Publicidad
La Puntita · 11 de Agosto de 2019. 12:10h.

XAVIER RIUS

Director de e-notícies

Yo no quiero acoger el Open Arms

 

Todavía recuerdo aquel Salvados que le dedicó Jordi Évole a Open Arms.

Todo iba bien hasta que al final del publirreportaje uno de los tripulantes del Astral dio en el clavo sin quererlo.

“Los sueltan, los esperan aquí y saben que vendremos”, decía.

“Les hacemos la vida más sencilla a los traficantes”, reconocía.

Inlcuso recordaba que “llevan el mismo Iphone que tú”, le explicaba al reportero.

De hecho admitía también que la tarea de Open Arms les permitía reutilizar la barcaza y el motor.

Por tanto, hacer más viajes al día de “130 o 150 personas cada uno.”

Los traficantes de personas sólo tenían que abandonar la embarcación repleta de gente en aguas internacionales -a 18 millas de la costa- y hacer una llamada.

Luego ya los recogían las ONGs.

Al final el propio Jordi Évole preguntaba a Òscar Camps, el fundador de Open Arms: “¿Ahora qué va a pasar con estas personas?”.

“No nos toca pensar ahora en esto, estamos aquí para sacarlos del mar”, respondía.

“Si yo me preocupo del futuro de esta persona dejo de hacer esto”, confesaba.

Pues es exactamente lo que hay que hacer.

Era el 5 de julio del 2016.

Sólo en un día habían rescatado 4.500 personas.

En el 2015 habían llegado a Europa 800.000 inmigrantes o refugiados.

Ninguno de ellos habrá sido devuelto a su país.

En primer lugar porque para ello necesitas la colaboración del interesado y de las autoridades del país de origen.

Y nadie confiesa su nacionalidad tras haberse jugado el cuello en el Mediterráneo.

Pero es precisamente lo que habría que hacer.

Por supuesto, no puede morirse nadie en medio del mar. Son seres humanos. Y es un drama.

Aunque me vienen a la cabeza aquellas palabras de Manuel Valls -uno de los pocos socialistas con ideas claras en este asunto-: pronunciadas en noviembre del 2015: “Europa no puede acoger a todo el mundo”.

Hasta el Gobierno del PSOE ha modificado sensiblemente su política. El propio Pedro Sánchez dijo en su debate frustrado de investidura que había que combatir la “inmigración irregular”. Algo inaudito hasta la fecha.

Es curioso, cuando lo dijo no oí a Pablo Iglesias ni a Gabriel Rufián -ansiosos de llegar a un acuerdo- replicar.

No se puede dejar la política de inmigración de la UE en manos de las ONGs. O todavía peor: de la prensa.

Políticos y periodistas suelen vivir en barrios bien. No conozco a ninguno que se haya ido a vivir a Salt.

Torra reside en la zona alta de Barcelona. Y Puigdemont se ha instalado en lo localidad pija de Waterloo. No en el barrio musulmán de Molenbeek.

Europa tiene que controlar sus fronteras. Como lo hace Estados Unidos. Con Trump o como hacían con Obama.

No hacerlo sólo explica el auge de la extrema derecha, que sube como la espuma: 21% en Francia, 12% en Alemania, 17% en Finlandia, 21% en Dinamarca, 13% en Holanda, 50% en Hungría -lean a Sandor Marai: explica el proverbial miedo a los otomanos-, el 26% en Austria o el 37% en Polonia.

El último toque de atención ha sido el más de 10% a Vox.

No se engañen la extrema derecha actual -quizá mejor llamarla derecha extrema- no es como la de los años 30.

Son clases medias o populares decepcionadas con la izquierda por su buenismo en inmigración.

Por eso yo no quier acoger el Open Arms.

Insisto: no puede morirse nadie en medio del Mediterráneo. Pero habría que devolver a todos a sus países de origen.

¿No decían siempre derechos pero también deberes?

En fin: ustedes eligen o el Open Arms o Matteo Salvini.

Por eso sube la extrema derecha en toda Europ

Y, a este paso, el ministro italiano del Interior sacará mayoría absoluta.

Le están haciendo la campaña. Y gratis. Luego no se quejen.

Publicidad
Publicidad

36 Comentarios

Publicidad
#22 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 16/08/2019 - 22:41

Aquí está la clave: "Sólo en un día habían rescatado 4.500 personas."
¿Cuántas pateras son 4.500 personas? ¿Todas naufragan? Si no es así eso no es salvamento, es colaboración en tráfico de personas. Vamos que son negreros disfrazados de ONG.

#21 Jordi Hernandez, Barcelona, 16/08/2019 - 22:33

A todos aquellos que están pidiendo acoger, y cuelgan pancartas en su balcón con el lema "volemacollir"
A todos aquellos que piden más inmigrantes, a todos aquellos que están encantados con el top manta, los menas, etc tengo sólo una pregunta para ellos.
A cuantos tenéis acogidos en vuestra casa?

#20 Pan con tomate y jamón Ibérico, Free Tabarnia, 16/08/2019 - 19:36

En Túnez, Argelia y Marruecos también hay puertos seguros.. si ya sabemos que el billete era para Europa... pués que la mafia les devuelva el dinero...

#19 José Manuel Magallon, Zaragoza, 16/08/2019 - 12:24

Hay un hecho evidente que ya no escapa a la ciudadanía europea y es que estos barcos son cómplices del trafico de seres humanos y entre otras financiaciones públicas que perciben también de la Open Society.
África no cabe en Europa y Europa es cristiana.

#19.1 Finsescoions, Blanes, 16/08/2019 - 14:36

Jo no vull una Europa cristiana, però molt menys musulmana....
No vull tornar a la edat mitjana!!!!

#19.2 Pan con tomate y jamón Ibérico, A mi me gusta el jamón..., 16/08/2019 - 19:47

Dejemos la cosa en una Europa de raices cristianas pasada por el Renacimiento, la Ilustración y la revolución francesa... es decir, una Europa libre...

Con lo que nos ha costado desembarazarnos del poder de los curas... no vamos ahora a caer en poder de los ayatolás...

#18 Rafael, Barcelona, 16/08/2019 - 09:16

Elijo Salvini. Cuando mi barrio deja de ser mi barrio y me siento como un extranjero, existe un problema. Y mi identidad desaparece ahogada entre identidades africanas y musulmanas. Ellos siguen llegando. Tienen el triple de hijos. Reciben todas las ayudas. O reacciono o desaparezco.