Publicidad
La Puntita · 25 de Febrero de 2019. 11:05h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Mi amigo Sandro Rosell

 

Con frecuencia me pregunto: ¿Qué se ha hecho de los que se fotografiaban con Sandro Rosell cuando estaba en la cima de todo?

Porque, en Catalunya, ser presidente del Barça es casi tan importante como ser presidente de la Generalitat o de la Caixa.

Me refiero a aquella foto que publicaron, me parece, los colegas de Nació Digital. No sé si de un encuentro en la Cerdaña.

Salían de izquierda a derecha: Josep Maria Xercavins, Artur Mas, Enric Lacalle, José Antich, Josep Cuní, Antoni Brufau, Joan Maria Nin, Antoni Vila Casas, Acadia Calzada y Antoni Puig.

Por supuesto también, en primera fila, Sandro Rosell

¿Lo han ido a ver a prisión? ¿Se han interesado por él? ¿Han mantenido el contacto?

Por eso, ahora que todo el mundo debe huir de Sandro Rosell como de la peste voy a decir una cosa: Sandro Rosell es amigo mío.

Bueno, tampoco es que fuésemos de copas juntos o a cenar los matrimonios.

Ni tan siquiera estábamos en el mismo nivel socio-económico: yo soy de clase media. Nunca he tenido yate. Ni siquiera aspiro a tener menorquina.

Pero un día, tras una rueda de prensa, me lo presentó un amigo común y me dijo una cosa que me llegó al alma: “eres de los pocos que dice la verdad”.

Si me permiten otro ejemplo, como Tardà el día de la consulta de Arenys. Allà por el 2009.

Me vio currando en la improvisada sala de prensa cerca de las once de la noche -ya sólo quedábamos la ACN y e-notícies- y me dijo otra cosa similar: "Collons, Rius, ningú no podrà dir que no penques". ("Cojones, Rius, nadie podrá decir que no curras).

Se lo he agradecido desde entonces. Aunque ello no le ha evitado críticas porque una cosa es la simpatía personal y la otra el periodismo. Lo cortés no quita lo valiente.

Pues con Sandro, lo mismo.

Desde luego, si ha hecho algo mal que lo pague. Yo, en eso, no hago excepciones.

Y que conste que, a pesar de conocernos, no le pedí nunca favor alguno.

Un día fuimos toda la familia al Camp del Barça y ni siquiera le pedí entradas.

Era un partido contra el Español y compramos las más baratas porque éramos cinco.

 Nos pusieron en el gallinero. Al lado de los ultrasur.

Es una regla que, en esta profesión, intento cumplir a rajatabla: nunca pidas favores por si un día tienes que criticar.

Pero valga decir que él tampoco nunca me pidió o dio nada. Y de haberlo hecho le hubiera dicho que no. Salvo, obviamente, que fuera una noticia de interés para nuestros lectores.

Lo que no entiendo es que lleve casi dos años en prisión preventiva. Lo nunca visto en un delito económico.

Y, en su caso, con familia e hijas lo que demuestra su arraigo social.

Sí ya lo sé: los del proceso también tienen familia e hijos. Pero medio Govern se dio a la fuga y a ningún juez instructor se atrevería a correr riesgo semejante con los que se quedaron.

Incluso yo, que soy tan poco dado a creer en conspiraciones, creo que en Sandro Rosell hubo voluntad ejemplarizante. De encarnizamiento.

Si el Barça no hubiera jugado a favor del proceso -yo no lo hubiera hecho- quizá ahora él no estaría en la cárcel.

Cuando estaba en Soto del Real le escribí, simplemente para darle ánimos. No para pedir explicaciones.

Y cuando lo trasladaron a can Brians pregunté, a través de algún contacto, qué había que hacer para visitarlo.

Me dijeron que tenía que ser el propio interno el que lo solicitara y pensé que, entre ver a su mujer y ver a un feo como yo no hay color. O sea que no quise molestar.

Porque Sandro Rosell, a diferencia de otros, no ha tenido privilegios. Aquí no se le podía visitar con la excusa de ser un alto cargo o el director de TV3.

En fin, Sandro, en estas horas difíciles aquí me tienes para lo que necesites. Al menos dentro de mis posibilidades.

Seas o no culpable, para eso están los amigos.

 

PD/ Si lee este artículo le agradecería que transmita también mi apoyo a Joan Besolí. Su hijo quedó tretaplégico y no le dejaron ni verlo. La justicia debería ser también humana.

Publicidad

10 Comentarios

Publicidad
#9 Pan con tomate y jamón Ibérico, El Puig de la Guilla, l'Empordà, 26/02/2019 - 15:08

¡Vaya...! todavía quedan personas honorables en este miserable mundo... mis respetos por su gesto sr. Rius.

El caso de Sandrusco es paradigmático, hombre de negocios de la "zona alta" club que considera que las leyes no van con ellos y están para que las cumplan los de abajo, pero si además de hacer trampas te metes "en política..."

#8 Carlos, Barcelona, España, 26/02/2019 - 09:23

(II) Por cierto, el padre de Messi declaró, en su momento, de que su hijo era víctima de la hacienda pública puesto que jugaba en un club como el Barça que estaba a favor del "Procés". ¿Realmente alguien se lo cree? Por favor, usted pretende ser crítico, no la fastidie con este tipo de comentarios tan poco acorde con al realidad jurídica. Dura

#7 Carlos, Barcelona, España, 26/02/2019 - 09:21

(I) Sr. Rius, no sea tan poco naif. Que su Barça haya apostado por "el Procés" no tiene ninguna relación con el hecho de que el Sr. Rosell esté en prisión preventiva a la espera de celebrar el juicio. Ese "quizá" está de más. Respecto a su largo periodo en preventiva: existía un verdadero riesgo de fuga.

#6 Lo flabioler de Copenhage, Copenhage del Sud, 26/02/2019 - 08:49

Cómo que no conoce a nadie acusado por delito económico que haya estado tanto tiempo en prisión preventiva? No le suena un tal Luis Bárcenas?

#6.1 pepe, andorra, 26/02/2019 - 12:20

y te olvidas de otro pepero q estuvo mas de dos años en preventiva, un tal granados.....

#5 emilio borrella ortega, Mataro, 25/02/2019 - 22:13

Soc un lector teu i amic del Sandro.
L'he enviat a la Marta Pineda i els seus germans el teu article.
T'agraeixo molt en recordar-te d'ell. A títul personal