La Puntita · 29 de Diciembre de 2021. 10:02h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Salvador Illa o la última decepción

 

Mi última decepción en la política catalana se llama Salvador Illa.

Que conste que yo, al exministro, lo voté.

Y fui también el primero en proponer el relevo de Iceta por él si el PSC quería tener posibilidades de victoria.

Yo he votado casi de todo en la política catalana.

¡Hasta Romeva en unas elecciones europeas!

O a ERC en elecciones municipales.

Aunque luego te insulten o te veten el acceso a Palau.

Pero lo de Illa es ir dando palos de ciego.

Cuando llegó estuvo semanas pidiendo un debate de investidura.

Pese a que, en el ordenamiento político catalán, es la presidenta del Parlament la que propone el candidato.

O sea que, con Laura Borràs, no tenía opciones. Por no tener no tenía ni los votos necesarios.

Luego creó un gobierno a la sombra. Bueno, no está mal, pero Maragall -muy influido por la política británica- ya hizo lo mismo. La idea no era nueva.

Más tarde insistió en pactar los Prespuestos de la Generalitat. Por activa y por pasiva.

Se llevó innumerables zascas.

Pere Aragonès siempre insistió en que su primera opción era la CUP.

Y, cuando opta por una alternativa ante la falta de acuerdo, elige a ... ¡los Comunes!

En toda la boca.

Incluso a pesar de que los habían ninguneado para la Mesa del Parlament. De hecho los dejaron hasta fuera.

Todo sea por la foto.

Por eso, mucho me temo que Salvador Illa ha alcanzado ya su techo. Y que el famoso efecto Illa ha empezado a disolverse, poco a poco, como un terrón de azúcar.

Es cierto que ganó las últimas elecciones con 650.000 votos. Pero con eso no es suficiente.

Arrimadas consiguió más de un millón en las del 2019 y ya ven.

Y si no sube ya sólo queda bajar.

Además, los socialistas van por el mundo pidiendo perdón.

Desde la época de la LOAPA o incluso el caso Banca Catalana.

Son víctimas del marco mental heredado de Pujol.

Pujol podía gobernar sólo -y lo hizo con hasta tres mayorías absolutas- mientras que los socialistas necesitan otras fuerzas parlamentarias para poder gobernar.

Como con el tripartito: ERC, ICV y EUiA.

Mientras no superen los complejos no tienen nada que hacer.

Además, La Moncloa tampoco ayuda.

Pujol los puenteaba con Felipe González pero ahora es el propio Pedro Sánchez quien los utiliza de muleta.

Obviamente a Sánchez le interesa más mantenerse en el poder que la Generalitat. Por eso están condenados a ir de segundones.

Hay un último problema: el propio carácter de Salvador Illa.

Es un buen tío pero le falta un poco de mala leche para moverse en las procelosas aguas de la política catalana.

Es un firme partidario del diálogo. Yo, también.

Pero primero gana las elecciones -y hazlo holgadamente- y luego ya dialogarás.

El diálogo no es poner la mejilla una y otra vez.

La prueba definitiva es los pactos que ha alcanzado para renovar la CCMA después del no a los Presupuestos.

Nadie sabe a ciencia cierta a cambio de qué porque si es para colocar a cuatro socialistas (Lluís Garriga, Gemma Ribas Carme Figueras y Enric Casas) no valía la pena.

Ni siquiera han aprovechado que el independentismo se había quedado en minoría en el CAC para poner los puntos sobre las íes.

Lo que necesita la Corpo es un cambio de arriba a abajo.

Y, en una entrevista el pasado lunes en El Periódico, todavía decía que TV3 merece una segunda oportunidad.

No, lo que necesita TV3 es que alguien entre a saco.

Pero, al fin y al cabo, los socialistas también dejaron la televisión pública fuera del 155 lo que permitió mantener la tensión del relato.

Mientras vayan con pies de plomo no harán nada bueno.

 

Publicidad
Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#10 Marcial Heredia, el circo de la tele, 30/12/2021 - 11:34

En el Sanchopancismo imperante Illa no puede sobrevivir, Sánchez es el niño en el bautizo y la novia en la boda (el muerto en el entierro, por supuesto, seremos nosotros). Illa no es ná de ná, un mindundi, y en esa ideología hueca basada para y por el poder, no podrá sostenerse. Cuando Pedro sea el delantero centro del Clásico, le dará el patad

#9 CAGATS, Barcelona, 30/12/2021 - 09:12

JA NO ENGANYAN A NINGU

A "EL TONTO UTIL" fa temps que li ha queigut la caruta
I ara s'han convertit en la VERGONYA DELS SEUS VOTANTS

Pot ser esperen que els votin els indepes ?

#8 Tabarnés puro, Barcino, 30/12/2021 - 09:05

Los socialistas son unos arrastrados. En Madrid se arrodillan ante los deseos del wapi ególatra y en Cataluña limpian, pulen y abrillantan los zapatos del nacionalismo etnicista más casposo de Europa. En fin, hay que comer cada día y la paguita es la paguita. Vivan los ideales.

#7 Joan Ferrandis, Barcelona, 29/12/2021 - 23:46

El PSC siempre se ha mostrado acomplejado ante los nacionalistas y no sabe hacer una crítica política a los partidos de la oligarquía ultranacionalista, esto es, Junts, ERC y la CUP, ni tampoco a En Comú Podem por alinearse con esa oligarquía ultra y con el país totalitario que propone la misma.

#6 Alejo, BCN, 29/12/2021 - 20:07

Sin la ayuda y complicidad del PSC el nacionalismo se hubiera quedado en 3 gatos, pero solo estamos donde estamos por culpa del PSC.