La Puntita · 17 de Enero de 2021. 10:00h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Los de los lazos amarillos son los de la pandemia

 

Tengo para mis adentros que la jugada de aplazar las elecciones hasta el 30 de mayo les saldrá mal.

De momento huele un poco a final de ciclo. Incluso de régimen.

A mí me recuerda a Montilla en el 2010.

Los socialistas -entonces al frente del segundo tripartito- estuvieron barajando convocar las elecciones antes del verano o después.

Montilla se decidió finalmente por el 28 de noviembre.

Supongo que por aquello de agotar la legislatura.

Y porque, como la crisis había estallado en el 2008, igual conseguía aprovechar la recuperación económica que se oteaba en el horizonte.

Hay que reconocer en todo caso que el entonces president fue el primer dirigente socialista de todo el Estado en admitir -en abril del 2009 si no recuerdo mal- que era una crisis económica, no una desaceleración como insistía Zapatero a diestro y siniestro.

El inquilino de La Moncloa todavía iba por esas fechas haciéndose fotos con los banqueros o en Estados Unidos para tratar de inspirar confianza. La falta de reacción -y de afrontar la realidad- aceleró la crisis.

Pero pasó lo que pasó: Mas ganó las elecciones y se convirtió en el 129 presidente de la Generalitat. Todavía va por el mundo con una tarjeta que dice eso.

El PSC pasó de 37 escaños a 28. Perdió doce diputados de golpe.

Montilla tuvo que irse a casa -aquí no estamos acostumbrados a que un presidente saliente se quede haciendo de jefe de la oposición o ni siquiera de diputado- y el PSC entró en un bache.

En cierta manera los socialistas catalanes -que no ha recuperado el poder desde entonces- todavía lo están pagando.

Recuerdo que poco después me encontré, en los pasillos el Parlament, a Jaume Collboni. Entonces diputado y exdirector de campaña de Montilla.

Me reconoció que, según estudios internos, habían perdido media docena de escaños o más entre junio y noviembre. De haber convocado antes quizá José Montilla habría continuado siendo presidente.

Es lo que digo. En los finales de etapa todo se desmorona: el gobierno ya no controla la agenda, va a remolque, pierde la inicativa, carce de liderazago e incluso de autoridad moral. Todo son parches.

En caso de gobiernos de coalición se acrecientan también los navajazos y la voluntad de cada partido de sacar pecho.

Es lo que pasa ahora. Acuérdense de Torra diciendo el 29 de enero del año pasado que la legislatura “ya no tiene más recorrido político” y que “ningún gobierno puede funcionar sin unidad”.

Pues imaginen ahora.

Da la sensación de que el Govern es un barco sin capitán. De que no hay nadie en Palau para tomar decisiones.

Y puede ir a peor. Si en política todo es susceptible de empeorar en plena emergencia sanitaria todavía más.

En épocas de crisis o de cabreo los votantes acaban ejerciendo el voto de castigo. Es lo que le pasó a Mas en el 2012, que se las prometía muy felices y acabó perdiendo doce diputados de golpe: de 62 a 50. El hombre no iba muy fino de olfato.

Por eso, en la vida y en la política, soy partidario de pasar los aprietos primero. Yo siempre hacía los deberes el viernes.

Las elecciones el 30 de mayo pueden ser un tiro al pie del Govern. Nada augura que estemos mejor. Al contrario, más bien peor.

Y no olviden que los que han gestionado la pandemia -si se le puede llamar gestión- son los del lazo amarillo en la solapa.

He visto ya algún cargo -como el doctor Argimon- que ya no lo lleva cuando sale.

El lazo amarillo va a pillar al final mala fama. Se lo han ganado a pulso.

Sálvese quien pueda.

argimonojk.jpg

 

Publicidad
Publicidad

11 Comentarios

Publicidad
#11 pepe, andorra, 19/01/2021 - 14:35

sinceramente, tengo problemas mas importantes q el descenso a los infiernos del condado de Barcelona por mor de sus propios habitantes. Cada uno tiene lo q se merece y si ademas les gusta y son felices, poco puedo hacer yo al respecto, hay problemas mas importantes q las tonterías q hacen los siervos, vasallos y bufones del señor feudal.

#10 Sergi Sergio, Barcelona, 18/01/2021 - 16:23

La jeta de cemento armado de esta gente es infinita, les da igual todo, les importa una mi... el pais, ellos solo piensan en sus encuestas, en su resultados, en sus sillas y en su pasta, lo demas se la rebufa, el virus letal de Catalunya son sus politicos, no hay un virus mas letal, este Parlament de jetas es mortal para Catalunya.

#9 Nudistes per la independència, L´Escala de Les Anxoves, 18/01/2021 - 16:08

Doncs jo no sóc d´aquests que diu que porten el llaç on vostè diu,i molt orgullós que n´estic! Seguim! Dempeus! En pilotes!

#8 Pan con tomate y jamón ibérico, Cataluña cap al no-res..., 18/01/2021 - 11:54

"Da la sensación de que el Govern es un barco sin capitán. De que no hay nadie en Palau para tomar decisiones."

Vamos, lo que sería un barco fantasma... en mitad del temporal y lejos de Ítaca...

#7 Sharp, Tarragona, 18/01/2021 - 11:29

Estamos haciendo la campaña que favorece a VOX y posiblemente a la CUP. Ambois partidos son simples portavoces del "cabreo" fenomenal de la ciudadania, unos por la derecha y otrso por la Izquierda.