Publicidad
La Puntita · 25 de Noviembre de 2018. 21:53h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Los conversos del PSC

 

El pasado viernes pasado fui a la presentación del último libro de Quim Nadal, “Catalunya, mirall trencat”. En primera fila, dos expresidentes: Mas y Montilla.

Desperdigados por el público algunos exconsejeros de la época: Antoni Castells, Ernest Maragall.

Llegué un pelín tarde. En mi línea. El periodismo digital es muy esclavo. Opté por quedarme de pie al final de la sala.

El actual alcaldable de ERC tenía una silla libre al lado pero pensé que si me sentaba en ella igual le daba un patatús.

Durante el acto, la periodista Neus Tomàs -que había sido su jefe de prensa en la consejería- le lanzó la primera pregunta:

- ¿Se atreve a decir hacia dónde vamos?

- No no me atrevo pero soy muy pesimista -respondió el que fuera titular de Política Territorial y portavoz del Govern durante siete años-.

Quim Nadal y yo nos soportábamos mutuamente en las ruedas de prensa. La verdad es que viendo los sucesores (Francesc Homs, Neus Munté, Elsa Artadi) dejó el listón muy alto.

Me he leído el libro. Se agradece la concisión -poco más de cien páginas-, la claridad y hasta la franqueza.

Pero ya me perdonará el autor: él es también responsable del desaguisado actual.

No escuché en los consejeros del sector catalanista del PSC ninguna palabra no ya a favor de la independencia sino simplemente del derecho a decidir mientras tuvieron cargo oficial.

Me refiero no sólo a Nadal sino también a Montserrat Tura, Marina Geli o los citados Ernest Maragall y Antoni Castells. Por supuesto tampoco a Ferran Mascarell.

Por citar los más significados. Y que conste que algunos de ellos -como Tura o el mismo Nadal- hicieron una muy buena gestión.

El caso de Toni Comín es distinto porque fue dando tumbos de Ciutadans pel Canvi al PSC y del PSC a Esquerra. 

Del primero al segundo porque había limitación de mandatos y se le acababa lo de ser diputado. Del segundo al tercero porque perdió las primarias contra Laia Bonet para repetir.

Un lince, vamos. Ahora que se agarra al escaño creo que en ERC han empezado a calarlo.

En general, lo del sector catalanista del PSC era más bien una etiqueta. No sé si para medrar o por convicciones íntimas pero no iba más allá de algunas vaguedades.

Ernest Maragall llegó a publicar un artículo a página entera en La Vanguardia el 14 de Febrero del 2010 (“PSC y Catalunya”) en el que reconocía que el tripartito ya no tenía "vigencia política”.

Montilla, a pocos meses de las elecciones, no se atrevió a cesarlo pero Maragall tampoco tuvo la dignidad de dimitir.

Tuve la paciencia de leerme entonces el artículo entero. ¡Al final sólo pedía grupo parlamentario del PSC en Madrid!

El susodicho va ahora de indepe y es alcaldable de Esquerra por Barcelona.

Lo cierto es que los socialistas catalanes fueron sometidos a una implacable operación de desgaste. En algunos casos alentada desde TV3. En cuanto un crítico abría la boca lo convertían en una estrella del Telenotícies.

Los convergentes debieron pensar que era el momento para acabar con su archienemigo de toda la vida. Ya saben, aquella rivalidad entre los dos lados de la Plaza Sant Jaume.

Pero hicieron el negocio de las cabras porque entre negociar con el PSC y tener que negociar con la CUP no hay color. Como se sabe, los antisistema acabaron mandando a Mas a la "papelera de la historia". El PSC tenía en cambio aquello que ahora echo tan en falta: cultura de gobierno.

Sufrieron hasta cuatro escisiones: Nova Esquerra Catalana (NECat) del mencionado Ernest Maragall, Avancem de Joan Ignasi Elena, Moviment Catalunya de Jordi Martí i Socialisme, Catalunya i Llibertat de Toni Comín.

Todos acabaron en la órbita de ERC.

Nova Esquerra y Moviment Catalunya acabaron creando Moviment d’Esquerres. Jordi Martí lo dejó en cuanto Colau lo fichó de gerente del Ayuntamiento. Con un sueldo superior a los 100.00 euros, todo hay que decirlo. Ernest Maragall se recolocó de eurodiputado. Magda Casamitjana salió de diputada de Junts pel Sí. Ahora está en el grupo de ERC.

Pero además, volviendo a Quim Nadal, lo que propone en el libro es irrealizable.

En el primer punto del dodecálogo final pide que el Estado pida perdón por el 1-0. Que reconozca que la “represión policial” fue “un error político”.

¿Y dejar todos los policías con el culo al aire? ¿O los jueces?  ¿O la fiscalía? ¡Hasta el Tribunal Constitucional! ¿Nadie se acuerda de las cinco notificaciones envidadas a Carles Puigdemont? ¿Cómo posaba orgulloso con ellas?

Fer volar coloms.

El punto tres todavía es más ilusorio: “El Estado toma la iniciativa para la liberación de los presos y para la suspensión de todas las acciones judiciales”.

¿Y la separación de poderes? Parece el expresidente hablando de diálogo. Las negociaciones políticas se hacen antes de que la justicia se ponga en marcha, no después. ¡En cuanto abre diligencias ya no hay nada que hacer!

Quim Nadal mantiene la ambigüedad, la equidistancia, el querer quedar bien con todos que le hizo proverbial.

Aquellos largos monólogos que tan bien reflejaban los de Polònia en su programa. Toni Soler fue otro de los presentadores.

Se puede estar a favor o en contra de la independencia. A mí me parece tan legítimo una cosa como la otra.

Pero todo el mundo sabía que el proceso no saldría bien. Que el derecho a decidir era una simple trampa verbal para dorar la píldora, convencer a los indecisos, vender la moto.

Con el 47% de los votos difícilmente no se puede declarar la independencia. Y menos en la Unión Europea. Esto es Europa Occidental. No el Caucaso o los Balcanes.

Además, el porcentaje -más o menos dos millones de personas-, se ha mantenido inalterable en las últimas elecciones del 2017 y del 2015.

Se puede retroceder hasta las del 2012 o las del 2010. Incluso a la reforma del Estatut en el que el sí alcanzó los 1,9 millones de votantes. La abstención superó el 51%.

Y lo sabían, claro que lo sabían. Lo sabíamos todos. Pero es más fácil vivir a favor de la corriente que decir la verdad.

Me ahorro contar como ha quedado Cartalunya tras el proceso. También lo saben todos ustedes. Los independentistas y los que no.

Lástima que Quim Nadal no se erigió en su día en uno de esos referentes morales que tanto he echado en falta en los últimos años. Simplemente había que decir: compte, que prendrem mal!.

tuitpiuigdemont.jpg

Publicidad

40 Comentarios

Publicidad
#17 Joan Galceran Margarit, Sant Esteve Sesrovires, 29/11/2018 - 11:01

D'acord en tot l'article menys en una cosa: Q demani l'Estat excusses per l'error d la repressiò policial del 1-O", es perfectament possible, lògic i penso q fins i tot politicament obligat; Es demanar excusses polítiques... i això no efecte a les causses judicials obertes, ni deixa el cul a l'aire dels jutjes, ni dels policies q cumplien ord

#17.1 pepe, andorra, 30/11/2018 - 14:24

ni de broma, no se puede uno excusar por cumplir su deber, q se excusen ellos y nos pidan disculpas por intentar secesionar una parte de España como su cortijo particular.

#17.2 Tabarnés puro, Barcino, 01/12/2018 - 06:47

Y dos huevos duros. Los que teníais que pedir disculpas por intentar dar un golpe de Estado sois vosotros.

#16 Sharp, Raeeagona, 28/11/2018 - 12:42

Y esta falta de condena clara y fuerte del soberanismo, les ha quitado un chorro de votos al PSC, de donde salieron rumbo a C´s. muchos votantes. La gran pregunta al PSC es ésta: Se está embarazado o no se está embarazado. No existe el medio embarazado. Y mientras no resulva esta duda existencial el PSC se irá muriendo.

#15 Sharp, Tarragona, 28/11/2018 - 12:38

El gran problema del PSC, es que intenta convivir con dos almas. La de socialista y la de nacionalista. No estan de acuerfdo con el "proces" pero "entienden" que los del proces haganb cosas malas. No se atreven a condenar al "proces" pues la "inteligencia catalanista" de sus jerifaltes se marcharian a otras formaciones, como ya ha sido,

#14 pepe, andorra, 27/11/2018 - 15:48

la otra teoria es q al juez le concederan un ascenso cuando el asunto se haya calmado, q ya se sabe, plata o plomo....Q si no, siempre puedes acabar como Coro Cillan si no te plegas a los deseos del gobierno de turno......

#13 pepe, andorra, 27/11/2018 - 15:47

alguien podría explicar pq a De Juana Chaos lo sacaron del talego y Zaplana aun sigue ahi a pesar de estar demostrado q si q esta enfermo de verdad? ¿Y lo de Bolinaga era por humanidad y lo de Zaplana entonces es por lo contrario? ¿Alguien apuesta conmigo a q el juez q entalego a Zaplana es del 4 turno y lo metieron en la epoca de Rodriguez Zp?