La Puntita · 13 de Febrero de 2022. 08:55h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Los salvapatrias

 

No he sido nunca antisistema.

Ni pienso que todos los políticos son iguales.

Al contrario.

En Italia, por ejemplo, la operación Mani Pulite (“Manos Limpias”) contra la corrupción arrasó con toda una clase política: Bettino Craxi, Andreotti, Scalfaro.

Hasta desaparecieron los partidos que se habían alternado en el poder desde el final de la II Guerra Mundial: la Democracia-Cristiana y el Partido Socialista. El Partido Comunista cayó por su propio peso.

Al cabo de unos años apareció Silvio Berlusconi. No sé si el remedio fue peor que la enfermedad.

Con ello, por supuesto, no estoy justificando la corrupción.

Pero constato que un vacío de poder se rellena con un poder generalmente peor.

Dicho esto he de decir también que la actual clase política catalana no sirve.

Hay que hacer foc nou. Incluso a pesar de los riesgos.

Costará porque Catalunya es un país pequeño que no puede estar generando liderazgos políticos cada dos por tres.

Pero, en efecto, no sirve.

Ni a un lado ni a otro.

Los independentistas nos han llevado al desastre. Al puto desastre: Esquerra, Junts, la CUP, el PDECAT.

También algunos que ahora ya no están -CiU, CDC- o que acaban de nacer como Centrem porque no levantaron la voz cuando pudieron.

No te puedes fiar ni de Duran, que sale en defensa de Jaume Collboni. 40438-d.jpg

No quiero malpensar pero Duran está en el consejo de administración de Aena, presidida por Maurici Lucena, ex portavoz del PSC.

Pero si a Collboni tendrían que haberlo jubilado hace años.

Es el único director de campaña de un partido -la de Montilla del 2010- que tras perder el poder y nada menos que nueve escaños -de 37 a 28- lo promocionan y lo hacen alcaldable por Barcelona.

Me ahorraré otros episodios como movilizar bajo mano al voto pakistanés en el Raval para ganar. Y si no que se lo pregunten a Jordi Martí.

A Jaume Collboni le falta sangre hasta para ejercer de primer teniente de alcalde.

Lo ha demostrado, con creces, en la Meridiana. Donde no se le ha visto el pelo. Es puro apparatchik. 

Y está por ver si poner en peligro el Primavera Sound es por un ataque de cuernos suyo.

A veces me pregunto, y de veras que lo lamento, si la carrera política de Collboni se ha cimentado en su orientación sexual.

Miquel Iceta, por ejemplo, nunca lo aprovechó ni hizo gala de nada.

Otro exidirente de Unió, Ramon Espadaler, permanece por su parte agazapado en el grupo parlamentario del PSC.

De todos los restos de la antigua CiU (PDECAT, Lliures, Convergents, PNC, ahora Centrem) es el único que ha mantenido el escaño.

Hasta que un día los socialistas catalanes lleguen a la conclusión de que no aporta nigún voto. Al contrario, más bien resta. Entonces dejarán de apiadarse de él.

Sin olvidar el caso de Josep Sánchez Llibre, que ahora anda reuniéndose a escondidas con Puigdemont.

No deja de ser curioso que un exdiputado de Unió haya llegado a presidente de Fomento del Trabajo.

Si que está mala la burguesía catalana.

Al fin y al cabo fue un partido tuvo que cerrar con 22 millones de deuda. Un ejemplo, sin duda, de buena gestión.

Más allá tenemos, por otra parte, a Santi Vila, del que ya he hablado recientemente.

Pero se nota que quiere ser alcaldable por Barcelona -tras haberlo sido ya por ¡Figueras!- o, como mínimo, volver al candelero.

Y a Àngels Chacón, que no ha tenido ningún inconveniente en dejar tirado a su partido a pesar de ser la secretaria general para fundar otro.

El difunto Pere Esteve, que se pasó a Esquerra, al menos ya no era secretario general.

De la trayectoria de Chacón como consejera de Empresa recuerdo dos momentos cumbres: un reportaje que le hicieron en La Vanguardia en la que decía, sobre la marcha de 3.500 empresas, que ella tenía mucho trabajo para ocuparse de estas cosas

Y aquella cena oficial precisamente en Fomento -con asistencia de Pedro Sánchez- a la que no se quedó por solidaridad con los presos, que estaban entonces de huelga de hambre de mentirijillas.

¿Ésta tiene que salvar el catalanismo?

Apaga y vámonos.

 

 

 

 

Publicidad
Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#5 Joaquim Moriscot Bernadell, L'Hospitalet de Llobregat, 15/02/2022 - 17:26

No hay líderes políticos nacionalistas catalanes sólidos para levantar Catalunya. Que vergüenza!

#4 Pepe, Andorra, 14/02/2022 - 14:31

entiendo q es cuestión de opinión, pero no la comparto y debo expresarlo, Cathaluna no es un país, no ha sido un país y no sera jamas un país. Incluso su supuesta bandera es la de condado de Barcelona q después se convirtió en la enseña de la Casa de Aragón. Respeto a los q opinan diferente, pero los unicornios, las hadas y cathaluna, no existe

#3 AnnaMollet, Mollet, 13/02/2022 - 13:39

Hicieron un Golpe de Estado, y esos mismos partidos que violaron la democracia, siguen en el poder. Nos parecemos a Venezuela, cuando Hugo Chavéz, hizo un golpe de estado, y años después Venezuela lo hizo presidente... y así es como degeneró todo a la Venezuela actual, hoy un conductor de autobús es su Presidente, y el pastelero Puigdemont aquí.

#2 Charly, Barcelona, 13/02/2022 - 13:28

Ultimamente, cada día me gusta más leer a Rius. Debe ser que nos hemos vuelto fascistas los dos.

#1 Martín, Barna, 13/02/2022 - 09:17

Muy buen, un buen repaso, no tengo nada que añadir.