9 I ARA QUE ?, Barcelona, 23/12/2018 - 20:41

Si algu creu que es l’ultima, S’EQUIVOCA DE MOLT BON TROS

Un cop tinguem els calerets desbloqueixats
quans dies creieu trigaran en tornar a montar POLLASTRES ?
MOLT POQUETS

SENSE SIDRALLS, SENSE ENEMIC, QUE SON ?
tenim merder per anys

#8 lepero, Barcelona/Tabarnia, 23/12/2018 - 18:22

Para que a uno no lo consideren igual de ilustrado que la ministra Calvo, vale más no escribir performance, y conformarse con espectáculo, numerito, o cualquier sinónimo.