Publicidad
La Puntita · 21 de Abril de 2019. 09:32h.

JOAN FERRAN

Joan Ferran

...Y en Vox te convertirás

No pretendo ser agorero pero de extrema derecha reaccionaria la hay, la hubo y siempre la habrá. Está presente en nuestras calles e instituciones por mucho que, cuatro mozalbetes encapuchados, se empeñen en gritar y embadurnar paredes con slogans ‘antifascistas’. Estamos, desgraciadamente, ante un fenómeno de ámbito mundial. De reaccionarios ultraderechistas los hubo antes de que Hitler y Mussolini llegaran al poder, de que Franco se sublevara contra la República o de que Ian Douglas Smith declarase unilateralmente la independencia de Rodesia. Jean Touchard, en su ya clásica obra ’Historia de las ideas políticas’, nos contaba como Charles Maurras, en Francia, difundía su ideología mediante Action Française; o como Gabriele d’Annunzio predicaba las bondades de la República del Fiume a principios del siglo XX. En España el integrismo reaccionario lo hayamos tanto en el carlismo del XIX como en el Partido Nacionalista Español del doctor Albiñana, tanto en los escamots de Dencàs y Badia como en la prédica de Vázquez de Mella… Para referencias solventes acerca del pensamiento reaccionario, o la extrema derecha española o europea, les remito a la obra escrita de profesores solventes como J.L. Rodríguez o Ferran Gallego.

Insisto, extrema derecha la hubo y la habrá. Y VOX no deja de ser una reencarnación actualizada de aquella vieja filosofía reaccionaria de la política y la vida que reaparece en tiempos de zozobra. Pero, al hilo de lo expuesto, permítanme una precisión: El peligro no radica en la presencia y la actividad de VOX, sino en la mutación que provoca en otros. Me explicaré; entre las filas del llamado constitucionalismo español encontramos a socialistas, liberales, democristianos, izquierdistas e, incluso, nacionalistas periféricos moderados. Todos ellos están inmersos hoy en una carrera por conseguir un buen rédito electoral en las próximas elecciones. Legitimo pero… ¡Ay! El auge y éxito mediático de VOX ha generado en algunos deseos de emulación y mimetismos varios. Tanto es así que, más allá de pactos alcanzados en Andalucía, tanto Rivera como Casado han adoptado el lenguaje bronco de la extrema derecha y de su líder Abascal. Sí, ese lenguaje que menta la sangre, el terrorismo, la traición y la falsedad entre otras lindezas. Fatal, abandonar el centro político y la ponderación es fácil, volver a él es complicado porque la ciudadanía tiene memoria y encasilla. El problema de fondo no radica en los posibles pactos entre las fuerzas de derecha españolas, sino en la asunción, por parte de Cs y Partido Popular, del discurso, los planteamientos y el fondo ideológico de VOX. Recuerdo aquel viejo refrán español que reza: ‘Dime con quién andas y te diré quién eres’. Desgraciadamente parece convertirse en realidad.

Si Rivera y Casado siguen actuando como hasta el momento presente, dejarán de ser derecha civilizada y moderna homologable con otras europeas. Han iniciado la senda que les lleva a convertirse en un sucedáneo de VOX. Una pena.

Publicidad

12 Comentarios

Publicidad
#10 Xavi, Barna, 27/04/2019 - 13:18

En Vox te convertirás por la casa de 600.000 € de Pablo Iglesias, por la Tesis Fake de Sánchez y el enchufazo de su mujer, por los ricos ministros del PSOE Celaa, Duque,etc con sociedades patrimoniales, por el apoyo de Zapatero al dictador Maduro, por los ERE de Andalucia y por pactar con partidos que quieren destruir España.

#9 Ciudadano X, Barcelona, 26/04/2019 - 17:38

Debe ser que los golpistas no son extremistas; los que hacen manitas con Maduro y Otegi tampoco son extremistas; los que pactan con estos anteriores tampoco lo son; el PNV del pirado de Sabino Arana tampoco es extremista; PACMA tampoco debe ser extremista... La explicación del auge de VOX indica que a mucha gente no le gusta lo anterior...

#8 Perico, Matadepera, 25/04/2019 - 12:22

Y el PSOE, al menos el encabezado por Sánchez y su sombra Iceta, se ha convertido en el paradigma del amor al poder por el poder -lo que le hace capaz de convertirse en el Judas que vende España a los nacionalismos-, del oportunismo cortoplacista y de la mediocridad.

#7 andreu, Barcelona, 25/04/2019 - 11:43

Rivera s'ha carregat a Ciutadans. El que podria haver estat un partit de centre modern i liberal ha esdevingut una penya de fans d Albert sense ideologia i momes quatre missatges teatrals .Una pena, Espanya precisa quelcom al centre dreta per fer de frontissa.

#6 A., Barcelona, 22/04/2019 - 13:47

Si. Ultraderecha siempre habrá. Igual que estalinismo, polpotismo y maoísmo. Aunque cierta izquierda haya comulgado con ello hasta hace muy poquito y lo haya disfrazado de antifascismo. La democracia liberal es el mejor sistema pero es débil frente a populismos y hay que cuidarla. Y es la responsabilidad de los partidos centrados cuidarla.