Publicidad
La Puntita · 11 de Septiembre de 2020. 17:42h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Las tentaciones de la 'lucha armada'

óvenes en las inmediaciones de la Plaza Urquinaona tirando piedras

 

A veces me preguntó qué falta en Catalunya para que algún iluminado opte por la lucha armada.

O que decida poner un paquete explosivo en una cabina telefónica aunque, con la revolución digital, cada vez haya menos.

Pasar del paquete explosivo al tiro en la nuca tampoco debe ser tan difícil -aunque se una vida humana- si eres un convencido.

Sí, ya sé que los catalanes somos pacíficos pero no deja de ser una leyenda.

En el siglo XVI el bandolerismo catalán fue mundialmente famoso. O al menos en la Península Ibérica.

En el XIX, Barcelona era "la ciudad de las bombas".

Y en los años 20 "la ciudad donde mataban por las calles".

Algunas veces los pueblos se tuercen. A mí me caen muy bien los irlandeses pero primero libraron una guerra cruenta contra los ingleses y luego otra todavía más cruenta entre ellos.

De hecho ya ha habido una violencia de baja intensidad. Incluso alentada desde Palau.

La famosa batalla de Urquinaona. O los sabotajes de esta Diada contra Rodalies y el AVE.

Tampoco es muy normal ocupar un aeropuerto, cortar una autopista o bloquear una frontera durante tres días. Aunque esto es otra cosa.

Y tenemos los CDR detenidos. Ojalá todo sea un “montaje policial” como dice la defensa.

Preferiría incluso esto -que la Guardia Civil hubiera aumentado las pruebas- a que unos independentistas se hubieran planteado seriamente cruzar la línea roja.

De momento creo que han salido todos en libertad con cargos pero tampoco les he oído proclamar su inocencia o acusar al juez de prevaricación.

Sin olvidar que fueron jaleados en un pleno del Parlamento por diputados de JxCat y ERC.

Un día, durante una visita a unos familiares en Vic, cayó en mis manos una entrevista a un historiador local de Osona publicada en un diario local.

Se preguntaba: “¿Qué tendencia hemos tenido los catalanes? Hemos sido unos violentos de cuidado. En el siglo XVIII obedecimos un pocos tras la Guerra de Sucesión, pero en el XIX volvimos a la carga”

“A veces –añadía- un político dice, somos gente de paz y pienso: ‘madre de Dios’. El político vive del momento y hace servir la historia para lo que le interesa”.

Una vez vi en twitter que a Jordi Cañas, ahora eurodiputado de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, le habían tirado pintura amarilla por la espalda.

El hombre, que es menos fiero de lo que parece, se lo tomó bien pero yo me quedé helado.

Fíjense si me quedó grabado que recuerdo que estaba por la Meridiana -no sé por qué- y lo llamé inmediatamente.

Como cuando recuerdas qué estabas haciendo en el momento de la muerte de Lady Di o del asesinato de Ernest Lluch por ETA.

Quizá porque me había tocado cubrir en su época atentados de la organización terrorista y se me cruzó una cosa por la cabeza: ¿Y si en vez de pintura hubiera sido un tiro en la nuca?

Me dirán que soy un alarmista, un botifler, un miserable -lo último que me han llamado hoy en youtube- pero ojalá no lo veamos nunca.

De momento sólo sé que hay una generación de jóvenes que llevan ocho años escuchando que la independencia está a la vuelta de la esquina.

Y que como decía el presidente de la Generalitat ésta es una “causa justa”, que es lo mismo que deben decirles a los terroristas islámicos antes de inmolarse.

Además de otras sutilezas. No sólo “presos políticos” y “exiliados”, “represaliados”, “conflicto político” sino también que España es un “estado autoritario” o incluso fascista.

A mí no me lo parece -si lo fuera no formaría parte de la UE- pero va calando. Incluso con la inestimable colaboración de medios públicos y algunos de privados. Y está comunmente aceptado que, contra las dictaduras, la lucha armada es legítima.

Recuerdo que en la última aturada de país del 3 de octubre de año pasado -no era una aturada de país sino una huelga general auspiciada por el Govern- fui a ver cómo se lo tomaban en el barrio de Sant Ildefonso de Cornellà. Todo abierto, claro. Era otro mundo.

Al volver sintonicé Catalunya Ràdio en el coche. A una tertuliana, que no conseguí idenfiticar, se la estaban comiendo. Debía ser cuota unionista o simplemente cuerda.

Y otro tertuliano, al que tampoco reconocí, dijo respecto a los episodios de violencia de Plaza Urquinaona que él no lo haría pero que entendía que los jóvenes lo hicieran.

Como argumento contra mis angustias se me puede objetar -yo lo hago con frecuencia- que esta es una revolución burguesa, incluso pija.

Todavía recuerdo a Elsa Artadi yendo a una manifestación en Bruselas con una chaqueta de más de mil euros o una foto de El Periódico de un Mercedes con estelada.

Las revoluciones, en efecto, las hacen los descamisados, los sans-culottes, los mineros de Asturias -bueno, en Asturias, los sueldos eran relativamente altos según las crónicas de Josep Pla-, no gente que veranea en Cadaqués o en la Cerdanya.

Pero no descarten todavía que pueda salir algún zumbado.

Las guerras se saben con frecuencia cómo acaban -por agotamiento- pero no cómo empiezan.

Publicidad
Publicidad

29 Comentarios

Publicidad
#20 Josep Joan Pera, Palafolls, 14/09/2020 - 16:56

És molt trist cobrar per aquest article. No el puc valorar íntegrament. Tan sols llegir el començament en tinc prou. Suposo que vostè és pràcticament anònim i escrivint animalades vol guanyar nom, reconeixement i visites a la seva pàgina. Vergonyós! Queda retratat. Sembla un diputat aplaudint els seus i esperant la recompensa. Qui es mou no sur

#19 Montse, Barcelona, 14/09/2020 - 11:43

Otro caso de la abominable "lucha armada": https://www.diariodesevilla.es/espana/Nadie-acuerda-Manuel-Indiano_0_1496250758.html Un joven vendedor de chuches. ¡Que valentía disparando a quemarropa 6 tiros a un humilde comerciante indefenso y padre de familia¡ ASCO

#18 Flanagan, Tabarnia City, 14/09/2020 - 10:18

No le interesa a la secta separata,se acabarían esos sueldos,esos puestos a dedo,esas subvenciones afines...todo iría regado de un 155 por años con control total de Estado de la comunidad autónoma y atxc la buena vida.

#17 Iñigo, Palma de Mallorca, 14/09/2020 - 07:11

Todo lleva a enfrentamientos violentos, pero no entre Cataluña y España, no hay dos naciones enfrentadas eso es lo que les gustaría a algunos ver a los tanques por la diagonal. Habrá violencia entre ciudadanos catalanes y contra todo lo que represente a España en Cataluña. Es cuestión de tiempo. Ojala me equivoque. Disfruten lo votado.

#17.1 pepe, andorra, 18/09/2020 - 22:17

mientras te distraen con sus teatros, cada vez peores, por cierto, se llevan tu dinero, pq todas estas movidas al final, no son mas q distracciones para levantarnos el parné, q al final, es lo unico q les interesa a todos los políticos, q al igual q los entrenadores de futbol, son los q se llevan las bofetadas mientras el señor feudal se rie de ti

#16 Peculiaritats de la ceba, Chez Fangue, 13/09/2020 - 13:57

lLuuita què?, aquesta trepa no tenen pebrots per encarar-se amb algú que els pugui fotre un mastegot, recordeu aquells camioners que els van fer fugir darrera unes tanques de filferro a una carretera i des d'on els cridaven "fill de p....!" pero sense sortir d'on s'havíen refugiat?.