Publicidad
La Puntita · 23 de Abril de 2019. 22:55h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Vox cabalga

 

Ahora voy a decir una cosa: la ausencia de Vox de los debates televisivos no les perjudica especialmente.

Santiago Abascal no tiene que rendir cuentas. Y previsiblemente sería un cuatro contra uno.

Al fin y al cabo en las elecciones del 2016 sólo obtuvieron 46.000 votos.

No tiene experiencia ni en debates televisivos ni parlamentarios.

Es una incógnita su papel en un programa de este tipo.

Dicho con todo el respeto por el candidato.

No es fácil, con la actual Ley Electoral, crear un partido desde cero con posibilidades de éxito.

La afirmación sirve también para Albert Rivera (Ciuadanos) o Pablo Iglesias (Podemos).

Mi respeto para todos ellos más allá de sus respectivas ideas políticas.

Pero, en efecto, no es lo mismo un míting ante un público entregado que un debate en directo.

En resumen: Abascal tenía más de perder que de ganar.

Su electorado parece que tiene ya el voto deciddoo y está muy motivado. Sólo hay que ver que llenan los mítines allá donde los hacen. Es casi el único partido que hace actos de gran formato.

Además, en estos comicios es el partido antisistema. En cierta manera ya les va bien no salir en los medios convencionales.

Hay una realidad subterránea más allá de la prensa, la radio o la televisión. Y el electorado de Vox se mueve como pez en el agua en las redes sociales.

En Andalucía consiguieron doce diputados -representación en todas las provincias- sin salir en televisión.

Felipe González ya dijo en los años 90 que una cosa es la opinión pública y la otra la opinión publicada.

El fenómeno no ha hecho más que agrandarse con la irrupción de internet.

Ha habido varios ejemplos en los últimos años.

Trump ganó contra pronóstico. De hecho ganó con todos los grandes medios de comunicación en contra: el New York Times, el Washington Post, la CNN. Gracias a las redes sociales.

La mayoría de medios de comunicación apostaban -o apoyaban decididamente- la continuidad del Reino Unido en la UE. Ganó el Brexit.

El gobierno colombiano sometió en el 2016 el acuerdo con las FARC a referéndum. Imaginen: la paz al alcance de la mano tras cuarenta años de terrorismo. Lo perdió.

En esto los catalanes sabemos un rato.  Fuimos pioneros.

En el 2012, Mas avanzó las elecciones pensando que arrasaría. Era al inicio del proceso.

Tenía el apoyó de los dos grandes grupos de comunicación: uno público (la CCMA: TV3 y Catalunya Ràdio) y el otro privado (el Grupo Godó: La Vanguardia, Rac1 y 8tv).

¡Perdió doce diputados de golpe!

Aquí también me ha parecido detectar una cierta inclinación de los medios hacia Pedro
Sánchez (El País, El Periódico, incluso La Vanguardia).

Todos se refieren a PP, Ciudadanos y Vox como la "derecha" o "las derechas". En tono despectivo. Ha asumido el lenguaje de la izquierda.

Hasta cierta punto es normal: es el presidente saliente y va primero en las encuestas.

Más vale apostar a caballo en teoría ganador.

Y mejor no entrar en temas económicos (publicidad, subvenciones, créditos) pero es evidente que la prensa escrita no pasa por su mejor momento

Pero si el próximo domingo hay un vuelco electoral -como en Andalucía- o un resultado sorpresa de Vox confirmará lo que digo.

Mi quiniela personal es que Sánchez ganará pero no gobernará. Como le pasó a Mas en el 2003 y en el 2010.

La historia suele repetirse. También la electoral.

Otra consideración: no se fíen de las encuestas.

Hace ya muchos años, ecuerdo que el líder del PSC Miquel Iceta dijo que "no sirven para detectar la opinión sino para crearla".

Fue en el típico off the record tras una rueda de prensa en la antigua sede de la calle Nicaragua. Yo estaba. Me quedó grabada la frase como pueden ver. Me permitirá Iceta la indiscreción después del tiempo transcurrido.

Se refería a que se utilizan más para favorecer un candidato afín que para acertar un resultado. Sospecho que veremos algún ejemplo tras el 28-A.

Porque también en este caso Vox tiene mucho voto oculto. Al PP ya le pasaba en Catalunya. Luego casi siempre obtenía mejores resultados que los pronosticados por los sondeos.

Y lo mismo -o más- pasará con Vox: si a un votante de este partido le llaman por teléfono a casa difícilmente confesará a un desconocido que votará Abascal.

Aunque una de las cosas que me sorprendió de las elecciones andaluzas -en un reportaje creo que en La Sexta, que no es preciesamete proclive a esta fuerza política- es que los asistentes a un míting iban a pecho descubierto, sin esconder sus preferencias.

Incluso con orgullo: eso explica mucho del éxito de Vox en apenas un par de años desde las últimas elecciones generales.

Hay una corriente subterránea que ha pasado desapercibida para los expertos, los sabiondos y el resto de partidos. Como en el resto de Europa.

Creo que la formación ha conseguido que una parte importante del votante medio español se identifique con él. En su tiempo, las clases medias golpeadas por la crisis se identificaron con Podemos. De ahí su éxito: cinco eurodiputados en las primeras elecciones europeas a las que concurrieron.

A ello hay que añadir dos temas claves: el proceso y la inmigración. Los abogados de Vox parecen muy despistados en el Supremo o hacen preguntas irrelevantes pero es evidente que el citado proceso ha catapultado el partido como en su día catapultó a Albert Rivera.

Y la inmigración. Recuerden que en la localidad almeriense de El Ejido -con un 30% de inmigración- fueron primera fuerza política. Hay una evidente relación causa-efecto.

Ayer, en el debate, hasta el presentador de Antena 3 Vicente Vallés empezó preguntando a Pedro Sánchez sobre las devoluciones en caliente y las concertinas.

El candidato del PSOE, partido que ha dado tumbos en la materia, respondió cómo pudo. Mientras que Pablo Iglesias habló de los derechos humanos y cerrar los CIES.

Señal que en Galapagar -o al menos en su barrio- hay poca inmigración.

Sólo Pablo Casado y Albert Rivera hablaron sin tapujos del tema. Saben lo que se juegan.

Vayan a cualquier localidad con un elevado porcentaje de población extranjera y pregunten a los autóctonos -en alunos casos ya en minoría- qué piensan de la inmigración o incluso de los refugiados. Y luego me cuentan.

Yo lo he hecho con algunos barrios y localidades catalanas -ca n'Anglada, Sant Llorenç, Salt, Rocafonda-. Aquellos sitios a los que no va TV3, ni el Síndic de Gregues -más preocupado ahora por la final de Berlín- ni la prensa bienpensante.

Que fácil es hablar de la inmigración desde un despacho o desde un plató de televisión. Lo difícil a veces es convivir con ella 24 horas al día.

  96351-screensnapz010.jpg

Publicidad

27 Comentarios

Publicidad
#15 Judith, Barcelona, 25/04/2019 - 11:28

Cada vez es más comentado el hecho de que la subida de VOX es parecida a la "explosión" de Podemos en las anteriores elecciones. La diferencia es que Podemos se nutría sobretodo de voto más bien de izquierdas. Vox (además de derechas) arrancará votos tambien de la izquierda desencantada.

#15.1 Jordi BR, L'H, 25/04/2019 - 11:49

Estoy deacuerdo en parte contigo, con la matizacion, que creo que Podemos arrancó mucho voto de gente que habitualmente se abstenía; y creo que VOX básicamente cazará votos de otras formaciones; y estoy deacuerdo que será una explosión, aunque creo que en Catalunya no va a ser así, creo que Cayetana ha conseguido tapar esa vía

#15.2 pepe, andorra, 26/04/2019 - 11:44

cayetana no creo q haya tapado la inmensa traicion del PP a sus votantes, yo al menos no lo olvidare jamas y se lo recordare a cualuquier primo al q se le ocurra votar a estos felones y traidores, hablan muy bien, pero obras son amores y no buenas razones y cayetana, solo llega quince años tarde. Espero q el PP siga el mismo camino q la UCD.

#14 Sharp, Tarragona, 25/04/2019 - 10:04

Vox es el mensajero de un "mensaje" que ha ido calando en el electorado, que generalmente votaba al PP y a otros. Como el mensaje descoloca a los políticos del sistema, la respuesta erronea es "matar al mensajero!. Esto, está mas que estudiado e nlos tratados de comunicación y allí se dice: Matar al emnsajero es un error". Hay que neutralizar el

#13 Pere que tomba, BCN, 24/04/2019 - 19:39

Però que no diuen els que sempre parlen de "charnegos desagradecidos" y arrufen el nas davant els "catalanes-catalanes" que la gent de fora va aixecar el país?

#12 Harto de feministas bolcheviques, Novobirsk, 24/04/2019 - 19:04

Yo voy a votar a Vox solo por ver como le le explota la neurona unica a Elisa Beni en directo

#11 El peluquin de Ximo Puig, Pelusia, 24/04/2019 - 19:01

La derogación de la inconstitucional LIVG es lo que va a llevar a Vox mas alto de lo que se creeen todos los progres de pensamiento único. Hombres y mujeres por igual entienden que la ley no puede aplicarse de modo distinto segun el sexo. Esa es una idea que no depende de que seas de izquierda o derechas, es de justicia sin mas.