Publicidad
La Puntita · 14 de Mayo de 2019. 18:46h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Por qué yo votaría a Albiol

 

Si yo viviese en Badalona votaría Albiol sin dudarlo. Con los ojos cerrados.

Me da igual que sea del PP, esté contra la independencia, sea españolista, perico o de la Peña.

En las municipales se votan candidatos y no siglas.

Y sólo hay que comparar los resultados de las últimas elecciones municipales: hay un trasvase de votos desde la izquierda.

En las del 2011 sacó 26.000 votos. Mientras que el PSC se estancó: obtuvo unos 21.000. Más o menos los mismos que en el 2007.

En cambio Iniciativa cayó en picado: perdió unos 4.000 votos. De 11.000 a 7.000. Seguro que más de uno se fue a Albiol. Si no no salen las cuentas.

En las elecciones del 2015 ya superó los 30.000 votos.

Sacó 15.000 más que su contrincante, Dolors Sabater.

Si finalmente llegó a alcaldesa es porque votaron juntos los Comunes, PSC, ERC, ICV e ¡incluso CiU!

Además, Albiol ha sido el primero en hablar de inmigración. Y sin tapujos.

Ya está bien de tanta tontería.

Los progres viven en el muno de Yupi.

¿Se acuerdan de las bandas latinas? En el 2006, con el tripartito, las reconocieron como ¡entidades culturales!

Era la época de Joan Clos como alcalde de Barcelona. Y Jordi Portabella, de teniente de alcalde. En la Generalitat mandaba el PSC-ERC e ICV-EUiA.

Ni que decir que ha pasado con las bandas latinas desde entonces. Ahora se pelean por el control del territorio o el tráfico de drogas. Ya ha habido más de un muerto.

Por eso, en aquella manifestación contra los menas de Castelldefels, uno de los asistentes gritó: “que fácil es hablar de inmigración desde el sofá de casa”.

En efecto. Para hablar de inmigración hay que convivir con ella.

No vale hacerlo desde la redacción de un diario, un escaño del Parlament -como Ruben Wagensberg- o un despacho universitario.

Miren, yo vivo en Martorell. Quiero decir que no es Pedralbes ni Sant Cugat. De hecho, en los pueblos de los alrededores nos llaman Martorruecos. Huelga decir por qué.

Oficialmente hay un 18% de inmigración. Pero es más porque los sin papeles no salen y los nacionalizados dejan de salir en las estadísticas.

Y en mi barrio, el casco antiguo, todavía más: debe ser el 30 o el 40%. Mis hijos han ido a una escuela pública con más de la mitad de alumnos extranjeros.

La clase política local prefiere llevarlos a una escuela concertada. No lo dicen pero es por la inmigración.

Yo ya he visto un nicab por mi calle. Y han intentado ocupar una casa próxima varias veces. Siempre magrebíes. O sea, que lecciones las justas.

Eso sí, tras las elecciones del 2015 llegaron a un pacto CiU y Esquerra.

82026-screensnapz006.jpg

¿Pueden creer que en las siete páginas del acuerdo de gobierno no había ni una palabra sobre inmigración?

Y eso que ahora ya nadie niega que tiene un impacto en la sanidad, en la educación, en las prestaciones sociales e incluso en la seguridad ciudana.

Por supuesto no se trata de criminalizar a nadie. Hay también personas honradísimas. Pero es evidente que las okupaciones, el top manta, los menas y los narcopisos están vinculados de una manera u otra a la inmigración.

Incluso algunas agresiones sexuales -como la de Santa Coloma o la de Sabadell- fueron perpetradas presuntamente por menas.

Por eso, simplemente se trata de no mirar hacia otro lado ni meter la cabeza bajo el ala.

Y la izquierda -política, mediática o intelectual- continua anclada en el pasado. Por eso se desangra electoralmente.

Con el independentismo se produce un fenómeno todavía más curioso: se ha convertido en hispanófobo pero en cambio es partidario del volem acollir.

Eso sí, después los menas están tirados por las comisarías de los Mossos.

Yo creo que lo de acoger menores en vez de devolverlos a sus familias o declarar los puertos catalanes abiertos a la inmigración -como hizo el consejero Alfed Bosch- es para demostrar superioridad moral respecto a España: los catalanes somos superguais. No como los españoles.

Pero hay todavía, si me permiten, otra razón a favor de Albiol: es el candidato antisistema.

Todas las élites de Badalona deben estar en contra suyo: Pilar Rahola -él filtró lo de la grúa-, Toni Soler, Òscar Camps -el de Open Arms- y hasta Enric Juliana, que de joven pasó por el PSUC y a veces aún se le nota.

En realidad, siempre le han tenido ganas.

Los medios, los indepes, la prensa, Sos Racismo. ¡Hasta lo llevaron al juzgado!

Evidentemente, ser del PP en Catalunya tampoco ayuda. Incluso deben tenerle envidia por el 1,92 de altura.

Pero, como siempre, una cosa es lo que piensa la prensa y otra los electores.

El pasado 16 de enero, para ver a Albiol sobre el terreno, fui a un acto prelectoral suyo en el mercado de la Salud.

En el trayecto desde la estación, el taxista ya me confesó que era de izquierdas pero que no votaría “a la Sabater”.

Luego me di una vuelta por las paradas y compré un par de calzoncillos. Por cierto, de primera calidad.

No miento: tengo el documento gráfico que lo atestigua.

screensnapz007.jpg

 

El feriante en cuestión lo deifinió con una frase castiza: “tiene un par de huevos”. Sin duda, un argumento electoral consistente.

En cambio, todo el resto de partidos siempre va en materia de inmigración con un lliri a la mà como decimos en catalán.

Bueno, ahora hasta Pedro Sánchez ha variado su política.

De acoger el Open Arms a no dejarlo salir. Esto lo llega a hacer Mariano Rajoy y lo crujen los mismos que ahora callan.

Con el agravante que la Generalitat ha hecho exactamente la misma política con CiU, con el tripartito, con Puigdemont y ahora con Torra.

La prueba es que todavía tienen a Oriol Amorós, que ya fue resposable de inmigración con el citado tripartito, vivendo del erario público.

Lleamos diez años sin hacer nada. Lo pagaremos carísimo.

Pero que conste, sin embargo, que mi apoyo a Albiol es hasta que llegué a la alcaldía.

Si llega porque tampoco lo va a tener fácil aunque el PSC le debe un favor.

Una vez alcalde le criticaré con toda la vehemencia que haga falta en el caso de que lo haga mal.

Suerte, Albiol.

Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#10 Oriol Martí, BCN, 24/05/2019 - 00:14

Ehem… ens està demanant de veritat el vot per a l'Albiol?

#9 JOSE MANUEL, BADAJOZ, 19/05/2019 - 17:49

Totalmente de acuerdo!

#8 Intelectual brutaaal, Tabarnia del Llobregat, 15/05/2019 - 17:56

En Cataluña hay 3800 menas y nos cuestan 250 euros por día. Las cifras son reales, no tengo palabras.

#7 Sergi Sergio, Barcelona, 15/05/2019 - 13:06

Bueno es lo que voto mayoritariamente la ciudadania de Badalona, gano claramente, pero resulta que luego se juntaron todos los demas (extrema izquierda, izquierda y separatistas) para que no saliera alcalde, asi son de democratas algunos.

#7.1 pepe, andorra, 15/05/2019 - 14:27

el sistema esta montado asi, el q gana es el q puede formar gobierno. Otra cosa es q no me guste, pero es lo q hay.

#6 botifler1914, Sinitaca, 15/05/2019 - 10:16

Lo que me gustaría vivir en Badalona para poder votarle!
En Barcelona por desgracia hemos de elegir entre susto o muerte.

#6.1 pepe, andorra, 15/05/2019 - 14:30

lastima q vosseler no consiguiera las firmas, pq era un gran candidato. Pero claro, si te llamas Garzon puedes comprar firmas a 0.50 y si te llamas Vosseler, tienes q ir buscandolas. Q para eso se hizo lo de las firmas en la transicion, no sea q un plebeyo ose llegar a la politica sin q se lo pongan muy dificil. a nuestros señores feudales.

#6.2 Angel, Barcelona, 24/05/2019 - 14:47

botifler1914, jajajajajaja ostias si! mira que lo tenemos complicado. Estamos entre susto o muerte!! tiene tela el tema... O Maragall (el nazi, el malo, no el bueno de la Bcn olímpica, abierta y moderada) o Nada Colau... para flipar. En fin... como consuelo decir, que no creo que puedan ser más malos que el Nazistorra.