Publicidad
La Puntita · 8 de Enero de 2019. 12:23h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

¿Qué Catalunya dejaremos a nuestros hijos?

Tradicionalmente se considera el 1333 lo mal any primer.

El primer año de la decadencia de Catalunya durante la Edad Media.

Se atribuye a una serie de malas cosechas, plagas, epidemias y hasta terrremotos.

Personalmente siempre he pensado que tuvo más importancia el factor humano.

La Guerra Civil de 1462-1472.

Aunque me temo que los historiadores más indepes prefieren la Peste Negra u otras causas.

Pero cómo debió quedar el Principado -que entonces tenía unos 400.000 habitantes- tras diez años de guerra entre el rey Juan II y la Generalitat.

El monarca hasta empeñó los condados del Rosellón y la Cerdaña para financiar la guerra. Costó mucho recuperarlos.

Y no es de extrañar que Francia se los quedara tras la Guerra dels Segadors. Le pusieron el caramelo en la boca.

En fin, a lo que íbamos.

¿Cuál es lo mal any primer actual?

La versión oficial fija el inicio del proceso en el 2010. Ahora hace ya casi nueve años.

La sentencia del Estatut

Yo creo más bien que es una de las múltiples posverdades del soberanismo.

Recuerdo la Diada del año siguiente, la del 2011.

Cubrí la manifestación de Esquerra.

Éramos cuatro gatos.

Apenas unas 10.000 personas según las crónicas del día siguiente.

Por tanto, el origen de todo no fue la sentencia.

¿2012, el año del giro soberanista de CiU?

Mas se fue a Madrid a pedir el pacto fiscal a Rajoy.

Entró catalanista en La Moncloa y salió indepe. Fue casi una conversión súbita.

En realidad, no fue una reunión, fue un ultimátum.

Mas ya iba lanzado tras la Diada de aquel año, la Vía Catalana, la primera multitudinaria.

Mientras que Rajoy tenía poco margen de maniobra.

Había salvado el rescate por los pelos en el 2012.

Ese verano la prima de riesgo había batido todos los récords: más de 600 puntos.

Tras regresar de Madrid, Mas salió a la Plaza Sant Jaume.

No se asomó al balcón como Macià, Companys o incluso Zapatero con el tripartito.

Sino a pie de calle: a la puerta principal.

Pero se dio un baño de masas.

Cinco días después convocó elecciones anticipadas.

Pensó que lo votarían todos y alcanzaría la anhelada mayoría absoluta

Craso error: perdió doce diputados de golpe. Ya nada sería igual

Además, CiU concurrió a aquellas elecciones pidiendo un "estado propio".

Pero ello no quería decir necesariamente la independencia.

Jugaban con la ambigüedad.

Baviera, Massachussets o Oaxaca son estados y en cambio no son estados independientes.

Quizá podemos retroceder también hasta la última legislatura de Pujol, la de 1999.

Fue una legislatura perdida.

En el fondo sólo sirvió para preparar el aterrizaje de Mas.

Pujol lo nombró conseller pimer en el 2001.

Ahí empezamos a dormirnos en los laureles en plena revolución digital.

Amazon se fundó en 1994. Facebook en el 2004. Twitter en el 2006.

O incluso a la reforma del Estatut de Maragall.

Nadie entonces pedía la refoma. Pujol lo prometió a ERC en 1980 -a cambio de sus votos- y luego se olvidó.

Pero Maragall se quedó a las puertas de la presidencia en 1999. Tenía que desplazar a CiU del eje catalanista para llegar a presidente.

Pactó con Esquerra.

Había preparado el terreno. El primer tripartito fue en el Senado en las elecciones del 2000. Y el primer tripartito municipal en un en Reus gracias a Ernest Benach.

Finalmente, el Estatut se aprobó -con mucho desgaste- pero hubo más abstención (51%) que votantes (49%).

A favor del sí hubo1,9 millones de votos. Más o menos los dos millones de personas que ha movilizado el soberanismo desde entonces. Son muchas pero no son suficientes.

En fin,  da igual si el inicio de la decadencia catalana actual fue en 1999, en el 2005, en el 2010 o en el 2012.

4963085523381442595846536331085551571042304o-1.jpg

 

Lo que sí sé es que será igual o peor que la de la Edad Media.

Sus efectos apenas han empezado a notarse.

Ahora sufriremos tres crisis sucesivas.

Primero, la crisis económica del 2008, que aún perdura.

Aparentemente estamos remontando.

Pero dijeron que aprovecharíamos la crisis para cambiar el modelo productivo y no es cierto.

Las grúas de la construcción han vuelto a aparecer en el horizonte.

Ello significa que somos básicamente tocho y turismo.

Bueno, hay otros sectores -biomedicina, por ejemplo- pero son minoritarios.

Insisto: construcción y servicios.

No nos hemos puesto las pilas en el inglés -llevo 20 años oyendo lo de la Catalunya trilingüe- ni se ha reformado la Administración de la Generalitat. Ni se han atrevido siquiera a tocar TV3. ¡Una tele pública con 2.000 trabajadores!

Luego está la crisis generada por el propio proceso.

No quiero entrar en polémicas pero ahora ya nadie duda de que más de 3.500 empresas trasladaron su sede social.

También las más importantes: CaixaBank, BancSabadell, etc.

Y lo peor: no tienen intención de volver. ¿Cómo van a volver con la inestabilidad política que hay?

El capital pide serguridad jurídica.

Finalmente está la crisis generada en Barcelona por la gestión de Ada Colau.

Inseguridad, okupaciones, top manta, turismofobia, incivismo, etc.

Yo diría que la imagen internacional de Barcelona empieza a resentirse a pesar de los cruceros.

¿Se acuerdan de aquel turista norteamericano que sufrió una agresión de unos manteros?

Llevamos carrerilla pero tarde o temprano lo notaremos.

Colau tiene demasiados prejuicios ideológicos para poder gobernar con solvencia.

Gobernar es también tomar decisiones. A veces dolorosas.

Sólo un ejemplo: el lunes pasé por por Plaza Catalunya.

El top manta desborda ya la estación de Metro y Cercanías -con los problemas de seguridad que conlleva en caso de evacuación- y se extienden al Paseo de Gracia.

Lo dicho: no una, sino tres crisis.

Agárrense que vienen curvas.

¿Qué país le dejaremos a nuestros hijos o nietos? No quiero ni pensarlo.

98dcbf28-3df4-4b00-9273-6123381d305e.jpg

Publicidad

21 Comentarios

Publicidad
#16 Guifré, Bcn, 09/01/2019 - 21:31

Los catalanes no podremos dejar ninguna Cataluña a nuestros hijos porque Cataluña no es soberana. Otra cosa sería que los catalanes pudíesemos decidir sobre nuestro futuro, pero hoy por hoy esta facultad sólo la disponen coercitivamente a 600 km de aquí.

#16.1 Polloloco, Tabarnia, 09/01/2019 - 23:28

Pobres esclavos catalanes. Puigdemont/Mandela, Mas/Luther King. Victimismo catalán. Sólo sabéis llorar. Los indepes habéis convertido la Cataluña emprendedora, liberal y risueña en un páramo. Os lo tenéis bien merecido. ¿Cataluña soberana? ¡Perdedores!

#16.2 Elteunom, Bardelona, 10/01/2019 - 13:24

Gafe, mucho me temo que tus hijos no heredaran cataluña, sino lo que no les roben tu y tus colegas con el impuesto de sucesiones y con vuestros salarios publicos.
Respecto al nombre y sus limitaciones geograficas, preguntale al musulman que mas cerca te quede y él asesorará inequivocamente.
No necesitas ponerlo a 600000 metros de ti.

#15 pepe, andorra, 09/01/2019 - 15:18

q dignidad puede tener una ciudad como Barcelona donde asesinan a un ciudadano q defiende a mujeres de las agresiones de unos narcos armados y q el mismo dia monta una manifa de 3500 personas pq han matado un perro q estaba mordiendo a un policia? Siento mucho decirlo asi, pero tienen lo q se merecen por cobardes y apoltronados. A cascarla.

#15.1 ME APRIETA LA BARRETINA, TABARNIA, 09/01/2019 - 17:59

Tienes razón pero, en este caso, este comportamiento no es por los nacionalistas sino por la estupidez general: Los asesinos son gitanos y ¡Cómo vamos a criticar a los pobres gitanitos! ¡Son víctimas de la sociedad racista! Sabrás que en La Douce France, le pays de mon enfance se les llama Gens de Voyage y no Gitanes…

De los moros... ni te cu

#14 pepe, andorra, 09/01/2019 - 15:17

lo siento pero me importa bien poco lo q os pase, aqui en Andorra se vive relativamente bien sin hembristas, sin pujoles y sin adoctrinamiento politico en las escuelas andorranas, el problema es vuestro y sois los españoles q vivis en la region de Cataluña los q teneis q espabilar, cada uno tiene el gobierno q se merece. Y si no, mirad a Francia.

#13 ME APRIETA LA BARRETINA, TABARNIA, 09/01/2019 - 13:04

2) marginación/promoción profesional, adoctrinamiento, multas. La mayor velocidad de ahora es sólo una cuestión táctica y circunstancial: siempre han sido/son así


Por ello, la idea de una Tabarnia (o Barcelona, o Barcinova) separada debería ser tomada muy en serio por aquellos que queremos una sociedad libre.

¿Alguien tiene otra solució

#12 ME APRIETA LA BARRETINA, TABARNIA, 09/01/2019 - 12:59

1) Con ser malo, lo peor de todo no es la lista anterior sino el arraigamiento del totalitarismo en la sociedad. Se lo debemos a nuestros amigos nacionalistas.

No creo ser nada pesimista al pensar que no hay nada que hacer con ellos pues SON totalitarios. Llevamos unos 40 años con sus mentiras, manipulaciones, prohibiciones, multas, intentos de