Publicidad
La Puntita · 28 de Agosto de 2019. 11:27h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

¿Quo vadis, Catalunya?

 

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, en su primera rueda de prensa tras las vacaciones, nos anunció que iban a denunciar al Gobierno español por los anticipos de los Presupuestos pendientes.

El solemne anuncio ya era sabido porque lo dijo el vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès, en su comparecencia ante el Parlament el pasado día 21.

A falta de pan buenas son tortas.

Algo había que soltar a los periodistas en la rentrée. Al menos un titular.

Luego alargó la comparencia hablando de un decreto de enfermería -del que informó también TV3-, un proyecto robótica, un contrato de mutuas.

Nada, peccata minuta.

Éste es un gobierno sin concierto, sin iniciativa política y sin liderazgo. En resumen: es un gobierno quemado.

Yo llegué unos minutos tarde a causa del chaparrón que cayó a media mañana en Barcelona.

Entré en la sala de prensa de Palau justo cuando acusaba al Gobierno de Pedro Sánchez de “incumplir las leyes”.

Casi me da un síncope. ¿Incumplir las leyes? Pero si lo dice un Govern que se ha pasado todas las leyes por el forro.

¡Tenemos un presidente procesado por desobediencia!

Y, la verdad, si el hombre se zumba, sale al balcón, vuelve a proclamar la República Catalana y lo procesan por algo gordo, vale

Pero no. ¡Lo han procesado por una pancarta! Por una simple pancarta.

Lo bueno, en todo caso, fue la respuesta de la consejera.

Hasta apelaba “al resto de comunidades autónomas”.

Los que no iban ni a las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Y acabó pidiendo “la reforma de la financiación”.

Los que proclamaban la independencia ahora piden un nuevo sistema de financiación autónomica.

De paso asumen que la República no existe y la competencia de la justicia española para dirimir conflictos. Supongo que también para las sentencias del Surpemo.

¡Los que se quejaban de que el Gobierno del PP judicializaba la política recurren ahora a los tribunales!

El Gobierno español alega que está en funciones.

Los indepes lo dejaron caer.

No les votaron los Presupuestos.

Aquí tampoco hay Presupuestos pero no convocan elecciones. ¡Nadie convoca elecciones para perderlas!

Tampoco sé porque lo dejaron caer.

Ahora Esquerra se muere de ganas de votarlo.

Pero lo peor no es esto.

Lo peor es que este mes de agosto Barcelona se ha caracterizado por la crisis de seguridad.

Aunque ahora la nieguen.

Media docena de apuñalamientos en plena calle en lo que llevamos de año.

¡Hasta asaltos a hoteles!

Dos diplomáticos víctimas de atracos: una alto cargo de Corea del Sur -lamentablemente fallecida- y al embajador afganés, que le robaron el reloj.

¡Esto no pasa ni en Afganistán!, debió pensar el hombre.

Repercusiones en la prensa internacional. Para la BBC hay una “oleda de delitos”, para el Frankfurter Allgemeine Barcelona es una “ciudad de ladrones”, para Le Figaro tiene “la tasa de criminalidad más alta de España”.

En TV3 les dieron un toque y se desmentían a sí mismos. La culpa era de “las redes”.

Encontraron a un experto que decía que en Londres hay más delitos. Claro, en la capital británica son más de ocho millones de habitantes y en Barcelona 1,6. 25785-screensnapz025.jpg

Luego utilizaron el lenguaje de siempre: “La delincuencia es multifactorial”, es necesario un “enfoque social y judicial”, no hay que "estigmatizar determinados colectivos”, la culpa es de la "desigualdad y exclusión social". Todo muy bien pensante.

Ni una palabra sobre menas o inmigración.

Pero el otro día de los diez detenidos por los Mossos, todos eran magrebíes.

Del top ten de los delincuentes más detenidos, nueve eran extranjeros. Tres también exmenas, por cierto.

El 90% de los multireincidentes entran por una puerta y salen por la otra.

¿Dónde está ahora el conseller El Homrani? ¿Y la titular de Justicia, Ester Capella? ¿O la directora general de Atención a la Infancia, Georgnia Oliva? ¿Quién se acuerda de las víctimas?

Aunque no lo quieran admitir supone la confirmación del impacto de la inmigración sin papeles en la seguridad ciudadana. Incluso de menas o exmenas. Y el problema irá a más.

Luego está el caso de la consejera de Agricultura, Teresa Jordà.

Al final se puso las pilas.

Pero cuando los afectados de los últimos incendios fueron a la consejería no los recibió nadie.

La consejera, por supuesto, tiene derecho a hacer vacaciones. Pero es que no los recibió ni un director general.

A continuación está el caso de la bomba de la Barceloneta.

¡Hay indepes que sospechan que la puso la propia Guardia Civil para joder a los bañistas!

O para que viniera un buque de la Armada a Barcelona.

Había uno que incluso auguraba que sería un espectáculo: “miles de peces muertos y la playa hecha un asco con un socavón impresionante”. 13752-screensnapz030.jpg

¿Un socavón? ¿En el agua?

Al final la detonaron a dos kilómetros de la costa. No pasó nada.

A la teoría de la conspiración se unió hasta el jefe de gabinete de Puigdemont, Josep Lluís Alay, que lo veía muy raro “tot plegat”.

Pero éste es -según la Wikipedia- doctor en historia por la UB, en Ciencias por Lovaina y en Física otra vez por la UB.

¡El frikismo ha alcanzado las capas altas del proceso!

O lo del piloto del Ejército del Aire muerto en accidente. Perdón: no murió un piloto, murió una persona.

Un miembro del secretariado de la ANC -para más inri de Esquerra- haciendo bromas sobre contaminación del lecho marino.

Hasta Rufián -en uno de los ataques de lucidez que le dan últimamente- ha afirmado que es un caso de “miseria mlral”. ¡Y es de su propio partido!

Pero el problema es que el proceso ha alentado este tipo de humor macabro. A ver quién la dice más gorda sobre los españoles.

Y ya sé que, obviamente, el Govern no tiene la culpa de todo.

Pero ellos han creado el caldo de cultivo.

Al fin y al cabo, tenemos un president que asocia España a la División Azul. Todos fachas.

Me juego una mariscada que también había catalanes.

Aunque el gran experto en la materia es el historiador gallego Nuñez Seixas -afincado en Munich-.

Tarde o temprano habrá que leer su libro “Camarada invierno. Experiencia y memoria de la División Azul, 1941-1945”.

Torra sigue pensando que los catalanes somos impolutos, unos angelitos, meamos colonia.

Primo de Rivera, tras su golpe de estado en Barcelona en 1923, fue despedido en olor de multitudes de la estación de Francia. 63499-screensnapz031.jpg

Y la burguesía catalana -incluidos los padres o abuelos de muchos dirigentes indepes- abrazó en su mayoría el franquismo.

También es verdad, en uno y otro caso, porque Barcelona se había convertido en “la ciudad donde matan por las calles”. Título ganado a pulso.

El comandante Busquets (1932-2001), un demócrata de toda la vida que estuvo en la cárcel durante el franquismo, explica en sus memorias (“Mlitares y democratas”, Plaza y Janés, Barcelona 1999) el caso de su tio José Busquets.

Un catalán de toda la vida. Militar republicano, se pasó tres años encerrado en la Modelo durante la Guerra Civi.

No se fiaban ni los unos ni los otros. Cuando ganaron los franquistas tuvo que pasar por un consejo de guerra. Petición de pena de muerte. Fue finalmente absuelto pero para redimirse le invitaron a enrolarse en la División Azul. Que remedio.

24843-screensnapz028.jpg En fin, no les molesto más.

He bautizado este artículo expresamente con el título de Quo Vadis, Catalunya.

Es un artículo memorable que publicó Pilar Rahola en El País el 4 de mayo del 2000 cuando ejercía el periodismo crítico.

Como ahora se dedica a otros menestres espero que no le sepa mal que le haya plagiado el nombre. rahola-paella.jpg

Lo jodido es que, desde entonces, han pasado casi 20 años y estamos no igual sino mucho peor.

Y en plena revolución digital. El resto de países no esperarán a que Catalunya alcance la independencia.

Vamos pendiente abajo. Es el principio del fin del declive.

Cuesta mucho subir pero es muy fácil bajar. 

Publicidad
Publicidad

14 Comentarios

Publicidad
#14 Oriol, BCN, 29/08/2019 - 14:25

Per cert, m'ha impressionat l'article de la Pilar Rahora que enllaça. No perquè tingués o no tingués raó -segurament en tenia en moltes coses-, sinó perquè sembla escrit per una altra persona.

#13 Oriol, BCN, 29/08/2019 - 14:21

En algunes coses té raó, però home, això que van a anar a acomiadar el Primo de Rivera "en olor de multitudes"... li asseguro que quan un dignatari xinès visita una ciutat tibetana també surt tothom a veure'l -ho he vist amb els meus propis ulls a Lhasa i a Shigatse-, i això no vol dir gran cosa...

#13.1 Protágoras, bcn.España, 29/08/2019 - 22:01

El Tibet "libre e independiente" era una miserable teocracia peor que la de los talibanes afganos en la que los clérigos tenían sometidos al campesinado en régimen de servidumbre. A lo mejor eso también tiene que ver con que se salude a los dirigentes chinos que han llevado igualdad y prosperidad.

#12 Javier, Barcelona, 29/08/2019 - 06:47

Decia uno...La soberbia no es grandeza sino hinchazón y por tanto malo para el cuerpo.
Cuida el texto Rius....no es en olor de multitudes...sino loor de multutudes...lo otro es el Metro.

#12.1 Blop, Bcn, 30/08/2019 - 11:04

Olor demultitudes es correcto incluso más que loor. Busque Vd

#11 Oscar, Barncelona, 28/08/2019 - 22:22

2000 catalans enrolats a la División Azul. La 1a baixa mortal un de Barcelona.

#8 José María, Sevilla, 28/08/2019 - 20:38

Señor Rius, no hace falta que se vaya a Munich: en la Rovira i Virgili tiene al profesor Xavier Moreno Juliá, autor de una espléndida monografía sobre la División Azul. Le animo a que publique una entrevista con él. Un saludo.