La Puntita · 8 de Febrero de 2021. 13:14h.

RAFAEL ELÍAS

Paté de campaña

Los catalanes, ansiosos por votar —ocho veces en los últimos seis años—, hemos entrado en la recta final de la campaña electoral, donde, entre codazos y empujones, el candidato socialista Mascar Illa se perfila como vencedor, a pesar de la foto de cartel, que parece que la haya enfocado Oriol Junqueras —ojo—. A Mascar Illa le avala el éxito mostrado frente a la pandemia el tiempo que ha estado de ministro, sólo superado en el globo terráqueo por sus homólogos de México, India y Brasil. Además, es un hombre que cae bien, y, sobre todo, apuesta por el diálogo, da igual que te den un golpe de Estado, hay que dialogar, eso hoy es lo más importante, y cosa ésa sustancial, que han aprovechado en el PSOE —finos estrategas— para intentar recuperar el trono de la Gene, aún a costa de Iceta. Mala noticia para los antifascistas y antirracistas indepes que soltaban por Twitter bromitas homófobas contra los bailes y danzas del bueno de Miquel, pues se han quedado ahora sin tema. En cualquier caso, si los números dan, no duden ustedes que los socialistas reeditarán ediciones pasadas con esos mismos indepes, que el masoquismo es cosa misteriosa y de ardua comprensión.

Me pierdo entre las opciones golpistas, ya no sé si el Motxo apoya a uno u otro partido; Junqueras —ojo— tampoco lo ve claro, en sus mítines sólo se habla del presidente aragonés, y no entiendo qué pinta Lambán en estas elecciones catalanas, tal vez sea por lo de Sijena.

La COVID marca la agenda —formalmente—, aunque en el fondo les importa un rábano, es una cuestión meramente superficial, a pesar de que la OMS ahora va y dice que las superficies no contaminan, que el problema son los contactos estrechos, que hay que eliminarlos. Llega tarde la OMS. Somos muchos los que llevamos años abogando por la eliminación de los contactos estrechos, que sabido es provocan confusión mental, aumento de la temperatura e intensos dolores de cabeza. O sea, jodernos la vida. Nada nuevo de la COVID.

A todo esto, va apareciendo menos por los medios Simón y su jersey con pelotillas —ahora lo hace la ministra Darias, también rodeada de pelotillas—, y es que se rumorea que tras las catalanas se van a fundir a Simón, y a mí que esto me da pena, había cogido aprecio a este hombre, tras esa primera apariencia de haber dormido en el coche —quién no lo ha hecho en sus años mozos—, se vislumbra un cachondo mental como pocos haylos. Vendría a ser algo así como el antihéroe de la comunicación, una figura inédita hasta ahora, embriagadora mixtura de voz e imagen, un crack. Para la historia lo siguiente:

—Hay que llegar a cero contagios. Es decir, sin tagios —bueno, igual no lo dijo, pero, se non è vero, è ben trovato—.

A TVMatrix le han prohibido citar las expresiones “presos políticos” y “exiliados”, cosa que ellos mismos se encargan de recordar cada equis minutos, para así burlar la orden. Es como aquel compañero cabronazo de clase que le decía a otro: “yo no digo que tú seas un hijo de puta, eh”. Tampoco gusta en la corpo que haya formaciones que les quieran cerrar el garito, esto es más comprensible —comprensible que no les guste y más comprensible aún que haya que cerrar TVMatrix—.

Y sigue la trituración de esta campaña —a modo de paté—, decía al principio que los socialistas se ven ganadores, entre sus argumentos más fiables me quedo con el del cumplimiento de sus promesas electorales. A modo de ejemplo: aseguraron que los ingresos de los jubilados aumentarían y el tiempo les ha dado la razón. Las cifras son espeluznantes.

Ciertamente el PSC lo tiene todo a favor, además, me han chivado que Mascar Illa se guarda un as en la manga. Un golpe ganador, definitivo y que le llevará de cabeza a la victoria.

Va a apostar por iniciar una etapa de diálogo con el SARS-CoV-2.

Insuperable.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Daniel, Tokio, Texas, 11/02/2021 - 01:21

Artículo magistral, desde el propio título hasta la frase final. Enhorabuena.

#1 Uno que os lee, Al sur de Waterloo, 09/02/2021 - 14:09

"Ridendo corrigit mores", Sr Elías. Felicidades por el texto. Intentemos ver la parte positiva de todo este carajal. El prusés ha tenido al menos dos virtudes: hacer aflorar grandes masas de población no pujolista/indepre, antes mudas, y a excelentes columnistas en periódicos provinciales (que no provincianos) como Ud. o Albert Soler.